Política y Sociedad XXVI Congreso Nacional de Derecho Sanitario

Las empresas de Fenin promocionan sus productos con garantía de Autocontrol

La mesa titulada ‘Publicidad y Promoción de Productos Sanitarios‘, organizada por la Federación de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) en el marco del XXVI Congreso Nacional de Derecho Sanitario, ha confirmado que las empresas asociadas a esta Federación promocionan sus productos con la garantía de la certificadora Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial (Autocontrol).

Esta aseveración se produjo en la mencionada cita desarrollada en Madrid por la Asociación Española de Derecho Sanitario (AEDS), en una sesión, celebrada tras la primera jornada del 17 de octubre, cuyo objetivo fue mejorar el conocimiento y cumplimiento de la regulación aplicable a la publicidad de productos sanitarios.

Pablo Crespo de la Cruz

Comunicar con ética y estética

El director de Legal de Fenin, Pablo Crespo de la Cruz, moderó la mesa desde la convicción de que son la transparencia y el buen hacer lo que construye los grandes sectores industriales.

Como primera en hablar, la directora técnica de la Federación, María Aláez Usón, explicó las condiciones de autorización de la autoridad sanitaria, a través de las autorizaciones previas CPS que otorgan las autoridades sanitarias autonómicas.

Como preámbulo, esta directiva recordó que está prohibida por ley la publicidad directa al público cuando se trata de productos implantables activos, están financiados por el Sistema Nacional de Salud (SNS) o son para uso de los profesionales sanitarios, amén de los de diagnóstico genético, a diferencia de la comunicación técnica que se dirige a los profesionales sanitarios, que no precisa autorización

María Aláez Usón

María Aláez Usón resumió la legislación a tener en cuenta, con mención a la Ley 1/2007, de defensa de los consumidores; la 7/1998 de condiciones generales de contratación; la 7/1996 de ordenación del comercio minorista; la 3/1991 de competencia desleal; la 34/1988 general de la publicidad; la 34/2002 de servicios de la sociedad de la información y la comunicación; y la 3/2018 de protección de datos personales, y garantía de los derechos digitales

Este es un marco regulatorio al que esta directiva atribuyó una simplificación normativa destinada a lograr un mejor control de la publicidad desde los principios de la declaración responsable y la autorización previa a la difusión.

Real Decreto a la vista

Aláez Usón explicó que, en agosto de 2018, se publicó petición de captación de ideas para un nuevo real decreto que regule la publicidad de productos sanitarios con actualización del marco legal sobre el tema. Aunque aseguró que aún no trascendieron los borradores del texto legal, considera que hay muchos agentes interesados en que se abra el periodo de audiencia pública para conocer los nuevos detalles y para poder hacer alegaciones, si procede, especialmente, precisó, en lo que venga a determinar en materia de publicidad en Internet.

Compromiso ineludible

Aláez Usón expuso, igualmente, que Fenin se sumó sin reservas al compromiso de  hacer publicidad de forma responsable, veraz y leal, para ajustar los mensajes al criterio legal vigente.

Así, la Federación trabó contacto con la entidad acreditadora Autocontrol para la firma de un compromiso que iluminara el camino a las empresas del sector. Esta colaboración hizo posible el sello Autocontrol Fenin, que aplica la metodología Copy Advise.

Este procedimiento permite la diferenciación entre comunicaciones a profesionales sanitarios y el público general, a partir de un enfoque multicanal para medios audiovisuales, impresos y digitales, según repasó Aláez Usón.

Esta dinámica implica la revisión de la promoción de los productos sanitarios en todos los territorios, para evitar posibles infracciones y sus costes derivados, lo que supone una garantía de fiabilidad de los contenidos que genera confianza en los consumidores, mientras que las Administraciones públicas también crecen en confianza sobre el comportamiento público de las empresa, al ser una ayuda al desarrollo regulatorio, según esta ponente, porque el planteamiento es compatible con las autorizaciones oficiales.

María del Rosario Fernando Magarzo

Garantía de Autocontrol

La subdirectora general de Autocontrol, María del Rosario Fernando Magarzo, explicó que esta entidad aúna a anunciantes, agencias de publicidad y medios, grupos mediáticos y asociaciones sectoriales con capacidad de otorgar 20 códigos de corresponsabilidad en materia publicitaria, como el de Fenin.

Se trata, según las palabras de María del Rosario Fernando Magarzo, de una estrategia multisectorial común en muchos países para añadir más exigencias que las meramente legales a los contenidos publicitarios, mediante revisión previa.

Esto, hasta ahora, mereció, según Fernando Magarzo, la consecución de 34 convenios con Administraciones públicas, estatales y progresivamente autonómicas, además de merecer la confianza de 600 empresas asociadas y la colaboración con un total de 4.500 compañías.

Un jurado de prestigio

Citó también esta directiva el código de conducta y el trabajo vinculante del jurado de Autocontrol que aplica el Copy Advise, que valida no solo las campañas publicitarias terminadas, sino los esbozos y propuestas creativas.

Del jurado de Autocontrol, Fernando Magarzo elogió su prestigio al estar compuesto por exmagistrados y especialistas en Derecho de Consumo, Marketing y Publicidad para garantizar su independencia. Entiende, también, que el propio sello Fenin-Autocontrol es un valor de marketing en sí mismo de cara a la opinión de los consumidores y la Administración.

Al avanzar en su exposición, Fernando Magarzo cifró en 37.000 los anuncios revisados, con el cálculo de que llegarán a los 42.000 anuncios en el año en curso.

Ampliación del Copy Advise

También dijo esta ponente que Copy Advise no solo vigila el cumplimiento de la legalidad de la publicidad de los productos sanitarios, sino que vela, además, por la publicidad respetuosa en general, y comentó que se amplía con nuevos servicios del equipo humano de Autocontrol, compuesto por 100 personas, con los servicios de Copy Cookies y Data Advice.

Autocontrol recibió hasta la ponencia de Fernando Magarzo 9.500 reclamaciones de personas físicas y jurídicas, con un total de 4.400 casos tramitados diligentemente, 180 de ellos en 2018.

Sobre Autocontrol Fenin, esta ponente explicó que su trabajo debe ser preferiblemente anterior a la solicitud del CPS para un anuncio, además de suponer documentación adicional, implicar una tarifa razonable para mantener la estructura de Autocontrol como entidad sin ánimo de lucro, y someterse al Copy Advise, dentro de un proceso que concluye con la aportación de informe afirmativo o corrector que hace más fácil la obtención de dicho CPS.

La vía extrajudicial

En caso de discrepancia con el dictamen de Autocontrol, Fernando Magarzo refirió que entra en juego el jurado de Autocontrol, que asigna un mínimo de tres personas por decisión.

Al recibirse una reclamación del jurado en una empresa, Autocontrol permite resolver los conflictos de manera extrajudicial, con resoluciones en 15 días por parte del jurado, en contraste con el año que suelen consumir los juicios en primera instancia. Además, las resoluciones pueden elevarse en alzada, dentro de la propia Autocontrol, con decisión final en un mes por parte del jurado en pleno.

Dictámenes y plazos

Los riesgos que se puedan exponer en los dictámenes pueden ser comunicados a las Administraciones competentes, en orden de su gravedad, advirtió Fernando Magarzo.

Por otro lado, la obtención del sello creado para Fenin por Autocontrol, o para otro sector, no garantiza las cualidades de los productos concretos. Es voluntario, vinculante y está sujeto a acuerdos de confidencialidad. Además, y salvo peticiones masivas, se dispone del mismo en solo tres días posteriores a su solicitud que, en casos de urgencia, puede abrevarse hasta en las 24 horas.

Competencia e influencers

Fernando Magarzo confirmó que Autocontrol aporta seguridad jurídica porque conoce la publicidad de cada producto y su competencia. En el turno de preguntas, señaló que el concepto legal de publicidad es muy amplio.

Además, excusó esta ponente que aún no haya un código de conducta para influencers por parte de la Administración pública, debido al parón institucional que atraviesa el país.

Carmen O’Mullony

Restricción de mensajes

La directora de Asuntos Regulatorios de Artsana Spain S.A.U., Carmen O’Mullony, comentó que esta empresa se dedica a la distribución de anticonceptivos de barrera como preservativos y también a la comercialización de lubricantes para salud sexual.

Comentó Carmen O’Mullony que la publicidad y promoción de estos productos está restringida en horarios infantiles en cuanto a su contenido y expresiones permitidas, además de observar límites, como decir que un producto es el mejor, el único, el primero o, quizás, el más vendido, aunque sí se puede decir que es nuevo, o eficaz, o que posee algún contenido de origen natural, pero nunca que es natural en toda su integridad porque los productos sanitarios nunca son naturales.

Razonó esta ponente que el sello de Autocontrol para Fenin está especialmente indicado en campañas complejas o de productos complicados en su comprensibilidad para el público.

Visualización en farmacias

Disertó esta directiva sobre observaciones de productos de Autodiagnostico, o Autocuidado, que requieren buena visualización de su comercialización en farmacias y atender, a un mismo tiempo, a precisiones legales.

Refirió O’Mullony límites como los testimonios de personas directamente vinculadas con la salud por su profesión, además de citar barreras, como las diferencias normativas autonómicas.

A pesar de su obviedad, O’Mullony repitió que la publicidad debe ser posterior a la autorización legal de un producto, razón que explica que la carga de trabajo sea muy grande cuando se va a lanzar un nuevo producto sanitario que, lógicamente, aún no fue aprobado.

Online e influencers

Esta ponente advirtió de que los mismos requisitos offline se aplican también al online, un mundo en el que hasta en un tweet es preceptivo poner la leyenda lega, mientras que en el Internet 2.0 siempre es aconsejable monitorizar y cuidar el dominio para que no se convierta permanentemente en publicidad.

Sobre los influencers, por su notoriedad, estima O’Mullony que plantean dudas sobre su uso en publicidad. En todos los casos, recomendó que todas las personas de la empresa se tomen muy en serio su publicidad, con momentos muy sensibles, como cuando se cambia la política de comunicación.

Deja un comentario