Política y Sociedad Mediante el análisis de un estudio pormenorizado en un acto de FUNCAS

La relación entre el impuesto sobre bebidas azucaradas y la reducción de la obesidad, a debate

El análisis del estudio ‘La obesidad y los impuestos sobre el consumo de bebidas azucaradas’ ha sido el núcleo del Seminario de Economía y Políticas de Salud ‘De la Investigación a la acción’, organizado en Madrid por la Fundación de las Cajas de Ahorros (FUNCAS), cuyo fin fue permitir a sus autores la exposición de resultados y extracción de conclusiones en el ámbito sanitario, así como debatir sobre la relación entre el impuesto sobre bebidas azucaradas y la reducción de la obesidad.

Félix Lobo

El acto fue moderado por el profesor emérito del Departamento de Economía de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) y coordinador de Economía y Políticas de Salud de FUNCAS, Félix Lobo, quien dio la palabra a la jefa del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid, la doctora Susana Monereo, que expuso la situación actual de la obesidad, tanto a nivel nacional como internacional.

“La obesidad es una enfermedad que se asocia a 13 problemas de salud en la vida cotidiana. Concretamente, en España, el 60 por ciento de la población presenta exceso de peso. De este porcentaje, entre un 20 y un 21 por ciento corresponde a casos de obesidad, mientras que el resto representa al sobrepeso”, explicó Susana Monereo.

Cambios en la sociedad y aumento de la obesidad mórbida

Susana Monereo

La representante del citado centro sanitario de la capital de España mostró su preocupación ante el crecimiento de la obesidad mórbida a nivel nacional y extrajo datos de estudios que explican esta realidad. Entre otros, “el aumento del consumo de bebidas azucaradas, sobre todo en la población infantil y juvenil; el incremento de alimentos refinados y el escaso precio de los mismos; la posibilidad de encontrar productos alimentarios tan fácilmente; así como el sedentarismo; hacen que la ingesta calórica en la población española se incremente rápidamente y lleguemos a casos de obesidad mórbida”, destacó.

Con respecto a la ingesta de bebidas azucaradas en la población y, tras analizar varios estudios de investigadores de renombre, “se puede determinar que existe una correlación directa entre el consumo de estas bebidas con el incremento de la obesidad”, afirmó Monereo.

La endocrinóloga también analizó los datos referidos a los efectos de la sustitución de azúcar por edulcorantes artificiales desde el punto de vista médico. Sus conclusiones son que “no tienen efecto saciante, pueden aumentar el apetito, la ingesta de estos hipocalóricos se compensa con otros nutrientes y pueden producir efectos negativos sobre la macrobiótica intestinal”.

Resultados del estudio sobre el gravamen aplicado al consumidor final en Cataluña

Tras la exposición desde la perspectiva sanitaria, la investigadora sénior del Centro de Investigación en Economía y Salud (CRES) de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona y profesora en el Departamento de Economía – Instituto de Economía de la Universidad de Barcelona, Judit Vall Castelló, describió los puntos de su estudio, realizado junto con el investigador del CRES Guillem López-Casasnovas, poniendo el foco en Cataluña, donde el gravamen sobre el consumo de este tipo de bebidas es, por Ley, desde 2017, repercutido íntegramente al consumidor final. Para realizar este trabajo, los profesores analizaron 105 productos vendidos en los años 2016 y 2017 en 160 establecimientos pertenecientes a una cadena de supermercados cuya cuota de mercado es del 10 por ciento.

Ricardo Mora

El estudio La obesidad y los impuestos sobre el consumo de bebidas azucaradas’ analiza modelos econométricos que tienen en cuenta variaciones de los precios y cantidades consumidas un mes antes y un mes después de la entrada en vigor del impuesto. “Los datos analizados del mes anterior a la aplicación del gravamen determinan una compra masiva de bebidas azucaradas por parte de la población catalana para evitar el incremento de precio asociado al impuesto”, destacó Judit Vall Castelló.

Asimismo, los autores utilizaron como grupos de control las bebidas ‘cero‘ y ‘light‘ y el agua embotellada y aplicaron estrategias de “diferencias en diferencias”. La conclusión a la que llegaron los investigadores es que “en el caso de Cataluña, el impacto del impuesto sobre el precios, sobre todo en los envases de dos litros, ha sido notable, como también lo es el traslado del consumo de bebidas azucaradas hacia bebidas edulcoradas no calóricas”. Dicho estudio distingue entre áreas por nivel de renta, afluencia turística e incidencia de la obesidad, para detectar heterogeneidades con respecto a la respuesta al gravamen.

Conclusiones sobre el análisis desde el punto de vista económico y político

María Ángeles dal Re

El planteamiento de dudas ante el estudio, así como los consejos de mejora, corrieron a cargo del profesor titular del Departamento de Economía de la UC3M, Ricardo Mora, quien felicitó a los autores por su trabajo y planteó diferentes cuestiones, como “la existencia de algún mecanismo de control por parte de la Generalitat de Cataluña para confirmar que esta Ley se esté cumpliendo, la existencia de más de dos tipos de envases de bebidas azucaradas que los analizados en el estudio (latas de 33 centilitros y botellas de dos litros) y la posibilidad de tomar más fuentes que una sola cadena de supermercados”.

Tras el turno de preguntas, dos representantes políticos cerraron el acto. La consejera técnica de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) y coordinadora de la estrategia de Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad (NAOS), María Ángeles dal Re confirmó que desde AECOSAN “tendremos en cuenta las conclusiones de este estudio, que nos sirve para mucho, independientemente de que, luego, haya decisiones políticas de otro nivel. Pero creemos que en un periodo aproximado de entre un año y un año y medio implantaremos medidas de este tipo que contribuyan a reducir los índices de obesidad en España”.

“La industria de bebidas azucaradas es cada vez más consciente de la necesidad de promover las bebidas ‘light‘ y ‘cero‘ en pro de la azucaradas y, por tanto, creo que es el marketing que haga este sector el que podría influir, incluso más que el impuesto”, remarcó el portavoz de Sanidad del PSOE en la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados, Jesús María Fernández. Para él, “actuar sobre las bebidas azucaradas es un punto importante del objetivo principal que tratamos, que es combatir la obesidad, pero hay otros aspectos en los que también debemos trabajar”.

Deja un comentario