Política y Sociedad Según un informe reciente de la Confederación Salud Mental España

La violencia de género, ignorada como factor de riesgo de problemas de Salud Mental

— Madrid 12 Jun, 2019 - 4:36 pm

El ‘Informe sobre el estado de los derechos humanos de las personas con trastorno mental en España 2018’, hecho público por la Confederación Salud Mental España, refleja, entre sus conclusiones, que la violencia de género constituye uno de los principales factores de riesgo de problemas de Salud Mental, tanto en las mujeres que los sufren, como en sus hijos e hijas que se convierten en testigos involuntarios, y sigue siendo ignorada en la Salud Pública.

Nel González

Sin embargo, a pesar de las consecuencias psicológicas, y de que, para la Organización Mundial de la Salud (OMS), el maltrato es un factor precipitante, considerado la causa del 25 por ciento de los intentos de suicidio de las mujeres, esta relación entre violencia de género y problemas de Salud Mental continúa invisibilizada e ignorada en el ámbito de Salud Pública.

En el documento citado se recogen las demandas atendidas por el Servicio de Asesoría Jurídica de la Confederación en 2018. Violencia de género, esterilizaciones forzosas y abortos coercitivos son algunas de las denuncias relacionadas con el abuso y la vulneración de derechos de las mujeres con problemas de Salud Mental, recogidas en el informe.

El presidente de Salud Mental España, Nel González, argumenta la necesidad de «elaborar a conciencia» este tipo de informes porque «los derechos de las personas con problemas de Salud Mental se ven vulnerados casi a diario, y no solo debemos visibilizarlos, sino que también hemos de ofrecer respuestas y soluciones». Además, manifestó que «el sufrimiento psíquico no puede ser un motivo para la discriminación ni para añadir más dolor a la persona».

Derechos fundamentales vulnerados

El informe constata que en España se siguen vulnerando a diario otros derechos fundamentales de las personas con algún problema de Salud Mental, que siguen sufriendo violencia y maltrato dentro de las instituciones hospitalarias, hasta el punto de, en ocasiones, provocarles la muerte. De hecho, este último informe recoge dos denuncias de fallecimientos durante ingresos hospitalarios involuntarios.

Por su parte, Irene Muñoz, quien es asesora jurídica de la Confederación, lamenta que «aún sean necesarios informes de estas características» y explica que «existen carencias muy graves en materia de atención a la Salud Mental que, en el fondo, esconden una falta de consideración a la persona como sujeto de derechos humanos y se basan en una cultura de prejuicio que, por tanto, no es capaz de ver caminos alternativos para garantizar esos derechos, con lo que se perpetúan roles y prácticas, aunque sean ineficaces y erróneos».

El Servicio de Asesoría Jurídica de Salud Mental España, atendió, en 2018, un total de 149 demandas, el 74,5 por ciento efectuadas por mujeres y el 25,5 por ciento restantes, por hombres. Al respecto, Irene Muñoz puntualiza que esta diferencia sustancial entre hombres y mujeres «no solo responde a que estas hagan consultas para ellas mismas, sino también para resolver las necesidades de sus familiares, dado el papel de cuidadoras que, por lo general, asumen».

Deja un comentario