Hospitales Reduce en casi un 60% las infecciones nosocomiales

La UCI de la Clínica de Navarra emplea cobre antimicrobiano para evitar virus y bacterias

— Pamplona 16 Feb, 2016 - 11:31 am

La Unidad de Cuidados Intensivos de la Clínica Universidad de Navarra, Pamplona, ha reforzado su protección con cobre antimicrobiano, cuya acción ejerce de barrera ante el contagio de enfermedades causadas por virus y bacterias que, en su mayoría, se propagan por contacto manual.

Se trata de la primera experiencia en nuestro país de implantación de cobre en objetos de uso cotidiano en un hospital, tales como carros auxiliares, teclados de ordenadores, barras de camas, mesas sobrecamas, tiradores de cajoneras y los botones de operación de las puertas correderas de las habitaciones.

16 CUN IM-3Según explica el director de la Oficina en España del Instituto Europeo del Cobre, Diego García Carvajal, el cobre antimicrobiano es un conjunto de materiales- cobre y sus aleaciones- con eficacia probada en distintas experiencias y estudios realizados en Estados Unidos, Reino Unido y otros países, en la prevención contra el contagio de enfermedades causadas por virus y bacterias que se propagan con el contacto manual. Tales estudios revelan que reduce en más de un 80% el riesgo de contagio de virus y bacterias, y en casi un 60% en lo que se refiere a las infecciones nosocomiales.

“La utilización de cobre antimicrobiano”, añade, “es una medida complementaria a las rutinas habituales de prevención contra las infecciones de los hospitales, que contribuye a aumentar la seguridad de los pacientes y sus acompañantes, así como del personal que trabaja en estas instalaciones”.

El entorno del paciente

Por su parte el director del Servicio de Medicina Preventiva de la Clínica Universidad de Navarra y secretario de la Sociedad Española de Medicina Preventiva Salud Pública e Higiene (SEMPSPH), el doctor Francisco Guillén, abunda en que “el entorno del paciente constituye un reservorio para los microorganismos multirresistentes. Además del lavado de manos, es fundamental tomar medidas preventivas para impedir la supervivencia de los microrganismos”.

Las  aleaciones de cobre, prosigue este especialista, “se usan en los catéteres para prevenir infecciones. En el entorno del paciente el cobre antimicrobiano puede reducir la transmisión de infecciones. Los teclados de ordenador de los hospitales son también una fuente importante de contaminación microbiológica. Se han introducido en nuestra UCI, teclados de ordenador con aleaciones de cobre antimicrobiano que reducirán la contaminación cruzada”.

En nuestro país

Desde que en marzo de 2008 la Agencia de Protección Medioambiental de EEUU (EPA) registrara las propiedades antimicrobianas del cobre y sus aleaciones, estos metales se están utilizando en más de 170 instalaciones en todo el mundo, no sólo de uso sanitario, sino en lugares que registran un gran tránsito de personas como aeropuertos, metros, colegios y residencias de ancianos.

La primera instalación de cobre antimicrobiano en un recinto sanitario se realizó en la clínica Ochiai, Japón, en 2009. En nuestro país, el Hospital de Vall d`Hebrón (Barcelona, en su Unidad de Fibrosis Quística) y el Hospital de Ceuta (en la UCI) también se benefician desde 2013 de las propiedades anti patógenas del cobre antimicrobiano, al igual que lo hace desde finales del año pasado la Clínica Universitaria de Navarra.