Tecnología e Investigación Con la actualización de su Plan de Atención a estas personas

Madrid extiende la Telemedicina al trato de pacientes con ictus

— Madrid 26 Jul, 2019 - 3:23 pm

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha incluido la extensión de la TElemedicina como parte de la actualización de su Plan de Atención a los Pacientes con Ictus, con el fin de mejorar la asistencia a pacientes con esta enfermedad, ya que este sistema permite la consulta con Unidades de Ictus de los hospitales «de mayor complejidad» sin necesidad de trasladar a los pacientes.

El ictus es una de las patologías neurológicas más prevalentes y con demanda de hospitalización en Neurología, además de la principal causa de discapacidad grave en el adulto, según recoge la Comunidad de Madrid. Un tratamiento adecuado y precoz, sin embargo, mejora la evolución de los pacientes, además de reducir la mortalidad y probabilidad de dependencia de estos. «El pasado año el Servicio Madrileño de Salud activó el Código Ictus, para la atención temprana de determinados pacientes, en 1.655 ocasiones», amplía.

El consejero en funciones de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, visitó la Unidad de Ictus del hospital Universitario La Paz para presenciar una consulta de teleictus entre este centro y el Hospital Infanta Sofía, y así conocer los beneficios que aporta. «La Comunidad de Madrid fue pionera en la implantación de una Unidad de Ictus, en el año 1995 en el Hospital La Paz, y referencia para crear otras unidades en Madrid y el resto de España», destaca el Ejecutivo madrileño.

Por su parte, la actualización del Plan de Atención a los Pacientes con Ictus conlleva diferentes novedades entre las que destacan la renovación de los criterios de activación y del circuito de derivación del Código Ictus Extrahospitalario, la ampliación de la ventana temporal a 24 horas, y la creación de un apartado destinado a la activación de este Código en Atención Primaria. Además, la extensión de esta red de teleictus contribuye a facilitar la coordinación entre centros; permite incorporar nuevos capítulos dedicados a aspectos de rehabilitación, seguimiento y prevención secundaria; e incluye el protocolo para ictus en edad infanto-juvenil.

Deja un comentario