Política y Sociedad encuentro organizado por la Asociación de Miopía Magna con Retinopatías

La «epidemia de la miopía» ya abarca a cerca de la mitad de la población española joven

Con motivo del Día Mundial de la Visión, la Asociación de Miopía Magna con Retinopatías (AMIRES) ha realizado un encuentro en el que se abordó la llamada «epidemia de la miopía» actual, que se evidencia en datos como el expuesto en el evento de que en España el porcentaje de jóvenes de 21 a 30 años con miopía es ya casi del 48 por ciento.

Javier García

Javier García

El presidente de AMIRES, Javier García, presentó la asociación, que tiene más de 10 años de historia y que busca hacer disminuir el número de miopes magnos en el país, es decir, aquellos con más de seis dioptrías. García destacó el papel de su organización, así como abordó la denominada «epidemia de la miopía» y destacó las graves consecuencias que esto puede llegar a tener, conllevando en los casos más avanzados, incluso, a que algunas personas pierdan sus puestos de trabajo.

Asimismo, García afirmó que, si bien no tenemos estudios del coste de la miopía en España, con base en estudios europeos su organización cifra este gasto estatal en 3.500 millones euros para los miopes moderados. En el caso de personas que ya tienen una discapacidad visual, los gastos se multiplican, estimándose en torno a 11.000 euros al año por persona. En total, más de 12.000 millones de euros al año en nuestro país, según esta organización. En este contexto, el presidente de AMIRES asegura que ya que conocen la «magnitud», quieren «impulsar un estudio del coste económico y social de la miopía magna».

En 20 años la mitad de la población española podría ser miope
Jorge Torres

Jorge Torres

El oftalmólogo pediátrico y estrabólogo, así como secretario General de la Sociedad Española de Estrabismo y Oftalmología Pediátrica, Jorge Torres, por su parte, hizo énfasis en el aumento de la prevalencia. Apuntó, al respecto, que en los años 70 en Estados Unidos era del 25 por ciento y para 2012 ya estaba en un 41 por ciento.

En cuanto al caso de España, según los datos aportados por AMIRES, cerca al 25 por ciento de la población es miope, porcentaje que asciende entre los jóvenes de 21 a 30 años hasta cerca del 48 por ciento, de tal manera que, si continúa esta tendencia, en 20 años el porcentaje de miopes en España podría ser de la mitad de la población.

En cuanto a las personas con miopía magna, que es cuando ya se considera como patología, como explicó Torres, representan alrededor del 12 por ciento de la población española. De hecho, la miopía es una de las principales causas de ceguera. De todos los afiliados a la ONCE, en el 2015, los miopes magnos representaron más del 21 por ciento, en concreto fueron más de 15.000 personas, siendo la causa principal de adhesión, según se informó en el evento. Está claro, afirmó Torres, que estamos ante una «patología que con el paso de los años está aumentando» y en grandes proporciones.

Casi la mitad de la población joven de Europa también es miope

En el caso de Europa, actualmente más de un 30 por ciento de la población es miope y un 5,4 por ciento de este porcentaje tiene miopía magna. Sin embargo, más de un 47 por ciento de la población joven tiene miopía, porcentaje del que más del 11 por ciento tiene miopía magna. «La población joven es más miope y en niveles mayores», lamentó Torres.

Son alarmantes los datos si tenemos en cuenta que en Europa y Estados Unidos se han multiplicado por dos el número de personas con miopía y en Asia por 4,5 veces, según apuntó el oftalmólogo pediátrico. Y es que hay que tener en cuenta que una de cada diez personas con miopía puede llegar a tener miopía magna.

En el plano mundial, la mayor tasa en niños se encuentra en Singapur, con el 47, 7 por ciento de escolares afectados. En China, las tasas de miopía en jóvenes han pasado de un 10 a 20 por ciento hace sesenta años, al 90 por ciento en la actualidad.

Diagnóstico temprano
Andrés Martínez

Andrés Martínez

Explicó, asimismo, Torres que «la progresión de la miopía se produce entre los 7 y 17 años, principalmente», por lo que es un momento clave para evitar la progresión de la miopía; las consecuencias se evidencien después, ya que las complicaciones ocurren principalmente pasados los 50 años.

El presidente de la Sociedad Española de Optometría, ex Secretario del Colegio Nacional de Ópticos y Optometristas y profesor de la Facultad de Óptica y Optometría UCM, Andrés Martínez, insistió, en esta línea, en la importancia del diagnóstico temprano y explicó que en el desarrollo de la miopía hay una parte que tiene que ver con la genética y otra con el medio ambiente, así como con el estilo de vida. Y es que, aparte de los factores genéticos, los factores ambientales también influyen, por el excesivo trabajo de cerca, con smartphones, tablets y ordenadores; así como el poco tiempo al aire libre, la falta de luz solar que inhibe la dopamina; y el actual estilo de vida, como puede ser una presión académica excesiva.

Explicó Martínez que la miopía «no es un estado, es un proceso», que pasa por diferentes estados predecibles en su naturaleza, pero no en el tiempo, y recordó que «la función visual no está aislada del resto del organismo».

Gonzalo Carracedo

Gonzalo Carracedo

El profesor de la Facultad de Óptica y Optometría UCM, miembro de OftaREd y representante nacional de EurOK (Academia Europea de Ortoqueratología y Control de la Miopía), Gonzalo Carracedo, a este mismo respecto, hizo énfasis en «evitar los factores ambientales que van a provocar que la miopía avance», así como en «evitar el exceso de uso de tablets, smatphones y ordenadores».

Soluciones correctivas

Igualmente, Carracedo explicó las diferentes soluciones correctivas, entre las cuales incluyó las lentes multifocales, las gafas bifocales o progresivas y la atropina. Asimismo hizo referencia a la otroqueratologia, también llamada Orto-K.

Se dedicó a explicar este método el fundador y director de las clínicas especializadas en ortoqueratología y control de la miopía Doctor Lens y miembro de la junta directiva de EurOK, Dimitry Mirsayafov, quien explicó que se trata de un lente de contacto de uso nocturno que moldea la córnea. Se trata de un método no farmacológico que ralentiza la progresión de la miopía, explicó. Se trata de lentes de contacto especiales de uso nocturno que te permiten ver bien durante todo el día, apuntó y añadió que «también sirve para corregir hipermetropía y el astigmatismo, pero principalmente la miopía»

Fotografías: Marcela Fonseca / © Doctor Lens

1 Comentario

  1. Javier A. says:

    Epidemias, patologías???Las miopías magnas con retinopatías, de acuerdo, pero ¿la miopía que ¨aparece¨ a los 7 años una patología que debe ser tratada por médicos? Deberían preocuparse los médicos, léase oftalmólogos, supuestamente especializados pediátricos, etc. en evaluar la visión de los niños en distancias próximas, como los 40 cm en lugar de simplemente sentarles en el sillón y tomarles la agudeza visual para ponerles una gafa de esa ¨patología epidémica¨ llamada miopía.
    Dicen que los dispositivos electrónicos, móviles, etc. hacen a los niños miopes, por no hablar de la excesiva exigencia visual en cerca desde los coles, entonces, señores, ¿por qué el 99,9% de los oftalmólogos ni siquiera se toman la molestia de analizar la agudeza visual ni las capacidades visuales en distancias próximas cuando los niños acuden a sus consultas? No, es mejor aliviar los síntomas de estrés en visión próxima, como, por ejemplo, una mala agudeza visual en distancia lejana y condenar a esos miles de niños a tener que llevar una gafa de miopía de por vida.
    Un poco más de rigor profesional y menos simposiums sería más recomendable para la vida de los niños supuestamente miopes.

Deja un comentario