Política y Sociedad La OMC celebra el día nacional contra las agresiones a sanitarios

Las agresiones a médicos en 2018 rozaron el medio millar, el 59% sufridas por mujeres

La Organización Médica Colegial (OMC) ha acogido este jueves, 14 de marzo, un acto para conmemorar el Día Nacional contra las Agresiones a Sanitarios, bajo el lema ‘Respetar al médico, cuidar de todos‘ y el símbolo del lazo dorado, y presentar los datos recogidos por su Observatorio Nacional en este ámbito, entre los cuales destaca que, en 2018, los datos de violencia sufridos por profesionales de la Medicina «ascienden a 490 casos, de los que el 59 por ciento corresponden a médicas».

Durante este encuentro estuvieron presentes, por parte de la Comisión Permanente de la OMC, su presidente, el doctor Serafín Romero; su secretario general, el doctor José María Rodríguez Vicente; su vicepresidente primero, el doctor Tomás Cobo; su vicepresidente segundo, el doctor Javier Font; su vicesecretaria general, la doctora Rosa María Arroyo; y su tesorero, el doctor Jerónimo Fernández-Torrente. Asimismo, asistieron el coordinador del Observatorio Nacional de Agresiones de esta organización, el doctor José Alberto Becerra, y el doctor Francisco José Benítez, quien es médico de Familia en Cádiz y que sufrió un caso de agresión en su profesión, el cual relató durante su intervención.

También estuvo presente Emilio Fernández, viudo de la doctora María Eugenia Moreno, quien fue asesinada por un paciente el 11 de marzo de 2009 en el murciano centro de salud de Atención Primaria de Moratalla. Por parte de los cuerpos de seguridad del Estado acudieron el comisario interlocutor de la Policía Nacional Sanitario, Javier Galván, y Jesús Borjas, quien es teniente coronel de la Guardia Civil, acompañados por varios interlocutores de la Policía Nacional Sanitarios. Por parte de las compañías aseguradoras acudieron el presidente de la Fundación Mutual Médica, el doctor Alejandro Andreu López; su homólogo en A.M.A., la mutua de los profesionales sanitarios, el doctor Luis Campos; y el director de Comunicación de esta última, Álvaro Basilio.

Asimismo, participaron en el acto la vicepresidenta de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y alcaldesa de Logroño, Concepción Gamarra; la subdirectora adjunta de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad, Montserrat Neira; Miguel Ángel Barrado, en representación del Ministerio del Interior; el presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF), Jesús Aguilar; la tesorera de esta última organización; Ana López-Casero; el presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Podólogos (CGCOP), José García Mostazo; y el secretario general del Consejo General de Enfermería, Diego Ayuso.

Moderada disminución

Jesús Galván

Según la OMC, «las agresiones registradas suponen un descenso del 4,8 por ciento respecto a 2017, cuando se produjeron 515, lo que revela una moderada disminución de estas conductas violentas y supone un ligero cambio de tendencia». «Los datos son coincidentes con los que presentó la policía», declaró José Alberto Becerra.

«Los datos, que se presentan anualmente desde 2010, emanan de las comunicaciones que los médicos y las médicas que han sufrido una agresión transmiten a sus respectivos Colegios», afirma esta corporación sanitaria de ámbito nacional, que agrupa a los 52 Colegios de Médicos de toda España, y que puso en marcha el citado Observatorio en 2009, a raíz de la muerte de María Eugenia Moreno. Serafín Romero reconoció la labor de los municipios españoles, por lo que hizo entrega de una placa a Concepción Gamarra, como representante de la FEMP.

Comunicación obligada

Emilio Fernández

La OMC reitera que «muchos casos de agresión tienen relación con situaciones como la masificación de consultas y de las Urgencias, la falta de equidad en la atención sanitaria, el aumento de las listas de espera, el problema de recursos humanos y a la precariedad laboral de los profesionales» y considera «obligado que sean comunicadas por cualquier vía y no permanezcan impunes comportamientos y actitudes no tolerables en una relación médico-pacientes de calidad».

En los últimos ocho años, según el Observatorio, se registraron «3.919 agresiones sufridas por los médicos en el ejercicio de su profesión en toda España». «De los casos de violencia que se contabilizaron, el 14 por ciento de ellos acabó con lesiones, el 35 por ciento fueron insultos y el 51 por ciento amenazas», señaló José María Rodríguez Vicente, quien añadió que «en la Sanidad Privada se produjeron el 15 por ciento de las agresiones registradas en 2018 a través de los colegios de médicos».

Por comunidades autónomas

Por otro lado, según los datos del Observatorio, «en el 61 por ciento de los casos se ha presentado denuncia tras la agresión». Por comunidades autónomas, las que registraron un mayor número de agresiones denunciadas en los colegios fueron «Andalucía (124), Madrid (85) y Cataluña (61), aunque la incidencia mayor por 1.000 colegiados se ha producido en Melilla, Extremadura, Cantabria y Andalucía».

Feminización de las agresiones

Concepción Gamarra y Serafín Romero

Becerra destacó «la feminización de las agresiones», ya que, del estudio, «se desprende un porcentaje mayor de agresiones a mujeres según sexo: el 59 por ciento de los profesionales agredidos son mujeres, el porcentaje más alto de toda la década (lo que supone un 7% más que el año pasado) y el 41 por ciento hombres».

«El número total de agresiones comunicadas a Colegios, en las mujeres, ha subido desde 2009», alegó Rodríguez Vicente. «Esto se puede explicar porque se han ido incorporando más mujeres al campo laboral y tenemos más médicas activas que médicos», concretamente «el 53,9 por ciento de colegiados en activo son mujeres y el 46,1 por ciento hombres», sostuvo.

Sobre el ámbito donde se produce la agresión, la Atención Primaria es la que se lleva la mayor parte (52%), frente a la Hospitalaria (23%). «Sin embargo, si se tiene en cuenta el número de consultas realizadas al año, el área donde son más frecuentes las agresiones es en Urgencias Hospitalarias, alcanzando las 2,5 agresiones por cada millón de consultas», aclaró Rodríguez Vicente, con respecto a estos datos.

Agresores y causas

Serafín Romero

De los agresores, «el 70 por ciento son pacientes (el 40% son pacientes programados, el 30% pacientes no programados, el 2% pacientes desplazados y el 28% acompañantes)», señaló el secretario general de la OMC. En cuanto a las causas principales de las agresiones, «el 46,1 por ciento se producen por discrepancias en la atención médica; el 11,4 por ciento por el tiempo en ser atendido; el 11,1 por ciento por no recetar lo propuesto por el paciente; el 10,3 por ciento en relación con la incapacidad laboral; el 9,2 por ciento por discrepancias personales; el 6,1 por ciento por el mal funcionamiento del centro; y el 5,8 por ciento por informes no acordes a sus exigencias», añadió.

Según la OMC, del total de agresiones, «en el 14 por ciento de los casos provocaron lesiones, de las cuales el 40 por ciento fueron físicas y el 60 por ciento, psíquicas; y el 17 por ciento conllevaron baja laboral, cifra superior al 12 ciento del año anterior». «Respecto a las resoluciones judiciales, hubo 93 sentencias sobre agresiones, de las que el 64 por ciento fueron consideradas como delito leve y el 36 por ciento delito menos leve y, según el tipo de condena, el 46,3 por ciento fueron multas, el 20,6 por ciento acarrearon privación de libertad, el 14,7 por ciento supusieron privación de derechos e inhabilitación y el 4,4 por ciento exigieron medidas de seguridad», manifiesta.

El papel de la policía

Ante la entidad del problema, el Ministerio del Interior, a través de la Secretaría de Estado de Seguridad, puso en marcha en 2017 una instrucción que recogía la figura del Interlocutor Policial Nacional Sanitario. En 2018, la Policía Nacional realizó «1.377 reuniones en todo el territorio nacional con el objetivo de evitar las agresiones contra los profesionales sanitarios», según la OMC.

Además, la Policía Nacional trabaja en el desarrollo de ‘ALERTCOPS‘, una app que permitirá al médico alertar de una situación de conflicto en la consulta y recibir una respuesta más rápida por parte de los agentes. Por su parte, Emilio Fernández expuso el «desamparo legal» en el que se encontró ante el asesinato de su mujer y alentó a los médicos jóvenes a colegiarse, ya que la OMC «es un apoyo incondicional».

Participación de A.M.A.

“Es verdad que en los últimos años se han dado pasos muy importantes para erradicar las agresiones a sanitarios pero, por el registro de casos, parece que no es suficiente y que hay que hacer mucho más”, añadió el presidente de A.M.A., una compañía que «lleva años abordando está situación con coberturas específicas para la defensa jurídica de los sanitarios que sufrieran estas agresiones, lo que ha permitido que 363.000 profesionales del sector tengan garantizada su protección en el ejercicio de su trabajo», según la propia entidad.

Otros consejos

Diego Ayuso informó de que, desde el Observatorio de Agresiones a profesionales de Enfermería, en 2018 registraron «1.470 casos», mientras que en 2017 recogieron «1.593 agresiones». Por su parte, José García Mostazo, declaró que los podólogos no cuentan con un observatorio y que no tienen constancia de ninguna denuncia, al contrario de lo que expuso Jesús Aguilar, quien afirmó tener conocimiento de denuncias por parte de los farmacéuticos.

Como conclusión a este acto de presentación del ‘Informe de la OMC sobre agresiones‘, los ponentes en representación de la OMC señalaron que los datos expuestos son «solo la punta del iceberg» ya que, en ocasiones, los profesionales no comunican las agresiones ni las denuncian. Romero recordó que esta corporación cuenta con una guía sobre las agresiones a sanitarios e hizo alusión al Manifiesto en el que el Observatorio hace un «llamamiento a todos los agentes intervinientes para que tomen las medidas necesarias para proteger a los profesionales y, con ellos, al conjunto del sistema sanitario».

Deja un comentario