Industria farmacéutica Las enfermedades urológicas son el segundo grupo que más afecta a las mujeres

La mitad de las mujeres tendrá una infección urinaria alguna vez en su vida

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El director médico de Gebro Pharma, Jordi Galván (i), el coordinador del Grupo e Urología Funcional, Femenina y Urodinámica, Manuel Esteban, y la paciente Raquel Caballero

Casi un 50% de las mujeres adultas tendrá una infección del tracto urinario al menos una vez en su vida, y entre un 20 y un 30% sufrirá infecciones recurrentes, la mayoría entre 3 y 6 meses después de la infección inicial, según ha comentado hoy el coordinador del Grupo de Urología Funcional, Femenina y Urodinámica, el doctor Manuel Esteban, en un encuentro informativo en Barcelona organizado por la Asociación Española de Urología y Gebro Pharma.

Existe el mito de que las enfermedades urológicas sólo afectan los hombres, de ahí que muchas mujeres no acudan al urólogo y, por ello, que no sean diagnosticadas a su debido tiempo. Es más, existe un gran desconocimiento en relación a las enfermedades urológicas que afectan a las mujeres, lo que conlleva en muchos casos que sean mal diagnosticadas o incluso sean tratadas de manera inadecuada, y esto ocurre con patalogías como la Incontinencia Urinaria, las Infecciones del Tracto Urinario recurrentes o la Cistitis Intersticial.

Enfermedades que afectan muy negativamente a la calidad de vida de las mujeres en todos sus ámbitos, el profesional, el afectivo, el sexual o incluso en la calidad de sueño. Y a ello se suma en muchas ocasiones la aparición de depresiones a causa de las consecuencias de los trastornos en su vida.

Prueba de ello es el ejemplo de Raquel Caballero, una paciente de 42 años con Síndrome de Dolor Vesical, una afección causada por la inflamación de los tejidos de la pared de la vejiga y de la que se desconoce el porqué de su aparición. “La enfermedad me obligó a dejar de trabajar, perdí amigos por falta de comprensión o desconocimiento de la enfermedad, y no he podido tener más hijos”, señaló. Como consecuencia de esta enfermedad, cada 45 minutos debe levantarse por las noches para ir al baño, lo que le supone trastornos del sueño, pero no es el único problema, cada que vez que iba a orinar sufría fuertes dolores.

Esta paciente comenzó con la enfermedad cuando tenía año y medio, y a lo largo de la mayor parte de su vida ha tenido que soportarla sin tratamientos adecuados, pues sus síntomas pueden confundirse con infecciones de orina o incontinencia. Tuvieron que pasar bastantes años para encontrar alguien que la ayudase. Un especialista dio con la clave cuando ella tenía 30 años, y desde entonces su situación ha mejorado mucho.

Peor aún es el caso de la infección del Tracto Urinario, pues afecta en algún momento u otro a la mitad de la población femenina. Los síntomas son la frecuencia miccional elevada y el dolo pélvico. Lo habitual es que aparezcan tres o más infecciones en un año, o dos o más durante un periodo de seis meses. En el 95% de los casos la reincidencia se debe a una bacteria procedente de fuera del tracto urinario.

Incontinencia

Otra de las enfermedades urológicas es la incontinencia urinaria, que se produce en el 12% de la población adulta (10,8 en hombres y 12,8% en mujeres), llamado síndrome de vejiga hiperactiva. A partir de los 40 años la prevalencia aumenta de forma importante, hasta el 25,6% en el caso de las mujeres y del 17,5% en hombres. Los síntomas son más de 8 micciones al día, necesidad de ir al baño durante el descanso nocturno, escapes urinarios, y/o urgencia por ir el baño.

El tratamiento es escalonado. El primer paso es mejorar la dieta y los hábitos de salud urológica, pero si no funciona el médico pasa a utilizar fármacos y, en los casos más agudos, tratamiento quirúrgico.