Política y Sociedad En una nueva reivindicación de la profesión enfermera

La educación sanitaria para la cronicidad demanda mayores recursos humanos en Madrid

Durante la jornada sobre el papel de la Enfermería en la educación en salud de los pacientes crónicos, realizada en la sede del Consejo General de Enfermería (CGE), diferentes figuras de este colectivo profesional estimaron que la educación sanitaria para la cronicidad demanda mayores recursos humanos en la Comunidad de Madrid, lo que indicaron en un encuentro formativo organizado por la Escuela Internacional de Ciencias de la Salud (EICS), con el patrocinio de la compañía farmacéutica Boehringer Ingelheim.

Pilar Fernández Fernández

Pioneras en cronicidad

La directora de la Escuela Internacional de Ciencias de la Salud y vicepresidenta del CGE, Pilar Fernández Fernández, dio la bienvenida a los directores de Enfermería y supervisores asistentes al evento, junto a su agradecimiento para todo el equipo de la Escuela y el Consejo. Saludó también especialmente a la Asociación Iberoamericana de la Salud.

Afirmó Pilar Fernández Fernández que antes de que se hablara de cronicidad en todas partes, ya estaban ahí las enfermeras para garantizar los mejores cuidados a este tipo de pacientes. Resumió también los puntos fuertes de la jornada y las herramientas de salud descritas para educar a los pacientes crónicos desde Enfermería, en su doble vertiente de Atención Primaria y especializada.

Todo ello dentro de un programa de la jornada, precisó esta ponente, que concedió una especial atención a experiencias reales en enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y diabetes, entre otras cuestiones palpitantes.

Joan Heras

Ayudar a cuidar

El jefe de Acceso al Mercado de Boehringer Ingelheim, Joan Heras, considera un privilegio poder contribuir a la formación de las enfermeras. De la compañía a la que representa, citó la fase evolutiva en la que está embarcada, desde sus orígenes decimonónicos en Alemania.

Para Joan Heras, la cronicidad va a modificar todo el sistema asistencial con crecientes demandas, por lo que se trabaja en datos de la vida real y rutas de atención que permitan dar continuidad a los cuidados en los que las enfermeras siempre juegan un papel doble.

Por un lado, estas profesionales potencian la cohesión del sistema sanitario con el paciente y su familia; mientras que, por el otro, perciben y aportan la sensibilidad humana que el hecho sanitario siempre requiere. Con lo anterior, Heras expresó el deseo de la entidad que representa de aportar su granito de arena a unos cuidados cada vez más esmerados desde la Enfermería.

Florentino Pérez Raya

Enfermería, profesión autómoma

El presidente del Consejo General de Enfermería, Florentino Pérez Raya, razonó que la ley de ordenación de las profesiones sanitarias otorgó una justa independencia a las enfermeras, como fin de su subordinación a los médicos. De esta forma, dichas enfermeras trabajan en equipo, pero con criterio propio dentro de sus competencias.

En un contexto de dependencia creciente, debida a la cronicidad, Florentino Pérez Raya situó la Enfermería en el centro de la humanización de la atención a los pacientes crónicos y dependientes, en una tendencia que debe pasar “del curar al cuidar”.

Rechazó el presidente de esta corporación acuerdos autonómicos con la Farmacia Comunitaria, como los de Cataluña y País Vasco, que permiten pagos a las boticas por servicios propios de la Enfermería. Ello con importes de hasta 26 euros por visita a domicilio, en sustitución de médicos y enfermeras, de los que el paciente solo abona seis euros y el resto se sufraga con dinero público.

Privatización encubierta

En opinión del máximo representante del CGE, esos acuerdos suponen una privatización de la Sanidad y un ataque al modelo público de atención. Considera que, al igual que nadie excepto los farmacéuticos pueden tener una farmacia, estos no deben ofrecer servicios propios de otras profesiones.

Lamenta también Pérez Raya que hay déficits asistenciales y que los servicios públicos no contraten enfermeras cuando muchas de ellas lo necesitan. En resumen, criticó a las farmacias por ser establecimientos capaces de vender hasta el refresco de cola más famoso del mundo, con la aquiescencia de algunos partidos políticos.

Lourdes Martínez Muñoz

Concepto de cronicidad

La gerente de Cuidados del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS), María Lourdes Martínez Muñoz, habló de envejecimiento, cronicidad y aumento en el nivel de estudios de la población regional. Además, describió cronicidad como todo deterioro progresivo que causa el 75 por ciento de los costes asistenciales y el 60 por ciento de los fallecimientos, en el horizonte del año 2020, con la ventaja de hacer reversibles estas cifras mediante buenos hábitos de vida que se pueden difundir e implementar.

En el contexto internacional, esta conferenciante citó el modelo de Cuidados Crónicos (CCM) de Ed Wagner; la pirámide de la aseguradora estadounidense Kaiser Permanente, que estratifica los cuidados en la micro, meso y macro gestión; y el sistema de Kings Funds. Mientras que, sobre España, se refirió a la estrategia de cronicidad impulsada por el Ministerio de Sanidad desde el año 2012.

Gran consumo de recursos

Dado que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha fijado el año 2025 como el tope para reducir la mortalidad por cronicidad en un 25 por ciento, Lourdes Martínez Muñoz alertó de que la población española con patologías cronificadas ocupa el 80 por ciento de las consultas y el 60 por ciento de los ingresos, fundamentalmente por enfermedades cardiovasculares, respiratorias y tumorales.

Para un mejor abordaje global de este problema, la representante del Ejecutivo regional postuló el refuerzo de la Atención Primaria y el entramado sociosanitario. En esa línea, expuso la doctrina imperante actualmente en la Comunidad de Madrid, que busca una atención más humanizada hacia un paciente más consciente de su proceso vital y patológico; dentro de una adecuada promoción de la salud, atención a los colectivos más vulnerables y orientación a la recuperación de las funciones humanas que permiten la independencia personal.

Pilar Fernández Fernández y Lourdes Martínez Muñoz

Enfermera cuidadora educadora

Igualmente, y dentro de la educación para la salud, Martínez Muñoz destacó la importancia de las enfermeras, desde una buena gobernanza, los conocimientos sobre la salud y los cuidados saludables, con la adquisición de competencias por parte de los pacientes y de la mano de las enfermeras.

A partir de una educación bien estructurada, esta ponente habló del perfil de la enfermera cuidadora educadora como el factor imprescindible para el fomento del autocuidado, a lo que sumó la importancia de las escuelas de pacientes y los pacientes formadores de éstos. Como ejemplos de todo ello, citó ejemplos autonómicos y de la estadounidense Universidad de Stanford.

Juana Mateos Rodilla

El enfoque madrileño

La técnica y coordinadora de la Escuela Madrileña de Salud de la Subdirección General de Humanización de la Asistencia Sanitaria de la Consejería de Sanidad de la Administración madrileña, Juana Mateos Rodilla, moderó una mesa redonda centrada en el papel de la Enfermería en la educación en salud de los pacientes crónicos. En un momento de su moderación, reflexionó sobre el pescador experto al que no le faltaban nunca los peces, aunque se altere muchas veces el curso del río.

Tomó la palabra, en primer lugar, la técnico de la Subdirección General de Continuidad Asistencial de la Consejería de Sanidad del Gobierno de la Comunidad de Madrid, la enfermera Carmen Jiménez Gómez, que cifró en 30 los puntos de paso de los pacientes por el Sistema Nacional de Salud (SNS).

Seguidamente, y desde la aplicación de la estrategia nacional para la cronicidad de la región a la que representa, analizó los tres proyectos que ésta realiza en este campo. El primero de ellos, define el rol de la enfermera desde la óptica del estímulo al autocuidado.

Carmen Jiménez Gómez

Tres proyectos avanzados

Según Carmen Jiménez Gómez, este primer proyecto modelo estableció 18 competencias, muy centradas en la capacidad de comunicación y destinadas a usar una ficha de intervenciones educativas. Tal como informó, tras la presentación de un documento en el segundo semestre de 2016, se incrementó el plan educativo en 2017 y lo que va de 2018, con seguimiento desde una comisión al efecto, precisó.

El segundo proyecto es la Escuela Madrileña de la Salud, incluido en el eje 10 de la estrategia humanizadora de la región, un espacio de encuentro entre pacientes, cuidadores y profesionales, según esta ponente, que ya ha realizado múltiples intervenciones en su primer año de trayectoria.

Apeló también Jiménez Gómez al reto que supone para las enfermeras lograr que las patologías no lleguen a hacerse crónicas, una misión que requiere coordinación total entre los dos niveles asistenciales. Finalmente, detalló la estrategia educativa sobre EPOC, actualmente en marcha en la Comunidad de Madrid, en espera aún de tener la documentación formativa a usar, advirtió.

María Soledad Ochandorena

Seguimiento telefónico y presencial

La directora asistencial enfermera de la Dirección Asistencial Noroeste de la Consejería de Sanidad del Ejecutivo regional, María Soledad Ochandorena, explicó que el sistema de seguimiento a la cronicidad en la región ya controla al 35,93 por ciento de la población con necesidad de cuidado especial, con aproximadamente un 38 por ciento de pacientes atendidos de forma telefónica o presencial.

Alertó María Soledad Ochandorena la amenaza de perder pacientes, en el ámbito de Primaria, a pesar de estar estabilizados ya en hospital. Junto a esta voz de alarma, señaló la limitación de recursos humanos y las naturales resistencias al cambio propias de toda reestructuración organizativa.

Como receta para reforzar la función de la Enfermería en la reducción de la cronicidad, Ochandorena defendió la alineación de equipos bajo unos mismos fines. Apeló al símil de un fuerte roble como el modelo formativo al que hay que aspirar para lograr una progresiva educación de la población crónica, en una trayectoria que, de momento, tiene más de huellas impresas en la arena de la playa, que de otra cosa, según relativizó.

María Jesús Alcázar Verde

Educar desde hospitales

La directora de Enfermería del madrileño Hospital Universitario Infanta Sofía de San Sebastián de los Reyes, María Jesús Alcázar Verde, dio voz a las más de 500 enfermeras de este centro asistencial. Acudió a Aristóteles para expresar que los fines de esta comunidad autónoma son los mismos, por lo que todos los que viven en ella deben recibir la misma educación para lograrla.

Ello permitió a esta enfermera hospitalaria hablar de aprendizaje planificado en la educación sanitaria, un aspecto especialmente requerido para hacer frente a los malos hábitos de vida arraigados en la población, o el defecto o problema que conlleva la cronificación de las patologías. Sobre la estrategia madrileña para el abordaje de la cronicidad, se centró en las herramientas de información, difusión y formación.

Destacó esta enfermera de hospital el papel de su perfil, hasta el alta de salida, con estándares de calidad y formularios de evaluación y puso como ejemplo la figura de la enfermera de práctica avanzada que promueve la canadiense Universidad de Ontario. En otro momento, alabó el mérito y la brillantez del trabajo enfermero, aunque también razonó que es un colectivo al que a veces le falta fe en sí mismo.

Fragilidad y nominalismos

Concluyó María Jesús Alcázar Verde con una referencia al modelo de detección de pacientes frágiles del hospital al que representa, entre Atención Primaria y el centro, desde alertas establecidas a partir de cinco visitas a las urgencias; en cifras que alcanzan varios centenares, para los que el sistema asistencial realiza visitas domiciliarias proactivas, según describió.

En el coloquio final, algunas enfermeras lamentaron desde el auditorio que, a veces, las enfermeras de Primaria, parecen de segundo rango, respecto a las hospitalarias, por lo que algunas voces propusieron hablar sólo de enfermeras, sin ningún otro añadido.

1 Comentario

  1. Isidoro Jiménez Rodríguez says:

    ¡UN POCO DE OBJETIVIDAD, SR. DIRECTOR!
    Opino que esta fuera de lugar el antetítulo que figura en el encabezamiento: “En una nueva reivindicación de la profesión enfermera”. No se equivoque, no se reivindica nada nuevo que no se venga haciendo desde hace muchos años. Por otro lado, la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias asigna este rol a la Enfermería.
    Si se trata de tratar con buen humor las noticias, yo lo hago a veces en mis comentarios en este medio, le aconsejo que utilice términos similares en las noticias referentes a otros colectivos sanitarios.
    No es de recibo atacar al principal colectivo sanitario como es la Enfermería. Al menos la sociedad, así le valora en las diferentes encuestas. Y así demuestra serlo cada día, ajeno a los intereses meramente corporativos y crematísticos que mueven o otros profesionales de la salud.
    Lo novedoso, por el contrario, es que en pleno siglo XXI se mantengan formas de gestión y administración en nuestra sanidad, propias de la época medieval, si es que no son de las civilizaciones clásicas. Ahora, lejos de que algunos puedan autoconsiderarse divinidades, tenemos en nuestra sociedad unas normas de convivencia (Constitución Española) que nos consideran como personas a todos los mortales. Por favor, no contribuyan desde los medios de comunicación a fomentar las ilusorias y fantásticas apreciaciones que parecen tener algunos colectivos sanitarios anclados en el autoritarismo de que vienen gozando desde tiempo inmemorial.
    Ya es lamentable que nuestros políticos (muchos de ellos médicos, todo hay que decirlo) se muestren tan ciegos ante nuestra realidad sanitaria, mostrando su desinterés por el paciente y usuario de nuestra sanidad.

Deja un comentario