Industria farmacéutica El Instituto Roche celebra su X Aniversario con un Foro Internacional para analizar los futuros retos médicos

La Medicina Personalizada, a examen en BioSpain 2014

— Santiago de Compostela 25 Sep, 2014 - 6:29 pm

Una década después del nacimiento del Instituto Roche -junio de 2004-, transcurridos 11 años desde la conclusión del Proyecto Genoma Humano -en 2003-, y con el propósito de analizar la evolución de la Medicina Personalizada y, sobre todo, para determinar los retos de presente y futuro en este ámbito, el Instituto Roche ha celebrado un Foro Internacional de Medicina Personalizada, en el marco del 7º Encuentro Internacional de Biotecnología BioSpain 2014, que tiene lugar en Santiago de Compostela.

De izda. a dcha., Ángel Carracedo, Manel Esteller, Gerardo Jiménez-Sánchez y Joaquín Dopazo.

De izda. a dcha., Ángel Carracedo, Manel Esteller, Gerardo Jiménez-Sánchez y Joaquín Dopazo.

Según Federico Plaza, director de Government Affairs de Roche en España, “la posibilidad de ofrecer diagnósticos y tratamientos personalizados ha dejado de ser un deseo para convertirse en una nueva forma de abordar las enfermedades. La Medicina Personalizada ha supuesto un cambio de paradigma en muchas áreas de nuestro Sistema Nacional de Salud, incorporándose progresivamente en la agenda de las autoridades sanitarias”.

Sin embargo, prosigue, “aún hay muchos pasos que dar para el óptimo desarrollo de la Medicina Personalizada. Y aunque ya se ha introducido el concepto en el ámbito sanitario y social pero, por ejemplo, no está asumido todavía que son imprescindibles los registros de pacientes para evaluar sus resultados en salud y medir su impacto económico”.

Medicina traslacional

Se trata, en definitiva, de hacer posible una medicina traslacional que facilite la rápida incorporación y adaptación de los hallazgos procedentes de la investigación básica a la práctica asistencial, haciéndolos accesibles a todos los ciudadanos. Para ello, como subraya Plaza, “los sistemas públicos de salud deben adaptarse a los cambios necesarios que requiere esta Medicina, asumiendo también una financiación acorde con los resultados en salud que se alcanzan”.

Al decir de los expertos, la promesa de aproximarnos a disponer de un tratamiento para cada paciente, atendiendo a sus rasgos genéticos, con el fármaco más adecuado, a la dosis correcta, para obtener la máxima eficacia terapéutica con el mínimo riesgo y coste es ya una realidad.

Para Ángel Carracedo, director de la Fundación Pública Gallega de Medicina Genómica, “las expectativas despertadas por este nuevo abordaje de las enfermedades se están cumpliendo al ritmo esperado, aunque es posible que en muchas personas se hubiesen creado unas expectativas excesivas”. Entre dichas realidades, Carracedo señala que “ahora disponemos de muchos biomarcardores de predicción de respuesta a los fármacos y capaces también de predecir la aparición de efectos secundarios, especialmente en cáncer”.

Inactivación epigenética

En esta línea de nuevos y específicos fármacos antitumorales, asegura el Dr. Manel Esteller, director del Epigenética del Cáncer y del Programa de Biología del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge, Idibell, suponen un gran avance a nivel mundial los estudios de inactivación epigenética debida a metilación aberrante en genes reparadores del ADN. “La prueba de principio de que este razonamiento funciona ha sido nuestro hallazgo de que la hipermetilación del gen reparador del ADN, denominado MGMT, predice qué tumores cerebrales van a ser sensibles al fármaco empleado”.

Sin embargo, las dificultades de aplicación clínica de la Medicina Personalizada son muchas, sobre todo porque “la estratificación de las enfermedades oncológicas en base a sus mecanismos etiopatogénicos avanza lentamente, dado que se trata de una enfermedad compleja y muy heterogénea”, reconoce Ángel Carracedo, para quien es necesario progresar más en la estratificación de la enfermedad,  y realizar cambios organizativos, siendo prioritario “mejorar la organización de la Farmacogenómica en el entorno hospitalario, con el objetivo de facilitar una mejor traslación de los conocimientos a la práctica clínica”.

Rentabilidad terapéutica

“El número de especies cuyo genoma se ha secuenciado supera las 5.000”, subraya el Dr. Gerardo Jiménez-Sánchez, profesor de Genómica y Bioeconomía de la Escuela de Salud Pública de Harvard, EE.UU., y presidente de Biotecnología de la OCDE. Para este experto de referencia mundial, aparte del beneficio clínico, la inversión en Medicina Personalizada es rentable.

A guisa de ejemplo, indica este experto que “no es lo mismo que las políticas públicas ofrezcan una serie de intervenciones de salud pública indiscriminadas a toda la población, asumiendo que los riesgos son iguales para todos, que hacer tiros de precisión más efectivos y menos costosos en base a información genómica”.

Finalmente, el responsable del Departamento de Genómica Computacional del Centro de Investigación Príncipe Felipe, Valencia, Joaquín Dopazo, matiza que “los datos genómicos son un ingrediente imprescindible para la Medicina Personalizada”, ya que este nuevo paradigma brinda importantes oportunidades en la investigación científica y en la salud pública, ya que ofrece el potencial de desarrollar conocimientos para prevenir, o cuando menos retrasar el inicio de enfermedades.