Política y Sociedad En su Encuesta Nacional de Salud de España 2017

La SEMG alerta de la “imparable subida” de afectados por enfermedades cardiovasculares

— Madrid 12 Jul, 2018 - 12:28 pm

La Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) ha alertado de que, a pesar de que el 74 por ciento de los españoles percibe su salud como buena o muy buena, las enfermedades de origen cardiovascular mantienen una “imparable subida” sobre la base de unos estilos de vida que mejoran levemente, aún de manera insuficiente, y están necesitados de una apuesta real por la educación sanitaria y la promoción de la salud.

Así lo manifiestan desde el Grupo de Patología Cardiovascular de la SEMG tras analizar los datos de la última Encuesta Nacional de Salud de España (ENSE 2017), que cumple 30 años desde que en 1987 el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social comenzó a publicar la información sanitaria en relación con el estado de salud, determinantes sociales, personales y percepción de bienestar de la población española.

El análisis de la SEMG se centra específicamente en las enfermedades cardiovasculares, que nuevamente suponen el grupo con mayor incidencia y repercusión sobre la calidad de vida percibida. En la encuesta se ve como, un año más, y respecto a otros precedentes, el número de pacientes hipertensos, diabéticos o con cifras elevadas de colesterol vuelve a subir.

Para el doctor Pablo del Brío, quien es miembro del Grupo de Trabajo de Cardiovascular de esta sociedad científica, las cifras “no son buenas”, por ello “es necesario seguir trabajando desde Atención Primaria y mantener el foco dirigido a los grupos sociales con mayores necesidades”. Como solución, apunta a “nuevas y más agresivas campañas de promoción de la salud y educación sanitaria”, con el fin de modificar los estilos de vida no saludables y disminuir la incidencia y prevalencia de las enfermedades cardiovasculares.

Hipertensos y diabéticos

Según la última encuesta ENSE 2017, el número de hipertensos alcanza ya el 19,81 por ciento, sin diferencias significativas en cuanto al género, y supone el problema de salud más frecuente. A pesar de la mejora evidente en la calidad de vida que se produjo en los últimos años, la brecha entre la clase social más alta y la más desfavorecida se mantiene en 12 puntos porcentuales.

La prevalencia de diabéticos prácticamente se dobló desde 1993 y se sitúa en el 7,8 por ciento. Como ya marcaba la tendencia, el mayor incremento se produjo en hombres a partir de los 55 años. Las mujeres no alcanzan cifras similares a la de los hombres hasta los 75 años cumplidos. En este subgrupo, dentro de las enfermedades cardiovasculares, es donde los estilos de vida marcan de manera significativa el aumento de las cifras. Así, la clase social menos acomodada tiene una probabilidad del 9,4 por ciento de declarar diabetes respecto a las de la clase más alta, que es sólo del 4,3 por ciento.

Por otro lado, la SEMG indica que el sobrepeso en España supone, a día de hoy, el 37 por ciento y la obesidad afecta ya al 17,4 por ciento de la población con más de 18 años. Considerando la obesidad y el sobrepeso conjuntamente, más de la mitad, un 54,5 por ciento, de los adultos españoles tiene exceso de peso.

Deja un comentario