Punto de vista Punto de vista

La tormenta de la calle Ferraz

Nuestro analista político ofrece una interpretación de lo sucedido en el Partido Socialista (PSOE) y las proyecciones que se avecinan en la actual situación sin que, de momento, pueda decirse qué vaya a suceder con la formación política.

Mucho hilo y mucho tino se va a necesitar para zurcir, remendar y poner en estado de revista un Partido Socialista (PSOE) que corre el riesgo cierto de terminar escindido, o engullido por el populismo de Podemos.

Al menos son tres los vectores que han determinado la situación actual del partido. Hay un vector que viene de antiguo, de la desaparición de la URSS en 1989 que, como mar vieja, sus olas vienen separadas, pero con fuerza sostenida. Desde 1989 toda la socialdemocracia europea entró en crisis. Los partidos comunistas desaparecieron, o quedaron muy marginados y escondidos tras otras siglas. Los partidos socialistas quedaron huérfanos de una directriz primaria. Desde entonces el socialismo ha ido en busca de un nuevo ideario, intentando hacer propia, como progresista, toda idea nueva que surgía en la sociedad: la igualdad de la mujer, el medio ambiente, los derechos de los homosexuales, la movilidad en las ciudades, etc. etc. Esa crisis, aunque con retraso, llegó a España.

Unidad de España y ‘podemización’

El tercer vector, y decisivo, ha sido la podemización del PSOE sufrida por Sánchez.

Un segundo vector es el relativo a la titubeante actitud del PSOE en relación a la unidad de España. El gobierno de Zapatero dando alas al independentismo de Cataluña (“aprobaré el estatuto que venga del parlamento de Cataluña…”), la catástrofe del gobierno socialista tripartito en Cataluña junto con los independentistas, las dudas del presidente Zapatero sobre la “nación como concepto discutido y discutible”, fue alejando, de forma lenta pero inexorable, una parte del electorado de centro izquierda, con deseos de mantener la unidad de España, que dejaron de ver al PSOE como partido de gobierno.

El tercer vector, y decisivo, ha sido la podemización del PSOE sufrida por Sánchez.

Rubalcaba asistió a la emergencia de Podemos en las elecciones europeas, tras ellas optó por retirarse, conocedor de que su momento pertenecía al pasado. Sánchez supo colocarse al rebufo de los que no confiaban en Eduardo Madina y salir victorioso de las primarias entre los militantes. En las sucesivas citas electorales cosechó malos resultados, al tiempo que brindó al partido de Pablo Iglesias unos pactos municipales incomprensibles. Sánchez les facilitó las alcaldías de importantes ayuntamientos en las mayores ciudades del país, ello permitió una visibilidad de los dirigentes podemitas que éstos no podían ni soñar y que aprovecharon para las sucesivas campañas electorales.

La sombra de podemos

El PSOE no podía ir a unas terceras elecciones: el PP mejoraría resultados y la sombra de Podemos volvería a poner en jaque la hegemonía del PSOE en la izquierda

Tras las segundas elecciones generales se vio claro que el PSOE no podía ir a unas terceras elecciones, el PP mejoraría resultados y la sombra de Podemos volvería a poner en jaque la hegemonía del PSOE en la izquierda. Había que facilitar (con la abstención) el gobierno de Rajoy; el líder socialista que lo hiciera se inmolaría y posteriormente dimitiría. Este guión no fue aceptado por Sánchez; su modificación implica que será la gestora la encargada de hacer la faena de aliño, encontrará una fórmula para permitir el gobierno de Rajoy (antes del 31 de octubre), a cambio de pactar algún tipo de mejoras en los recortes sociales. Reclamará la abstención al grupo parlamentario y punto final.

Cualquier cosa antes que las terceras elecciones. Los populares exigirán una cierta estabilidad para poder aprobar los presupuestos y el techo de gasto.

El camino del desierto

Hoy no se sabe si estamos en un punto y seguido o en el punto final.

Los socialistas iniciarán su camino por el desierto como oposición, para intentar recomponerse y consolidarse como partido fiable, capaz de ofrecer una alternativa real de gobierno de España, frente al PP. En un momento dado, por determinar, se convocará un congreso del PSOE que elija como líder, probable, a Susana Díaz. A día de hoy no se sabe qué ocurrirá en la división del grupo parlamentario. En principio Pedro Sánchez ha comunicado su intención de continuar en el Congreso como diputado. Si intenta configurar una familia dentro el partido (y del grupo parlamentario), volver a presentar su candidatura a la secretaría general (lo más improbable), o aceptar un retiro dorado en alguna institución internacional, no se sabe.

Lo sucedido el pasado sábado en la calle Ferraz es la continuación de la crisis surgida, en el socialismo español, en mayo de 2010 cuando el presidente Zapatero comunicó en el Congreso el inicio de los recortes sociales. Era el final de la escapada de un dislate que sumió a su electorado en la confusión. El 15 M fue el siguiente hito de la crisis socialista. Las heridas sociales de la crisis económica fueron utilizadas por un grupo de politólogos para la puesta en pie de Podemos, ahondando en la crisis socialista. Hoy no se sabe si estamos en un punto y seguido o en el punto final.

Cuando se remienda, se pierde tejido y quedan tensiones. No será fácil la recomposición del PSOE sin pérdida de algunos miembros.

Tomás Merina Ortega

Médico, sociólogo y politólogo. @TomasMerina

7 Comentarios

  1. CCB says:

    Como siempre, estupendo y sembrado !!!

  2. Santiago E. says:

    Totalmente de acuerdo.

  3. Vicente Cristobal Herrera says:

    Muy bien hilada la degenaración del socialismo. Veremos que nos depara el próximo futuro.

  4. Parmenides says:

    Sin embargo, lo que está en degeneración es el capitalismo, hay que saber mirar por encima de la coyuntura.

  5. Emilia Hidalgo-Barquero says:

    Extraordinaria reflexión, como siempre. Cuando más confundida estoy me aclaras la situación política que vivimos ( lo cual no quiere decir que me quede tranquila).

  6. Diego Martin says:

    Estoy de acuerdo con tu análisis y consideraciones que haces.
    La incognita esta en como puede cuajar esta legislatura y como reacciones el pueblo español