Política y Sociedad Para la coordinación y seguimiento de las acciones recogidas en dicho plan

La Oficina Ejecutiva de la Estrategia de Atención Primaria y Comunitaria comienza su actividad

La ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo, ha presentado y anunciado la puesta en marcha de la Oficina Ejecutiva del Marco Estratégico de Atención Primaria y Comunitaria, que tiene como objetivo principal la coordinación de trabajos y seguimiento de las acciones recogidas en dicho plan.

En el acto también participaron el secretario general de Sanidad, Faustino Blanco; la directora general de Salud Pública, Calidad e Innovación, Pilar Aparicio; y la subdirectora adjunta de la Subdirección General de Información, María de los Santos Ichaso.

Durante la apertura de presentación, María Luisa Carcedo explicó que «con la constitución formal de esta estructura, el Ministerio de Sanidad da un paso más en el refuerzo de la Atención Primaria y Comunitaria». Además, añadió que «el marco estratégico, aprobado en abril en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS), ya preveía construir una estructura operativa estable dentro del Ministerio».

Por su parte, Pilar Aparicio detalló que «la oficina, ubicada en la Dirección General de Salud Pública, dependiente de la Secretaría General de Sanidad, realizará el seguimiento del desarrollo del Marco Estratégico, coordinará el trabajo con los comités técnico e institucional, establecerá canales de comunicación internos y externos y dará visibilidad a los avances que se vayan produciendo».

Principales funciones

Asimismo, la directora general de Salud Pública, Calidad e Innovación apuntó que esta estrategia de Atención Primaria y Comunitaria «contará con personal del Ministerio y de las comunidades autónomas, así como del INGESA». Por su parte, concretó que «las sociedades científicas, colegios profesionales y las asociaciones de usuarios y pacientes serán consultados para la elaboración de los análisis y el seguimiento de las diferentes líneas estratégicas de desarrollo del Marco Estratégico».

Pilar Aparicio y María de los Santos Ichaso

Respecto a la Estrategia de Atención Primaria, Carcedo recordó que «responde al alto grado de consenso existente entre los responsables públicos de las comunidades autónomas, los profesionales sanitarios y los propios pacientes y usuarios de la Atención Primaria en torno a la necesidad de modernizar un servicio público que, a través de los, aproximadamente, 13.000 centros de salud y consistorios, llega a toda la ciudadanía y a todo el territorio nacional».

Asimismo, la titular de la cartera sanitaria del Gobierno resaltó que «la modernización de la Atención Primaria era una demanda inaplazable que planteaban pacientes y profesionales en todos los territorios» y ratificó el «compromiso evidente del Ministerio con este proceso». «Que el sistema funcione no es casualidad, pero para que siga siendo un servicio de alta calidad y satisfacción y que resuelva las necesidades de salud de la población hay que mantenerlo actualizado», indicó.

Por otro lado, Carcedo señaló que «el modelo de Atención Primaria de salud en España es integral, integrador, continuo, accesible, multidisciplinario, participativo y de alta calidad; además representa una herramienta poderosa para la equidad en el país».

Contenidos prioritarios

Entre las principales funciones que tendrá la Oficina Ejecutiva del Marco Estratégico de Atención Primaria y Comunitaria figuran el realizar seguimiento del desarrollo del plan, coordinar el trabajo con los Comités Técnico e Institucional, establecer canales de comunicación internos y externos, dar visibilidad a los avances que se vayan produciendo y elaborar un informe anual.

Faustino Blanco

A su vez, Aparicio detalló los contenidos priorizados dentro de esta Estrategia, es decir, los correspondientes al corto plazo, que serán desarrollados en este año, como son el análisis de la situación actual del primer nivel asistencial, los indicadores de seguimiento y métodos de evaluación, los recursos humanos y la financiación y el papel de la Atención Primaria en las estrategias de salud, entre otros.

Por su parte, María de los Santos Ichaso expuso, de manera pormenorizada, como se encuentra la Atención Primaria según los datos registrados por el Ministerio y destacó los más de 30 millones de urgencias que se producen en Atención Primaria fuera de su horario habitual.

«No morir de éxito»

En la clausura de este acto de presentación, Faustino Blanco subrayó que España «tiene un modelo de Atención Primaria de éxito», pero que «hay que seguir haciendo reflexiones sobre el mismo para no morir de éxito». Por ello, indicó que «hay que profundizar en este modelo», ya que «necesita un abordaje urgente porque sufrió directamente las consecuencias de la crisis y los cambios de paradigma».

Sobre la Oficina Ejecutiva presentada, este miércoles, 11 de septiembre, el secretario general de Sanidad justificó que se trata del «primer compromiso de la Estrategia de Atención Primaria», con el que se da «respuesta a la sociedad».

1 Comentario

  1. Isidoro Jiménez Rodríguez says:

    OTRO «VIAJE A NINGUNA PARTE»
    Se señala en la presentación del marco estratégico que la AP (Atención Primaria) no se ha reformado en los últimos 30 años; que fue el servicio sanitario que más sufrió durante la crisis; que no ha cubierto las expectativas de profesionales más formados; su capacidad de resolver más problemas de salud, que los que resuelve actualmente; o que se han dado movilizaciones de profesionales o pacientes ( https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2019-6761 ).
    Pero a mi entender las premisas que basan el fracaso de este ámbito asistencial son bien distintas:
    – No existe un auténtico trabajo en equipo, porque uno de los colectivos se cree superior, y la administración se lo consiente.
    – Las evoluciones tecnológicas y de las formas de comunicación y acceso a datos clínicos, no se han visto reflejados en su labor.
    – El peso de las industrias farmacéuticas, y de los boticarios, han desbordado el empleo de tratamientos de dudosa efectividad; o lo que es lo mismo, se ha empastillado a nuestra sociedad, sin ton ni son.
    – La falta de protocolos de actuación, principalmente en el ámbito de los médicos, ha disparado la utilización de pruebas y recursos, sin ninguna mesura y sensatez. Por que someterse a la evidencia científica, cuando cada profesional puede sentirse al frente de una taifa en la que obra sin tener que rendir cuentas a nadie.
    – No se tiene en cuenta la formación y preparación de las enfermeras, negándoles la autonomía en su campo profesional, y no permitiéndoles abarcar espacios asistenciales (cronicidad, envejecimiento, educación para la salud, etc.) que lógicamente deberían liderar.
    – Los que están al frente de la gestión y administración, que no son otros que los médicos, han sido incapaces de coordinar las distintas estructuras asistenciales, donde campea a sus anchas la soberbia y el despotismo de este colectivo hacia la sociedad y el resto de profesionales,
    Pues bien, después de esto, decir que hay que «potenciar la capacidad resolutiva de las enfermeras en la gestión del cuidado» o que hay que «incluir la valoración enfermera desde la primera visita del paciente», es decir bien poco, o nada. Es no hacer justicia con el profesional formado específicamente para cuidar a las personas, con la figura que puede aportar una visión holística e integral del paciente.
    No es necesario que, por arte de magia, surjan otras figuras de la nada, caso de farmacéuticos o psicólogos, para no cubrir ocurrencias.
    Si de verdad quieren potenciar a la AP, pongan en primer lugar al médico en su lugar, es decir, como un colaborador más, en el mundo sanitario. No como representante de una casta superior, a quien se le permite obrar a su antojo, y sin que nadie le pida responsabilidad alguna.
    Potencien realmente a la Enfermería, desbloqueen la prescripción de los fármacos y recursos que esta ya gestiona. Permitan que con su acceso a las áreas de gestión y administración, aporten un poco de aire puro a nuestra contaminada y enmohecida sanidad.
    Desde las instancias públicas no engañen a la sociedad, presentando una sanidad irreal. Afortunadamente en España no faltan médicos. al contrario, su desproporcionalidad con otros colectivos dificulta las tareas asistenciales.
    No enmascaren el fracaso del colectivo médico en la gestión de nuestra AP. Reconozcan su error en lugar de montar algaradas callejeras o tratar de engañar y embaucar a asociaciones de pacientes y ciudadanas.
    Por cierto lo de la Oficina Ejecutiva, siempre bajo mi modesto punto de vista, no deja de ser otra tomadura de pelo a la sociedad. Les propongo que en su lugar creen un órgano de inspección que constate como algunos profesionales sanitarios, rinden hasta un 200 o 300 % más en el sector privado, tras realizar su jornada en el público.

Deja un comentario