Apunte del día Editorial

La mutua A.M.A. abre una nueva etapa

A la vista de su cuenta de resultados en 2014 y asentada su presencia en Latinoamérica, puede decirse A.M.A., la mutua de los profesionales sanitarios, ha iniciado una nueva etapa. Lo digo después de haber escuchado a su presidente, Diego Murillo, que, tras haberse lamentado de que, en el pasado ejercicio, siguieron sufriendo las consecuencias de la inicua persecución de que fue objeto por parte de la Dirección General de Seguros, sí se había recuperado la moral, el espíritu de trabajo y el buen hacer. Y los buenos resultados, a pesar de que, según apuntó Murillo, podrían haber sido mejores, no tanto por culpa de la situación económica general, sino por causa del referido acoso.

La afirmación del presidente de A.M.A. no fue un brindis al sol, pues tiene cuantificados los perjuicios económicos derivados de la intervención y ha solicitado el correspondiente resarcimiento de la Administración. Bien es verdad que, desde 2010, en que los tribunales acabaron, por injusta, con la intervención, la mutua no ha dejado de desarrollarse, eso sí, con mucho esfuerzo, al igual que ocurriera en los tres años aciagos. Lo curioso es que, además, ha tenido que capear con la crisis económica; aunque lo que le duele realmente a Diego Murillo fue aquella extraña intromisión de la Dirección General de Seguros.

Buenos resultados

Ante lo conseguido en 2014, y valorándolo desde fuera, todo elogio se queda pequeño. La compañía cerró el pasado ejercicio con un margen de solvencia de 176,67 millones de euros, más de cinco veces el mínimo exigido, lo que le sitúa muy holgadamente por encima del requisito fijado en la normativa de solvencia. Asimismo, finalizó 2014 con un exceso de cobertura de provisiones técnicas de casi 140 millones de euros, un 62% más de lo exigido.

En 2014,  la mutua A.M.A. obtuvo un beneficio después de impuestos de 18,6 millones de euros, un 10,6% más que los 16,8 millones logrados el año anterior. La Mutua, única compañía nacional especializada en asegurar al colectivo sanitario, alcanzó en 2014 una rentabilidad del 18,7%, casi ocho puntos porcentuales por encima del 10,8% de rentabilidad media sectorial en el mismo periodo.

Y otro dato de interés, la mutua constituyó en Ecuador la sociedad AMA América, ya autorizada a actuar en el ramo equivalente al de Responsabilidad Civil Profesional español, y tiene muy avanzada su entrada en Colombia.

En fin, son datos que dan por hecho el inicio de una nueva etapa en A.M.A., la mutua de los profesionales sanitarios. Eso sí, admiro el espíritu inconformista y de superación de Diego Murillo y su equipo. De otro modo, resultaría difícil comprender su lamento por los efectos negativos de un acoso que, a la espera de posibles indemnizaciones, ya solo es recuerdo.

Carlos Nicolás

Director Editorial de Acta Sanitaria

Deja un comentario