Política y Sociedad En un nuevo informe ante la pandemia producida por el Covid-19

La Comisión Deontológica de la OMC aborda la priorización de críticos en una catástrofe sanitaria

— Madrid 23 Mar, 2020 - 1:42 pm

La Comisión Central de Deontología (CCD) de la Organización Médica Colegial (OMC) ha realizado un informe en el que recoge consideraciones éticas y deontológicas ante la limitación del acceso a la atención sanitaria a los pacientes, sobre todo, aquellos en estado crítico y ante una situación de “catástrofe” sanitaria, ya que “la crisis sanitaria producida por la pandemia por el coronavirus Covid-19 ha colocado a nuestra sociedad en un nivel de estrés sanitario desconocido hasta el momento y a la vez pone a prueba la capacidad de respuesta social ante unos resortes sanitarios públicos y privados que serán pronto insuficientes”.

Así, dicha Comisión argumenta que “los pacientes, ciudadanos, profesionales sanitarios y Administraciones nos encontramos sumidos en una incertidumbre que se incrementa a medida que aparecen nuevos casos y mueren nuevos pacientes mientras se saturan progresivamente los servicios sanitarios públicos y privados. Todos los enfermos que lo precisen deben ser atendidos de la mejor manera posible en un Sistema Nacional de Salud (SNS) que es de todos y para todos”.

Este informe muestra que, “como consecuencia de la declaración del Estado de Alarma, la limitación de acceso a la atención sanitaria de los pacientes, obliga a los profesionales a tratar con extremo cuidado sus decisiones, y al Gobierno de la nación y a todas las autoridades sanitarias a hacer todos los esfuerzos posibles para habilitar camas de cuidados intensivos dotadas adecuadamente para atender los casos críticos”.

No obstante, la OMC apunta que “cuando el SNS no pueda proporcionar la atención necesaria porque las unidades disponibles sean insuficientes y no haya posibilidad real de aumentarlas, el establecimiento de prioridades más que necesario es imprescindibles y una obligación ética y deontológica”.

Priorización para el ingreso

Ante este posible escenario, dicha organización indica que “la valoración deontológica de cualquier priorización para el ingreso y atención a pacientes graves y críticos en situaciones de limitación de recursos requiere considerar que el criterio fundamental debe estar basado en las probabilidades de supervivencia de cada paciente”. A este punto, se añaden otros como que “no pueden ser criterios de priorización ni el orden de petición de asistencia, ni el de llegada a los servicios de urgencias hospitalarias, ni solo la edad de los pacientes”.

Asimismo, la OMC subraya que “se debe extremar la prudencia si existe una dificultad de aplicación uniforme cuando son las situaciones y recursos de los diferentes dispositivos asistenciales los que son diferentes” y que “no en todas las situaciones clínicas o muy avanzadas y con carácter irreversible se debe proceder al ingreso hospitalario”.

Por estos motivos, dicha institución médica recalca que la situación creada por la epidemia por el coronavirus (Covid-19) requiere, entre otros, “solidaridad”, ya que “compartir recursos materiales, tecnológicos y humanos debe ser una prioridad entre los territorios y las unidades asistenciales de cualquier tipo. No solamente es un indicador de solidaridad y progreso social, sino también de eficacia y eficiencia”. También, señala “prudencia en la información que se ofrece a la población para evitar la alarma social” y “transparencia, proporcionalidad y responsabilidad”.

Deja un comentario