El mirador

La corrupción política es un veneno social

Al hilo de los acontecimientos diarios, aunque no se trate de ninguno en particular, el autor ofrece una reflexión profunda sobre la corrupción política como algo tan arraigado en la actuación social que se diría que es difícil de extirpar.

UNO

En el sector público es corrupción «el mal uso o el abuso del poder público para beneficio personal y privado». En otras palabras, «el uso ilegal del oficio público para el beneficio personal».

DOS

Cuando faltan las respuestas eficientes, los políticos no deciden si no cumplen con los intereses de los actores y terminan siendo meros gestores “de inauguración de obras”.

TRES

De hecho, literalmente muchas obras e infraestructuras públicas sólo se justifican por la corrupción que impide ver “elefantes blancos” (emprendimientos sin utilidad).

CUATRO

Todo se vincula a los partidos y se desarrolla la partitocracia que vemos en España, que pretende el poder como botín a repartir entre sus miembros y como antesala de futuros beneficios al perderlo.

CINCO

Los partidos políticos se gobiernan por “el aparato del partido”, que permanece en sus prácticas corruptas mientras consiente el sacrificio de algunos de los suyos (pillado de forma irrefutable). Cambian “los reyes” pero se mantiene “el reino”.

SEIS

Los políticos electos lo son tras haber sido seleccionados por “el aparato del partido”, que incluye en las listas electorales a la hez de la sociedad, las personas menos honradas, más corrompibles y más obedientes.

SIETE

La actual sensación general de corrupción política propicia la desconfianza y la indignación, ampliando el divorcio entre los partidos y la sociedad.

OCHO

Muchos ciudadanos se sienten incluso secuestrados en el ejercicio de sus derechos por unas organizaciones que monopolizan el poder, controlando tanto el poder legislativo como todos y cada uno de los niveles de gobierno, así como la composición de las más altas instituciones del Estado.

NUEVE

La corrupción emponzoña y daña gravemente a la sociedad. En España la percepción de la corrupción es peor que en Qatar y las Bahamas (y muchísimo peor que en Chile y Uruguay).

DIEZ

La deshonestidad es contagiosa y se ha demostrado que las noticias en los medios de comunicación de escándalos de corrupción política se asocian al incremento de robos por “ciudadanos normales” en los supermercados.

ONCE

En una de las escenas más inspiradas de la película “El reino”, un cliente de un bar paga al camarero con diez euros y éste, sin darse cuenta, le devuelve más de quince. En cuestión de segundos, debe decidir si es honrado y devuelve el dinero, o si es pícaro y se lo queda. La respuesta es la esperable.

DOCE

La corrupción no solo genera costes económicos al malgastar los recursos públicos, sino que también tiene efectos negativos mucho más amplios en la sociedad. Entre ellos, la erosión de la confianza en los demás y la reducción del estigma que conlleva el comportamiento antisocial.

TRECE

La corrupción se combate con transparencia y competencia (por ejemplo, a través de la comparación de los resultados en el proceso sanitario y la salud de las distintas políticas, la “competencia referencial” que tan poco gusta en España en lo que respecta a comparar las Comunidades Autónomas). También se combate con el control de “las puertas giratorias” que llevan a los políticos de lo público a lo privado que controlaron, como bien demuestra el precio de la electricidad (en España la más cara de Europa, sin que nada lo justifique excepto la corrupción).

CATORCE

La corrupción sanitaria se aprovecha de la asimetría de la información y vende “limones” como si fueran “cerezas” (términos que se refieren a vehículos motorizados de segunda mano con defectos graves, limones, indistinguibles para el comprador poco avezado de vehículos motorizados de segunda mano sin defectos graves, cerezas).

Síntesis

La corrupción política es un veneno social y en España tiene difícil solución porque infiltra a todos los partidos políticos con poder y a todos los niveles de gobierno, hasta la más alta representación del Estado.

Ciudadanos, empresas, instituciones, actores políticos y medios de comunicación hemos de contribuir a que los partidos políticos entiendan que el control de la corrupción es central y nuclear y cuya evitación no puede traducirse en meras dificultades burocráticas para la investigación, la innovación organizativa e institucional y/o el acceso de empresas y ciudadanos a las prestaciones públicas.

PARA SABER MÁS

Controlar la corrupción y mejorar la gestión pública: dos caras, una sola moneda
https://theconversation.com/controlar-la-corrupcion-y-mejorar-la-gestion-publica-dos-caras-una-sola-moneda-155821

Corruption perceptions index
https://www.transparency.org/en/cpi/2020/index/nzl

Corrupción política
https://es.wikipedia.org/wiki/Corrupci%C3%B3n_pol%C3%ADtica

De la transparencia y la corrupción y de su impacto en el buen gobierno sanitario
http://equipocesca.org/de-la-transparencia-y-la-corrupcion-y-de-su-impacto-en-el-buen-gobierno-sanitario/

‘El reino’: Sorogoyen disecciona sin piedad la corrupción
https://www.fotogramas.es/festival-de-toronto/a23007024/critica-el-reino-pelicula-sorogoyen/

La deshonestidad es contagiosa: escándalos de corrupción y robos en supermercados
https://nadaesgratis.es/admin/la-deshonestidad-es-contagiosa-escandalos-de-corrupcion-y-robos-en-supermercados

Partidos políticos y corrupción: la hora del cambio
https://elpais.com/elpais/2014/02/06/opinion/1391706531_210680.html

Pharmaceuticals as a market for “lemons”: Theory and practice. https://www.meta.org/papers/pharmaceuticals-as-a-market-for-lemons-theory-and/32979775

The simple economics of white elephants
https://repositori.upf.edu/handle/10230/44790?locale-attribute=es

Juan Gérvas

Doctor en Medicina. Médico General jubilado. Equipo CESCA (Madrid, España). [email protected]; [email protected]; www.equipocesca.org; https://t.me/gervassalud