Hospitales

La importancia de tener un hospital cerca de tu lugar de residencia

Tener buena salud y una vida feliz y larga es uno de los grandes deseos del ser humano. Siempre se le da mucha importancia, pero cuando todo lo demás falla, se convierte en algo completamente esencial, ¿no es así?

Entendemos que poder acceder de forma inmediata a los servicios de salud en todas sus diferentes especialidades (geriatría, cirugía, ginecología, traumatología, urología, etc.) cuando enfermamos, poder optar a tratamientos médicos específicos y ser atendidos de urgencia son derechos que todo ser humano debería poder disfrutar. Sin embargo, no siempre es así. En muchas ocasiones, la gente que vive en zonas rurales y más remotas no tienen la misma suerte que la gente que vive en grandes ciudades. Si vamos aún más allá, incluso en las grandes ciudades nos podríamos encontrar con este tipo de problemas si vivimos en una zona de la periferia donde el hospital más cercano está a kilómetros de distancia.

¿Te imaginas que tengan que desplazarte durante una hora en ambulancia para ir al hospital más cercano? ¿O tener que desplazarte en la ciudad en transporte público aquejado de alguna dolencia porque te tienen que hacer unas pruebas? Seguramente no estarás pensando que es lo más conveniente.

Todo el mundo debería tener derecho a una sanidad de calidad, donde las instalaciones del hospital no primen sobre su localización. Es cierto: todo el mundo quiere los equipos más nuevos y revolucionarios del mercado, pero de nada sirven esos equipos si no contamos con un hospital cercano al que acudir cuando necesitamos a un experto en geriatría, ginecología o cirugía, por nombrar unos cuantos. Contar con una gran red de hospitales que puedan satisfacer las necesidades sanitarias de la población de un país debería estar en la lista de todos los políticos del gobierno. Al fin y al cabo, nuestra vida depende de ellos.

Deja un comentario