Política y Sociedad Realizada por la presidenta del Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid

La Junta Directiva califica de “ilegal” la convocatoria de Asamblea de Compromisarios del ICOMEM

— Madrid 3 Jun, 2015 - 6:22 pm

La Junta Directiva del Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid (ICOMEM) y su Asesoría Jurídica han salido al paso de la reciente convocatoria de Asamblea de Compromisarios realizada por la presidenta de esta institución colegial, Sonia López Arribas, al calificarla de “ilegal”, algo para lo que sostienen que no existe “la menor duda”.

ICOMEMAnte este anuncio hecho por la máxima exponente de la corporación madrileña, que fijó la llamada a este órgano de la misma para el 11 de junio, el equipo directivo del ICOMEM declara que el artículo 31 de los estatutos colegiales “determina con toda claridad que la Asamblea sólo se puede convocar por el Pleno de la Junta Directiva, cuando lo solicite un tercio de compromisarios o el 10 por ciento de los médicos colegiados”.

Debido a que la convocatoria llevada a cabo por López Arribas “no se puede incluir en ninguno de tales supuestos”, la Junta Directiva de esta institución de ámbito regional manifiesta que “sorprende el desconocimiento legal y estatutario, y el desprecio por el colectivo médico, los mediadores y la Junta Directiva por parte de una persona que lleva ya tres años ejerciendo su cargo”.

Si se celebrara, sus acuerdos serían “nulos de pleno derecho”

De cualquier forma, los integrantes del órgano directivo del ICOMEM advierten de que si la Asamblea de Compromisarios llegara a celebrarse, cualquier acuerdo que se adoptara en la misma sería “nulo de pleno derecho”. Además, explican que se estudiarán “todas las posibilidades que otorgan dichos estatutos para emprender las acciones legales contra los que los contravengan a sabiendas que son ilegales”.

“No es posible cambiar el presupuesto en vigor a mitad del ejercicio”, continúa la Junta Directiva del Colegio, al tiempo que declara que las implicaciones económicas de una modificación presupuestaria “no sólo pueden entenderse como una reducción de las partidas de ingresos y gastos, también hay que ver las obligaciones contractuales que ahora mismo se tienen y las necesidades futuras”.

En este sentido, subraya que “la reducción del 30 por ciento de las cuotas colegiales y cancelar algunos de los contratos en vigor que propone la presidenta supondrían, probablemente, tener que afrontar una serie de indemnizaciones por el incumplimiento de los mismos y dejar de atender servicios que los colegiados están utilizando”. Además, e indicando que estos extremos son “inviables”, informan de que “la falta de liquidez que se generaría en pocos meses provocaría dejar al Colegio en números rojos y desatender las necesarias obras de las fachadas, cubiertas y aleros del edificio, que en la actualidad se encuentran en fase de licitación, que llevan paradas más de 10 años por las anteriores Juntas Directivas y que han supuesto un apercibimiento de cierre de las instalaciones”.

La Junta Directiva continúa abordando este asunto al explicar que la anulación de estos contratos, muchos de ellos anuales, “no se puede hacer de forma inmediata”, ya que el artículo 1124 del Código Civil “determina que si una de las partes de un contrato no cumpliere lo que le incumbe, los perjudicados podrán escoger entre exigir el cumplimiento o la resolución de la obligación, con el resarcimiento de daños y abono de intereses en ambos casos”.

La presidenta pretende subirse el sueldo “un 60%”

No obstante, y a pesar de los expuesto, sus integrantes confirman que López Arribas, que se encuentra “pendiente de justificar sus gastos institucionales en el juzgado”, pretende incrementar el sueldo del presidente “de 20.000 euros a 32.000 euros, un 60 por ciento más”. A ello se une su objetivo de recuperar la figura del asesor de la Junta Directiva, “con un coste anual de 92.100 euros”. “Hay que recordar que este puesto lo ocupaba Antonio Mora, despedido a petición de la Asamblea de Compromisarios al inicio de 2014”, indica.

Expuesto todo lo anterior, la Junta Directiva del ICOMEM insiste en su intención de aclarar que la Asamblea de Compromisarios de la corporación “ha sido convocada de manera irregular”. Por último, asegura que “ninguna de las propuestas que se propone debatir son ejecutables desde el punto de vista lógico, legal y económico”.