Salud Mental Según una investigación del Vall d'Hebrón y el CIBERSAM

La migraña y el TDAH comparten una base genética común

— Barcelona 22 Jun, 2018 - 1:06 pm

Un estudio de tres grupos de investigación del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona y del Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental (CIBERSAM) ha concluido que la migraña comparte algunas variantes genéticas de riesgo con ciertas enfermedades como el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH).

Además, las enfermedades psiquiátricas como la esquizofrenia y el trastorno bipolar presentan una asociación familiar, tal y como evidencia este trabajo internacional de más de 600 instituciones que contó también con la participación de investigadores del CIBER de Enfermedades Raras (CIBERER).

En dicho estudio, se exploraron las conexiones genéticas entre enfermedades psiquiátricas con otras cerebrales, concluyendo los investigadores que las dolencias como la esquizofrenia y el trastorno bipolar comparten muchas de las variantes genéticas, mientras que las de origen neurológico como párkinson o alzhéimer parecen ser genéticamente más distintas.

La neuróloga responsable de la Unidad de Cefalea del Hospital Vall d’Hebron y jefa del grupo de investigación Cefalea y Dolor Neurológico del VHIR, la doctora Patricio Pozo, explicó que “la excepción es la migraña, un trastorno neurológico que correlaciona significativamente con el TDAH, la depresión mayor y el síndrome de Tourette”, basado en trastornos psiquiátricos.

Factores ambientales

El análisis en profundidad de la heredabilidad de los trastornos cerebrales mostró el papel clave de las variaciones genéticas comunes entre los trastornos neurológicos y psiquiátricos y los factores ambientales estudiados con superposiciones sustanciales en el riesgo genético.

Por su parte, el jefe del Servicio de Psiquiatría del Hospital Vall d’Hebron, el doctor Josep Antoni Ramos-Quiroga, señaló que “en el campo de la Psiquiatría, este estudio es muy importante porque pone de relieve la importancia de las bases genéticas comunes en muchos trastornos como el autismo, la esquizofrenia, el TDAH o el trastorno bipolar como factor de predisposición para el aparición del trastorno en función de determinados agentes externos”.

En este punto, dicho investigador aclaró que “las variantes genéticas juegan un papel fundamental para explicar porque el cerebro de cada persona se comporta de manera diferente ante un mismo condicionante externo”. Asimismo, el TDAH a nivel genético se asoció, en este estudio, a un mayor riesgo de obesidad, menos años de formación académica y mayor consumo de tabaco. Según Josep Antoni Ramos-Quiroga, “se muestran nuevamente los problemas de salud y sociales que pueden sufrir los pacientes con TDAH”.

Deja un comentario