Tecnología e Investigación Según una investigación de SEFAP

La intervención de farmacéuticos reduce un 28% los psicofármacos en personas con demencia

— Madrid 12 Feb, 2019 - 3:54 pm

Según la investigación liderada por Mireia Massot, miembro de la Sociedad Española de Farmacéuticos de Atención Primaria (SEFAP) y publicada el pasado mes de enero en la revista BMC Geriatrics, la intervención del profesional de Farmacia en Atención Primaria ha reducido en un 28 por ciento de media la prescripción de fármacos psicotrópicos en pacientes institucionalizados con demencia.

Mireia Massot

Por tipo de medicamentos, los antipsicóticos fueron los que presentaron una reducción más acentuada con un 49,66 por ciento, seguidos de los inhibidores de la acetilcolinesterasa y la memantina con 28,57 por ciento y los antidepresivos con un 28,48 por ciento. Esta reducción también fue significativa en el número promedio de psicofármacos prescritos por paciente, que disminuyó desde 2,71 del inicio del estudio hasta los 2,01 a los seis meses de la implantación del nuevo protocolo.

La demencia es una enfermedad degenerativa que provoca pérdida de la función cerebral y que con mucha frecuencia trae aparejados síntomas psicológicos y conductuales como agitación, irritabilidad, trastornos del sueño, alucinaciones o agresividad, lo que provoca que con asiduidad se recurra a psicofármacos para paliar la intensidad de estos síntomas.

Según los datos consultados por SEFAP, se estima que el 70 por ciento de los pacientes con demencia toman uno o más psicofármacos, cuyo uso para tratar los síntomas psicológicos conductuales relacionados con la demencia puede llevar a una disminución de la capacidad cognitiva, rigidez o somnolencia, y dar lugar a complicaciones como la neumonía.

Pautas terapéuticas

El estudio publicado en BMC Geriatrics partió de la elaboración de una guía por un equipo multidisciplinar, formado por un neurólogo, un psiquiatra, un geriatra, un psicogeriatra, dos médicos de Familia y cuatro farmacéuticos, que diseñaron las pautas terapéuticas para el tratamiento farmacológico y no farmacológico de los síntomas psicológicos conductuales relacionados con la demencia.

Para Mireia Massot, la revisión de la medicación “es importante porque te hace parar y reflexionar sobre si todos los medicamentos que tiene prescritos un paciente continúan estando indicados o son adecuados para su estado actual”, ya que «los pacientes cumplen años, se producen cambios fisiológicos, hay fármacos que no son aconsejables a partir de determinada edad, y no se puede exigir el mismo nivel de objetivos terapéuticos ni la misma intensidad terapéutica a pacientes de 40 que de 90 años».

Deja un comentario