Apunte del día

La distribuidora farmacéutica HEFAME muestra la estrategia de su crecimiento

De un tiempo a esta parte, los responsables de la distribuidora farmacéutica HEFAME (Hermandad Farmacéutica del Mediterráneo) suelen aprovechar las fechas en torno a final de año para reunirse con periodistas para repasar hechos y ofrecer sus perspectivas de futuro. La principal noticia del encuentro es que la distribuidora, una de las grandes, ha empezado a crecer en un mercado que no crece.

Juan Acoste, Carlos Coves, Javier López Gil y Ana Oliver

Juan Acoste, Carlos Coves, Javier López Gil y Ana Oliver

En esta ocasión, la convocatoria se ha llevado a cabo a primeros de año en un desayuno que el presidente de la distribuidora, Carlos Coves, ha calificado como una reunión de amigos, característica que ha adornado este tipo de encuentros anuales. Junto a Carlos Coves, uno de sus vicepresidentes, Juan Acosta; el director general del Grupo Hefame, Javier López Gil; y la delegada en Madrid, la farmacéutica Ana Oliver.

Para el presidente, no hay año (y son muchos los que lleva en el sector) en que la farmacia no haya sido sometida a un nuevo reto. Y su supervivencia no sólo pasa por adaptarse a ellos, sino por responder a las nuevas demandas sociales y desde Hefame se está contribuyendo a darles respuestas, como sucede con todo lo relacionado con la revolución tecnológica y los nuevos procesos para facilitar la venta de medicamentos de no prescripción por internet. Para Coves, la distribución farmacéutica, parte esencial para la supervivencia del modelo español de farmacia, es la gran desconocida de la sociedad. Y no le falta razón.

Los datos de un buen año

Aunque los representantes de Hefame no facilitaron datos muy concretos sobre los resultados de 2015, entre otras razones porque quieren que los socios sean los primeros en conocerlos, sí ofrecieron algunas pistas, como que ‘estaban contentos’ o que había sido ‘un buen año’. Y todo, gracias a que había dado sus frutos la estrategia puesta en marcha en años anteriores que, entre otras consecuencias, había optimizado todos los procesos, además de haber comportado una diversificación de los servicios. La consecuencia, el aumento de la cuota de mercado (en este momento, supera el 10%) y el crecimiento en un mercado que no crece.

Con una facturación de 1.190 millones de euros y un crecimiento en el entorno del 7%, el beneficio previsto para 2015 doblará (no se concretó la cifra) el obtenido en el ejercicio inmediatamente anterior.

La nueva variable puesta en marcha para el crecimiento se relaciona con la venta online de la farmacia, para lo que la cooperativa ha creado un servicio que facilita a que cada farmacéutico haga su propia página web. En este momento, la demanda alcanza a 700 farmacias, de las que ya se han ejecutado 400 peticiones. Cada web pertenece a cada farmacéutico y los servicios de venta que se realizan a través de ellas, los factura cada farmacéutico. Con la ventaja de que, además de utilizar su stocks, cuenta a su disposición de todo el vademecum disponible en la cooperativa.

Siempre es de interés todo lo relacionado con la distribución farmacéutica, pues sin ella resulta difícil de entender la oficina de farmacia. De ahí la bondad de este encuentro que, además, nos ha juntado con unas magníficas personas. De ahí que no hayamos dudado en manifestar nuestro interés por repetirlo a final de año. No importa la fórmula como se haga.

 

Carlos Nicolás

Director Editorial de Acta Sanitaria