Tecnología e Investigación permite una mayor precisión

El Hospital La Luz incorpora un mamógrafo 3D para el diagnóstico precoz de patología mamaria

— Madrid 11 Sep, 2019 - 12:40 pm

El Servicio de Radiodiagnóstico del Hospital La Luz de Madrid, perteneciente al grupo sanitario Quirónsalud, ha incorporado recientemente un nuevo mamógrafo tridimensional (tomosíntesis digital 3D), que permite localizar e identificar «con mucha más precisión» las lesiones en la mama, según explica el propio centro.

«El nuevo equipo tiene claras ventajas respecto a las mamografías convencionales, logrando imágenes de alta calidad, una menor dosis de radiación y mayor confort para las pacientes, ya que la pala compresora posee una forma adaptada a la mama produciendo menor compresión sobre la misma», informan desde este hospital.

Para el radiólogo que creó la Unidad de Radiología de Mama del Hospital La Luz hace nueve años, el doctor José Luis Pérez Aranda, «existen innumerables avances en estos nuevos sistemas que dejan ya obsoletos a los equipos precedentes». «En tan solo tres segundos es capaz de obtener cada una de las proyecciones (imágenes en corte) y, con ello, disminuimos la posibilidad de movimiento de la paciente, por tanto, la necesidad de repetir la prueba cuando la paciente se mueve», señala.

«Estas condiciones permiten mejorar notablemente la detección y el diagnóstico de cánceres de mama de forma precoz, evitando así que se extienda a otras partes del cuerpo (metástasis), con un mejor pronóstico y haciendo posible un tratamiento menos agresivo», afirma, por su parte, la directora de la Unidad Radiológica de Patología Mamaria del Hospital La Luz, la doctora Silvia Pérez Rodrigo.

Detecta un 90% más de casos

«Un estudio presentado en la reunión anual de la Sociedad de Radiología de Estados Unidos demuestra que la mamografía tridimensional detecta un 90 por ciento más de casos de cáncer de mama», tal y como informa el propio centro hospitalario. «En casos de lesiones benignas, nos permite dar un diagnóstico de benignidad con mayor seguridad, disminuyendo con ello la tasa de rellamadas, es decir, la necesidad de realizar otras pruebas complementarias como pueden ser compresiones localizadas, ecografía, resonancia magnética mamaria y, en muchos casos, biopsias, en lesiones que finalmente son benignas», añade Silvia Pérez Rodrigo.

«Además, hemos notado especial utilidad en pacientes con mamas densas, uno de nuestros grandes desafíos, ya que en este tipo de mamas, las lesiones pueden pasar desapercibidas o quedar ocultas o enmascaradas en el tejido mamario de la paciente, teniendo éstas mayor riesgo de padecer cáncer y de ser diagnosticado más tarde», asegura la directora de la citada Unidad.

Deja un comentario