Tecnología e Investigación En su Servicio de Radiología Vascular e Intervencionista

La Fundación Jiménez Díaz efectúa electroporación irreversible para cáncer de páncreas avanzado

— Madrid 5 Abr, 2019 - 4:40 pm

El Servicio de Radiología Vascular e Intervencionista de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid, centro perteneciente al Grupo Quirónsalud, ha tratado un cáncer de páncreas localmente avanzado, de más cinco centímetros y con dolor intenso focal asociado a la tumoración y refractario a los tratamientos habituales, mediante ablación con electroporación irreversible percutánea, logrando disminuir el citado dolor en las horas siguientes a la intervención.

Según asegura este centro sanitario, «la agresividad es una de las características más complicadas de gestionar del adenocarcinoma pancreático, cuya tasa global de supervivencia a cinco años es inferior al 10 por ciento». Además, añade que «este pronóstico se explica por su frecuente diagnóstico en un estadio avanzando, lo que hace que solo entre el 15 y 20 por ciento de los pacientes sean candidatos a resección quirúrgica para su tratamiento, y que el resto tengan respuesta limitada a la quimioterapia y radioterapia combinadas».

Ante dicho panorama, los especialistas de este campo exploraron alternativas de abordaje con varias terapias ablativas como tratamiento adjunto o independiente, aunque lamentan que estén «asociadas a una importante morbilidad y mortalidad debido al daño térmico en algunos casos».

Muerte celular

En este contexto, el jefe del Servicio de Radiología Vascular e Intervencionista de la Fundación Jiménez Díaz, el doctor Eduardo Crespo, explica que “la electroporación irreversible se presenta como una posible técnica de ablación tumoral no térmica de tejidos blandos con potenciales ventajas frente a las terapias ablativas existentes, ya que la muerte celular que produce es resultado de la apoptosis, y no de la necrosis, como ocurre en las demás ablaciones térmicas o por radioterapia”.

El caso recientemente intervenido en este hospital fue llevado a cabo por el Servicio de Radiología Vascular e Intervencionista, en colaboración con el equipo de Anestesia. Se trataba de una paciente de 62 años con buen estado general y un tumor en el cuerpo del páncreas que invadía estructuras vasculares, característica que le cataloga como localmente avanzado.

Deja un comentario