Política y Sociedad El ejecutivo germano presentará en enero de 2017 una enmienda a su ley

La Eurocámara debatirá si Alemania incluye a España en su cobertura a víctimas de talidomida

La coordinadora de la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo y eurodiputada socialista, Soledad Cabezón, ha presentado la resolución que la Eurocámara debatirá el 15 de diciembre, elaborada con la intención de que la reforma del Gobierno alemán de la Ley de la Fundación para la Talidomida incluya la posibilidad de que víctimas de países como España, Reino Unido e Italia puedan acceder a las indemnizaciones que la Fundación alemana Contergan aporta.

davDicha reforma por parte del Ejecutivo alemán está prevista para enero de 2017 y buscará permitir que los supervivientes puedan acceder al Fondo Especial Sanitario de la Fundación Contergan. Por ello, la comisión que coordina Soledad Cabezón presenta la resolución con anterioridad a la aprobación de la enmienda alemana, con la intención de que el nuevo texto “no solamente reconozca a las víctimas alemanas”, apuntó la eurodiputada socialista.

Según Cabezón, son varios los informes jurídicos que señalan la posible responsabilidad del Gobierno de Alemania en la crisis de la talidomida. Cincuenta años más tarde, los derechos de las víctimas de los efectos del fármaco no se ven reconocidos por países como España que, aunque ha hecho avances, sólo cuenta con 24 personas aceptadas por el Real Decreto 1096/2010, cuando son unos 220 los casos estimados de afectados.

Este decreto es “insuficiente”, según la eurodiputada, quien aseguró que la resolución puede ayudar no sólo a que los derechos de las víctimas se vean reconocidos en Alemania y accedan allí a las indemnizaciones, sino que significaría un paso más en su reconocimiento en España; esto se uniría ala Proposición No de Ley aprobada el 24 de noviembre de 2016, con la que se insta a reformar el RD. Así, “el que tiene que mover ficha ahora es el Gobierno de España”, añadió Cabezón, pues considera que el Estado español también tiene parte de responsabilidad en que el fármaco se suministrara en el país.

El papel del Gobierno español es fundamental

No sólo eso, sino que el papel del Gobierno actual puede ser fundamental en las negociaciones para que la farmacéutica Grünenthal colabore en las indemnizaciones y no sólo recaiga ese peso sobre Alemania. “Ha prescrito el posible delito penal, pero eso no impide que haya conversaciones para que participen en las indemnizaciones”, expresó Soledad Cabezón, algo que “no es fácil, pero sí posible”.

Para el vicepresidente y tesorero de la Asociación de Víctimas de Talidomida de España (AVITE), Rafael Basterrechea, la posición del Gobierno español debe ser más firme en estas conversaciones con el laboratorio. “Grünenthal lleva 50 años vendiendo fármacos subvencionados por el Estado español”, aseguró, por lo que el Gobierno “sí tiene capacidad para presionar a la compañía”, bajo la amenaza de bloquear sus ventas en España.

Próximos pasos para el reconocimiento

A pesar de los años que han pasado sin reconocimiento a las consecuencias del fármaco, “la actitud del Gobierno ha cambiado mucho”, afirmó Basterrechea. “Por fin el Partido Popular ha hablado de corresponsabilidad a Grünenthal”, añadió el vicepresidente de AVITE, que espera que la resolución presentada no implique que ahora España “se lave las manos” y deje solamente a cargo de Alemania el apoyo económico a los afectados.

Dos son los próximos pasos en este sentido. El primero, la aprobación de la resolución por parte del Parlamento Europeo; tras ello, que Alemania apruebe la reforma de la Ley de la Fundación para la Talidomida e incluya a otros países con afectados -Alemania cuenta con 2.700-, para que cualquier víctima pueda acceder al Fondo Especial Sanitario de la Fundación Contergan. Dos pasos que pretenden unificar el tratamiento a las víctimas de la talidomida en la Unión Europea.