Breves Según la SEC, las causas no están claramente definidas

La mortalidad hospitalaria por infarto en mujeres jóvenes duplica la de sus homólogos masculinos

— Sevilla 23 Abr, 2014 - 11:33 am

23 SEC LOGO

Mientras que la mortalidad hospitalaria del infarto entre hombres jóvenes es aproximadamente de un 4%, entre las mujeres jóvenes se sitúa en el doble, el 8%. Este extremo se desprende de los datos que abordará el XVI Simposio Internacional de Cardiopatía Isquémica de la Sección de Cardiopatía Isquémica y Cuidados Agudos Cardiovasculares de la Sociedad Española de Cardiología, SEC, que tendrá lugar en Sevilla entre el 24 y 26 de abril. Según la entidad organizadora, las causas no están claramente definidas, pero se cree que el infarto en las mujeres jóvenes se desarrolla de forma distinta a los hombres, contribuyendo a este exceso de riesgo a pesar de la percepción general sobre la protección de las mujeres frente a los ataques al corazón. Por ello en el simposio se debatirá por qué la mujer joven tiene un peor pronóstico frente al infarto que el varón.

De los  85.000 infartos tratados en centros hospitalarios de nuestro país cada año, algo menos del 5% se da en mujeres menores de 55 años. Aunque la incidencia del infarto entre las mujeres jóvenes es baja, no lo es la mortalidad que llega a ser el doble que la de sus homólogos masculinos: 4% en el caso de los hombres y 8% en el caso de las mujeres. En palabras del Dr. Antonio Fernández-Ortiz, presidente de la Sección de Cardiopatía Isquémica y Cuidados Agudos Cardiovasculares de la SEC, “todavía no sabemos a ciencia cierta a qué se debe esta situación. Sabemos que la mujer tiende a esperar más antes de acudir a un hospital cuando está sufriendo un infarto; además, al ser un evento poco común gracias a la protección de las hormonas antes de la menopausia, la mayoría de estudios que analizan la progresión del infarto incluyen a hombres, por lo que su presentación en el sexo femenino es poco conocida”.

La reunión también abordará los resultados de un reciente estudio liderado por el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares, CNIC, METOCAR, que ha demostrado cómo el metoprolol, un fármaco que no cuesta más de dos euros, es capaz de reducir el tamaño del infarto. Este beneficio es máximo cuando se administra precozmente en las ambulancias camino del hospital para la realización de una angioplastia primaria.

 

 

 

Deja un comentario