Hospitales Dirigida a médicos residentes (MIR) de Hematología

La Fundación Jiménez Díaz acoge una jornada sobre gestantes con síndrome antifosfolípido obstétrico

— Madrid 2 Dic, 2019 - 5:44 pm

El Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid, gestionado por el grupo sanitario Quirónsalud, ha acogido el II Curso formativo para Médicos Internos Residentes (MIR) de Hematología, con el fin de diagnosticar y tratar a las mujeres gestantes con síndrome antifosfolípido obstétrico.

Pilar Llamas

El síndrome antifosfolípido obstétrico (SAFO) es una enfermedad autoinmune sistémica que puede causar abortos de repetición tempranos y otras complicaciones gestacionales debido a los mecanismos trombóticos e inflamatorios que desencadena, y entorno a la cual, a día de hoy, siguen dándose situaciones controvertidas en las que no existe consenso en cuanto a su manejo y seguimiento.

El II Curso para residentes de Hematología sobre ‘Actualización en el manejo del Síndrome Antifosfolípido Obstétrico’ fue un encuentro en el que los especialistas de este ámbito trataron los aspectos prácticos que encuentran día a día en las consultas de Hemostasia.

Según explicó la jefa del Servicio de Hematología de este hospital madrileño, la doctora Pilar Llamas, «la hemostasia -conjunto de mecanismos del organismo encargado de detener la hemorragia y evitar que se formen trombos- es un pilar fundamental de la especialidad de Hematología y Hemoterapia».

Sin organización homogénea

Sin embargo, dicha especialista apuntó la posibilidad de que no haya «una organización homogénea en todos los hospitales de los departamentos de hemostasia y trombosis, por lo que este foro puede aportar una visión clínica muy enriquecedora y motivante para los residentes».

Además de causar abortos de repetición tempranos, antes de la décima semana del embarazo, el SAFO presenta otras manifestaciones clínicas, como las muertes de fetos morfológicamente normales más allá de dicha semana o los partos prematuros antes de la semana 34 de neonatos morfológicamente normales debidos a eclampsia, preeclampsia grave o insuficiencia placentaria.

Por su parte, la doctora Rosa Vidal, que es especialista del Servicio de Hematología de la Fundación Jiménez Díaz, indicó que «quizás el aspecto más controvertido en cuanto a su manejo es cómo tratar a aquellas mujeres que no cumplen criterios clasificatorios de SAFO, pero sí presentan morbilidad obstétrica y/o anticuerpos propios de esta entidad».

En este sentido, cuando no cumplen criterios diagnósticos estrictos, pero sí cuentan con criterios de laboratorio y morbilidad obstétrica, las pacientes probablemente se pueden beneficiar del tratamiento convencional del SAFO sin esperar a que se presente más morbilidad obstétrica. «Es el caso de mujeres, que, por ejemplo, hayan sufrido dos abortos y un parto prematuro por preeclampsia más allá de la semana 34 de gestación», subrayó esta especialista.

Deja un comentario