Política y Sociedad los estados miembros podrán adquirir 300 millones de vacunas

La Comisión Europea firma el primer contrato con AstraZeneca

— Bruselas 27 Ago, 2020 - 6:21 pm

Este jueves, 27 de agosto, ha entrado en vigor, tras la firma formal entre AstraZeneca y la Comisión, el primer contrato que la Comisión Europea, en nombre de los Estados miembros de la UE, ha negociado con una empresa farmacéutica y que facilitará a todos los Estados miembros de la UE la adquisición de una vacuna contra la COVID-19, así como su donación a países con rentas medias y bajas o la transferencia otros países europeos.

Gracias al contrato, todos los Estados miembros podrán adquirir 300 millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca, con opción a otros 100 millones de dosis, que se prorratearán en función de la población.

La Comisión continúa las negociaciones sobre acuerdos similares con otros fabricantes de vacunas y ha concluido con éxito conversaciones exploratorias con Sanofi-GSK el 31 de julio, Johnson & Johnson el 13 de agosto, CureVac el 18 de agosto y Moderna el 24 de agosto.

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, ha declarado: «La Comisión está trabajando ininterrumpidamente para ofrecer a los ciudadanos de la UE una vacuna segura y eficaz contra la COVID-19 lo antes posible. La entrada en vigor del contrato con AstraZeneca es un importante avance al respecto. Confío en ampliar nuestra cartera de posibles vacunas gracias a los contratos con otras empresas farmacéuticas y la asociación con socios internacionales en el acceso universal y equitativo a la vacunación.»

La vacuna de AstraZeneca

AstraZeneca y la Universidad de Oxford aunaron esfuerzos para desarrollar y distribuir la posible vacuna basada en adenovirus recombinante de la Universidad, con la que se quiere impedir la infección que provoca la COVID-19.

La vacuna experimental de AstraZeneca ya se encuentra en la fase II/III de ensayos clínicos a gran escala, después de haber obtenido resultados prometedores en la fase I/II con respecto a la seguridad y la inmunogenicidad.

El contrato alcanzado se basa en el compromiso anticipado de mercado aprobado el 14 de agosto con AstraZeneca, que se financiará con cargo al Instrumento de Asistencia Urgente . Los países de la «Alianza Inclusiva por la Vacuna» (Alemania, Francia, Italia y los Países Bajos) que iniciaron las negociaciones con AstraZeneca han pedido a la Comisión que tome el relevo mediante un acuerdo firmado en nombre de todos los Estados miembros.

La decisión de dar apoyo a la vacuna propuesta por AstraZeneca se basa en un enfoque científico sólido y en la tecnología utilizada (una vacuna ChAdOx1 basada en un adenovirus de chimpancé recombinante no replicante), la rapidez de distribución a escala, el coste, el reparto de riesgos, la responsabilidad y la capacidad de producción para poder abastecer a toda la Unión, entre otros factores.

Junto con los Estados miembros y la Agencia Europea de Medicamentos, la Comisión utilizará la flexibilidad existente en el marco regulador de la UE para acelerar la autorización y disponibilidad de vacunas de eficacia demostrada contra la COVID-19, a la vez que se mantienen las normas de calidad, seguridad y eficacia de las vacunas. Los necesarios requisitos de seguridad y evaluación específica por parte de la Agencia Europea de Medicamentos como parte del procedimiento de autorización de comercialización de la UE garantizan que los derechos de los ciudadanos seguirán estando plenamente protegidos.

A modo de compensación por estos elevados riesgos asumidos por los fabricantes, los compromisos anticipados de mercado prevén que los Estados miembros compensarán al fabricante por la responsabilidad asumida en determinadas circunstancias. La responsabilidad sigue siendo de las empresas.

Contexto del acuerdo

El contrato con AstraZeneca es un paso importante en la aplicación de la Estrategia de la UE para las vacunas, adoptada por la Comisión el 17 de junio de 2020. Esta estrategia tiene por objeto garantizar a todos los ciudadanos europeos unas vacunas de alta calidad, seguras, eficaces y asequibles en un plazo de doce a dieciocho meses.

Para ello, la Comisión, junto con los Estados miembros, acuerda compromisos anticipados de mercado con los productores de vacunas que reservan o conceden a los Estados miembros el derecho de adquirir un determinado número de dosis de vacunación a un precio estipulado en el momento en que haya una vacuna disponible.

Los compromisos anticipados de mercado se financian con cargo al Instrumento de Asistencia Urgente, que cuenta con fondos dedicados a la creación de una cartera de posibles vacunas con perfiles distintos y producidas por diferentes empresas.

La Comisión Europea también se ha comprometido a garantizar que todas las personas que necesiten una vacuna puedan recibirla, en cualquier lugar del mundo y no solo en su territorio. Nadie estará seguro hasta que todo el mundo esté seguro. Por este motivo, desde el 4 de mayo de 2020, la Comisión ha comprometido cerca de 16 000 millones de euros, en el marco de la respuesta mundial a la crisis del coronavirus, la acción global para un acceso universal a las pruebas, los tratamientos y las vacunas contra el coronavirus, y para la recuperación mundial.

(Foto: Úrsula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea)