Industria farmacéutica Según Farmaindustria, en la II Jornada Post-Ispor

La financiación de los nuevos medicamentos debería basarse en el valor global que aportan

— Madrid 26 Mar, 2019 - 5:24 pm

En la II Jornada Post-Ispor, celebrada en la sede del Ministerio de Sanidad, el director del Departamento de Estudios de Farmaindustria, Pedro Luis Sánchez, ha explicado sobre la financiación pública y precio de los nuevos tratamientos que «el regulador deberá analizar cuáles son los elementos de valor adicional aportado por un fármaco y, como representante del conjunto de la sociedad, decidir por cuáles de ellos está dispuesto a pagar y cuánto”.

En este sentido, y tal como establecen los principios de buena práctica reguladora de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la patronal de la industria farmacéutica señala que «es importante considerar la distribución de los efectos de una determinada regulación en el conjunto de la sociedad y tomar en consideración sus efectos económicos y sociales, así como promover la innovación a través de incentivos de mercado».

«Todo esto, por supuesto, debe plantearse en un contexto de conciliación del acceso de los pacientes a la innovación y la sostenibilidad del sistema sanitario, desafío con el que la industria farmacéutica está firmemente comprometida», destaca en este sentido Farmaindustria.

En lo que se refiere a la evaluación de la aportación clínica del fármaco, Pedro Luis Sánchez sostiene que el Informe de Posicionamiento Terapéutico (IPT) constituye “la herramienta fundamental”. No obstante apuntó que, «aunque su implantación está ya más que consolidada, existen posibilidades de mejora, en cuanto a plazos de la evaluación, participación de los distintos agentes implicados y trabajo en paralelo con el resto de procedimientos de la evaluación económica, como el impacto presupuestario, la evaluación coste-efectividad o el impacto sobre el PIB”.

Maximizar la eficiencia económica

El representante de Farmaindustria abogó por maximizar la eficiencia económica mediante el análisis del valor que aportan los medicamentos en términos de resultados en salud y costes; profundizar en los acuerdos de riesgo compartido entre Administración y compañías farmacéuticas; emplear esquemas innovadores para la financiación de medicamentos; estudiar la llegada futura de nuevas innovaciones así como las próximas expiraciones de patentes; e ir más allá del mero análisis de coste-efectividad, utilizando herramientas como el análisis de decisión multicriterio.

Asimismo, Pedro Luis Sánchez considera que «ha llegado el momento de hacer frente a dos nuevos retos regulatorios, que son la necesidad de articular precios distintos por indicaciones y analizar mecanismos para el establecimiento del precio de medicamentos administrados en combinación».

Deja un comentario