Tecnología e Investigación X Congreso Panamericano e Ibérico de Medicina Crítica y Terapia Intensiva

La telemedicina y la atención externa protagonizarán las UCI del futuro

— Madrid 16 Jun, 2014 - 7:49 pm

Las proyecciones son taxativas: en los próximos años se atenderán anualmente en las UCI de todo el mundo a más de 20 millones de pacientes aquejados de sepsis grave, otros 13 con necesidades de ventilación mecánica y otros muchos otros millones más que ingresarán tras haber sido intervenidos quirúrgicamente; para el intensivista francés Dr. Jean Daniel Chiche, el análisis se resume en una única frase: “El mundo va a necesitar a la medicina intensiva”, como ha señalado en el X Congreso Panamericano e Ibérico de Medicina Crítica y Terapia Intensiva.

Traducido a lenguaje económico, “las UCI y los intensivistas ganarán mucho peso porque la demanda de sus servicios va a aumentar”, asegura el doctor. Una de las claves para ellos, según Chiche, es el envejecimiento poblacional. “La sociedad vive más, pero cada vez será más común también encontrarnos con pacientes que tienen múltiples dolencias, con pacientes que han necesitado un trasplante o han tenido una intervención quirúrgica compleja, y todos ellos probablemente ingresen en la UCI”, agrega.

Para el intensivista pediátrico, Francisco Ruza, una de las claves para superar el reto que supondrá el aumento de la demanda de los servicios de UCI, pasaría por conseguir que el médico pueda atender a sus pacientes, sobre todo los crónicos, sin que tengan que estar necesariamente ingresados físicamente en la UCI. En ese sentido, Ruza pueso de ejemplo algunos casos clínicos en los que ha sido posible, gracias a la telemedicina y a la teleauscultación, monitorizar y controlar las constantes vitales de algunos niños. “Somos conscientes de que el paciente estaría mejor atendido médicamente si estuviera casi permanentemente ingresado, pero también sabemos y está comprobado que tiene mayor calidad de vida humana en su domicilio y con su familia”, señala.

En ese mismo sentido, el Dr. Federico Gordo, del Hospital del Henares en Madrid, explica el concepto de la “UCI sin paredes”, en la que el servicio de medicina intensiva trabaja también fuera de la propia UCI, colaborando transversalmente en planta con otras especialidades del hospital. “Atendemos al paciente crítico no solamente mientras se encuentra ingresado en la UCI, sino durante todo su proceso hospitalario”, explica Gordo. “Utilizamos herramientas tecnológicas diseñadas específicamente para detectar entre todos los pacientes del hospital cuáles tienen riesgo de deterioro crítico, monitorizando sus constantes vitales fuera de la UCI. De esta manera ya estamos haciendo prevención antes de que lleguen a la UCI”, agrega.