Tecnología e Investigación En el marco de su XX Ateneo de Bioética

La Fundación de Ciencias de la Salud aborda los nuevos retos éticos ante la llegada del Big Data

— Madrid 7 Mar, 2019 - 1:43 pm

Los especialistas reunidos este jueves, 7 de marzo, en el XX Ateneo de Bioética organizado por la Fundación de Ciencias de la Salud, bajo el título ‘Big Data: Ciencia, medicina y ética‘, han analizado los nuevos retos científicos y éticos ante la llegada del Big Data al sector sanitario.

El informe elaborado por las consultoras Roland Berger y France Digitale sitúa a España entre los cuatro ecosistemas de Inteligencia Artificial más desarrollados de Europa. “Uno de los grandes problemas de la humanidad es que ha perdido la mayor parte de la información que ha ido generando a lo largo de la historia. La llegada del Big Data pone fin a este problema”, explicó el presidente de la Fundación de Ciencias de la Salud, el profesor Diego Gracia, quien aseguró que “estas tecnologías han posibilitado el desarrollo de la genómica y la proteómica, con una repercusión enorme en la prevención, diagnóstico y tratamiento médico”.

Para Diego Gracia, “los bancos de datos médicos anonimizados están permitiendo llevar a cabo investigaciones sobre enfermedades y terapias a un ritmo mucho más rápido que los tradicionales”. Sin embargo, lamentó que “hay problemas para la elaboración de algoritmos que permitan pasar del lenguaje natural al lenguaje que pueden procesar los programas informáticos”.

Por su parte, Urko Marigorta, que es investigador del Centro de Investigación Cooperativa en Biociencias (CIC bioGUNE) de Vizcaya, afirmó que gran parte de las diferencias que explican que unos individuos sufran enfermedad, y otros no, se deben a factores genéticos. Así, argumentó que “cada vez sabemos usar mejor los datos genéticos de cada individuo para hacer un estudio exhaustivo sobre el riesgo de enfermedad en cada persona y lo hacemos a un menor coste”.

Hacer estudios poblacionales

De esta forma, dicho científico defendió que se podrán hacer estudios poblacionales que permitan clasificar cada persona en grupos del tipo bajo riesgo, alto riesgo, etcétera, lo que permitirá crear protocolos médicos que se adecuen a su práctica según este conocimiento. En concreto, matizó que “por 50 euros podemos hacer un estudio preliminar del genoma de cada persona, medir su riesgo genético y seleccionar el 1, 5 o 10 por ciento de individuos que tienen más riesgo de sufrir determinadas enfermedades”.

El director del Instituto Andaluz Interuniversitario en Data Science and Computational Intelligence (DaSCI) de la Universidad de Granada, Francisco Herrera, señaló que se avanza “hacia una Medicina de precisión que procesará toda la información del paciente: genética, dietética e incluso del entorno en el que vive, permitiendo crear tratamientos altamente personalizados”.

Según los especialistas reunidos en el XX Ateneo de Bioética de la Fundación de Ciencias de la Salud, el problema ético más importante que se plantea es el de la “confidencialidad” de los datos, de manera que se respete la intimidad y privacidad de las personas y se controle la circulación de “noticias falsas”.

Deja un comentario