Sin categoría

La Comunidad Valenciana cuenta con tecnología única para analizar la sangre donada

El consejero de Sanidad de la Comunidad Valenciana, Manuel Llombart, ha visitado la nueva dotación tecnológica del Centro de Transfusión de la Comunidad, un equipo único que permite la automatización de todo el proceso de análisis de la sangre procedente de la donación.

La Comunidad Valenciana cuenta con tecnología única para analizar la sangre donada«Aunque se trata de una tecnología aplicada en Dinamarca y en otros laboratorios de España, este equipo es el que mayor capacidad de trabajo permite», señaló el consejero. El nuevo sistema de automatización consta de cinco módulos automatizados, integrados y unidos para realizar este tipo de determinaciones analíticas, algo también único en este tipo de procesos.

 

El equipamiento, denominado «enGen», se utiliza para el cribado de las muestras de sangre y permite determinar si contienen o no el VIH y la hepatitis B y C.

 

Consta de cinco módulos automatizados, integrados y unidos que posibilitan una automatización total de la sangre. Así todo el proceso se realiza de forma mecánica, desde la introducción de muestras, pasando por el destaponado de los tubos, los análisis, hasta llegar a la clasificación y almacenamiento.

 

Se trata de transformar un laboratorio con distintos instrumentos y personal en un recinto totalmente automatizado en el que los tubos que contienen las muestras de sangre para analizar se mueven físicamente por los distintos pasos de forma autónoma.

 

La novedad más visual es que el sistema cuenta con un transportador altamente especializado, que conecta físicamente varios módulos, componentes y analizadores, lo que permite dirigir las muestras automáticamente por el laboratorio y arrojar los resultados finales al ordenador.

 

De esto modo, el sistema agiliza y normaliza los procesos del laboratorio, con lo que reduce la posibilidad de error, y disminuye los riesgos biológicos que conlleva la manipulación manual de las muestras durante el proceso.

 

En este sentido, «las principales ventajas de este sistema que hoy presentamos son la optimización del trabajo, la mínima manipulación de la sangre, así como el ahorro económico, ya que la nueva tecnología permite disminuir el gasto en un 28% por determinación», afirmó Llombart. «Esto se traduce en un ahorro anual de 269.000 euros», agregó.

 

El Centro de Transfusión de la Comunidad procesa anualmente cerca de 180.000 muestras provenientes de los donantes de sangre.

Deja un comentario