Tecnología e Investigación

La SEEIC reclama una adecuada reutilización de la tecnología sanitaria obsoleta

— Madrid 31 Oct, 2014 - 5:28 pm

La Sociedad Española de Electromedicina e Ingeniería Clínica, SEEIC, reclama una adecuada reutilización de la tecnología sanitaria obsoleta, ya que, según denuncia, actualmente en nuestro país no se aprovechan los equipos electromédicos obsoletos o dañados, porque las administraciones no prestan especial o ninguna atención a estos procesos.

31 SEEIC IM-1La SEEIC aduce que en España existe una infinidad de equipos y sistemas electromédicos que pueden darse de baja en un servicio específico de un hospital, pero que pueden servir para otro departamento, para otro centro nacional o, incluso, para uno internacional, optimizando el uso de los propios recursos.

La obsolescencia –denuncia esta sociedad científica- de la tecnología sanitaria -un equipo electromédico se considera obsoleto a partir de los 8 años de vida- sigue siendo un asunto pendiente para el Sistema Nacional de Salud, principalmente por la gestión inadecuada de la adquisición y mantenimiento de la tecnología sanitaria y por el escenario económico actual del país.

Más sensibilidad

El doctor Jesús Lucinio Manzanares Pedroche, presidente de la SEEIC, recalca la necesidad de que las administraciones dediquen esfuerzos para poner en marcha y optimizar estos procesos de trazabilidad de la obsolescencia tecnológica sanitaria, que se sensibilicen con su aprovechamiento, en vez de desecharla directamente como ocurre en muchos centros sanitarios/asistenciales”.

Manzanares, que además es experto en el Grupo de Trabajo en el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, MECD, recuerda que de la ingente tecnología sanitaria que se desecha en los más de 800 hospitales y centros sanitarios en España, y que deberían ser reutilizados y centralizados en almacenes de obsolescencia tecnológica en el sistema de salud, se ha incluido en la parte formativa a desarrollar en el próximo Título Formativo de Grado Superior en Electromedicina Clínica, que se encuentra en avanzado proceso de desarrollo”.

Actualmente en España, la tecnología sanitaria puede pasar a ser baja técnica simplemente por no disponer de material original para su reparación, ya que repararlo con piezas alternativas supondría la pérdida del marcado CE del mismo y eso podría comprometer al profesional en caso de litigio por un accidente adverso. Sin embargo, en países del Tercer Mundo ese mismo equipo podría repararse con piezas alternativas y realizar su función de forma adecuada.