Política y Sociedad

La burbuja sanitaria ha duplicado en 10 años el gasto sanitario

Vicente Ortún
Vicente Ortún
La burbuja sanitaria ha duplicado en 10 años el gasto sanitario

En su intervención, Ortún aseguró que la burbuja sanitaria había propiciado la creación desproporcionada de hospitales y centros sanitarios, que no se correspondían al crecimiento de la población. «Hace diez años, con una sanidad pública mucho menos sobredimensionada, no se moría la gente», apuntó el catedrático en Economía. A su entender, el ‘mezzogiorno’ europeo precipitará una disminución del gasto sanitario, así como una serie de reformas que, según afirmó, están pendientes desde hace años. En este sentido, el experto en economía aseguró que no era lo mismo invención que innovación, siendo esta última realidad la realmente práctica, que fomenta el progreso. Según Ortún, no se trata de inventar cosas nuevas, si no de innovar en las que ya tenemos, «y hacerlo con sentido común, es decir, escuchando las necesidades de la gente».

 

Reformas en el Estado del Bienestar

 

«Salud no es lo mismo que bienestar, por lo que el impacto de la crisis en la salud no es lo mismo que el impacto de la crisis en los servicios sanitarios». Así de contundente se mostró Vicente Ortún al señalar que el problema no está en el Estado del Bienestar, sino en la modalidad de Estado de Bienestar que se adapte en las necesidades de España. «Finlandia lo pasó terriblemente mal cuando cayó la URSS, ya que su economía dependía casi exclusivamente del comercio con ésta», comentó el catedrático; sin embargo, gracias a una política de sostenibilidad del Estado del Bienestar aplicada entonces para paliar la difícil situación, los estados escandinavos son hoy un claro ejemplo de que es compatible un Estado del Bienestar con una economía competitiva a nivel internacional.

 

Sin embargo, Ortún aseguró que era ahora el momento de corregir las inequidades e ineficiencias del Estado de Bienestar en España, de modo que su consolidación sea compatible con la mejora de la productividad. «Se trata de establecer la restricción de oferta de manera que el valor que se otorgue a la productividad marginal de una intervención supere a su coste social, sin por ello cargarse el estado de bienestar».

 

Durante su intervención, el Dr. Ortún afirmó que dichas ‘restricciones’ suponían tanto acciones clínicas como de política pública. Concretamente, habló de medidas clínicas de reducción de ‘grasa’, que son aquellas que suprimen los recursos, tanto materiales como humanos, que sobran en el sistema público sanitario. Para ello, consideró que era necesario una reasignación y disminución de la brecha entre coste y efectividad, así como de medidas políticas de planificación y financiación selectiva, amén de unos precios regulados que orienten hacia la innovación que interesa.

 

Mejorar las ineficiencias

 

Según aseguró el catedrático, en España se gasta en medicamentos unos 2.000 euros al año por pensionista, cuando su pensión no supera los 600 euros. «Si se ofreciese un 10% de lo que se ahorrase en medicamentos a dicha pensión, seguro que se ahorraría un 90%, y mejoraría la calidad del pensionista que ha decidido hacerlo», propuso con humor el profesor Ortún. Es para el profesor sólo un ejemplo de las ineficiencias del sector público sanitario que deben corregirse, ya que así lo exige no sólo la drástica reducción de la recaudación del Estado, si no la viabilidad del propio sistema.

 

Vicente Ortún cerró su discurso de clausura de las XXXII Jornadas de Economía de la Salud diciendo que, para evitar recortes lineales y conseguir, junto a una maduración organizativa, reducciones del déficit (magnificadas por las elasticidades impuestos/PIB y prestaciones sociales/PIB) se precisaba una mejor política, para evitar así «no dualizar a la sociedad».

 

Deja un comentario