Tecnología e Investigación Tomás Merina, CEO de Oncogenomics

La paciente con cáncer de mama se puede beneficiar de la genómica

Tomás Merina, médico, MBA por IESE y líder de un grupo empresarial en el sector de la salud cuya última apuesta es Oncogenomics (www.oncogenomics.es) con el proyecto de hacer realidad la medicina personalizada, que requiere conjugar la tecnología con un alto de grado de conocimiento del profesional junto con la participación del paciente.
La detección precoz del cáncer de mama debe continuar con un proceso ágil de atención a la paciente. Ahora, insiste,  la genómica permite que tras la cirugía se obtenga una información pronóstica y/o predictiva mucho más precisa y de más calidad para el clínico y para la paciente.

Acta Sanitaria (AS).- ¿Qué es Oncogenomics?

Tomás Merina (TM).- Oncogenomics es una empresa del sector de la salud cuyo objetivo es acercar los avances genómicos en oncología al profesional médico para el mejor tratamiento del paciente, lo que hacemos facilitando información pronóstica y predictiva ajustada al paciente.

AS.- ¿Qué pacientes se pueden beneficiar de estas pruebas genómicas?

TM.- Hemos empezado con el cáncer de mama. Según las cifras que proporciona la Sociedad Española de Oncología Médica, el cáncer de mama tuvo una incidencia en 2012 de 25.215 casos. Es el tipo de cáncer más frecuente en la mujer. La incidencia estimada es de unos 22.000 casos nuevos por año. Actualmente, por estudios anatomopatológicos se realiza una tipificación del tejido tumoral, estudiando marcadores, de forma que se distinguen tumores que son hormonosensibles, o que responden específicamente a terapias biológicas. Desde luego, se están realizando grandes esfuerzos de investigación en este campo, a través de la genómica, para mejorar la clasificación del cáncer de mama.

AS.- ¿Qué aportan las pruebas genómicas en el cáncer de mama?

TM.- La genómica permite completar el estudio del tejido tumoral en el cáncer de mama; nos permite profundizar en el pronóstico acerca del comportamiento del tumor en las terapias disponibles.

Cuadro-Entrevista.Tomas-MerinaAS.- ¿Puede concretar más?

TM.- En Oncogenomics, facilitamos el estudio del tumor de la paciente con cáncer de mama y determinamos el Subtipo Intrínseco, genómicamente estudiado. Hoy sabemos que el cáncer de mama es, al menos, cuatro tipos de enfermedad con comportamiento pronósticos diferentes, que requieren pautas terapéuticas distintas, son los Subtipos Intrínsecos.

AS.- ¿Qué repercusión tiene para la paciente esta información?

TM.- Con el subtipo, y la genómica del tumor, se establece un indicador del comportamiento que tendrá el tumor, ajustado a las condiciones de la paciente, es lo que se denomina el Riesgo de Recurrencia (ROR). La interpretación de este dato en el contexto clínico da una información de valor añadido, una información biológica, con la que el oncólogo puede aconsejar tratamientos no quimioterápicos.

AS.- ¿Qué otras ventajas aportarían estas pruebas genómicas?

TM.- La fundamental es evitar a la paciente los efectos indeseables de la quimioterapia, en los casos en que ésta medicación no mejoraría el pronóstico del cáncer. Por otra parte, estas pruebas producen un importante ahorro económico, al evitar el elevado coste de los tratamientos quimioterápicos en pacientes que, como ya he mencionado, dicho tratamiento no les reportaría ningún beneficio.