Industria farmacéutica admite las medidas cautelares presentadas por el colegio de médicos alicantino

El Juzgado de Alicante obliga a Valencia a vacunar contra la Covid-19 al personal médico privado

— Alicante 22 Ene, 2021 - 12:58 pm

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 3 de Alicante ha admitido las medidas cautelares solicitadas por el Colegio Oficial de Médicos de Alicante (COMA) para que la Consejería de Sanidad de la Generalitat Valenciana proceda a vacunar contra la Covid-19 de “forma inmediata” a todos los médicos de la provincia que ejercen en el sector privado, “de igual forma y en las mismas condiciones que sus compañeros de la Sanidad Pública”.

En un auto, el Juzgado de Alicante requiere a la cartera sanitaria del Gobierno de la Comunidad Valenciana para que “remueva cualquier impedimento que obstaculice o dificulte la vacunación contra la Covid-19 de todo el personal médico que ejerce la actividad privada en la provincia de Alicante, sea cual sea su vínculo, con el mismo orden, prelación y demás circunstancias que se aplicarían al personal sanitario público”.

“Procediendo a la vacunación del personal contemplado en la fase o etapa II de la Instrucción autonómica de 5 de enero de 2021 (‘personal sanitario de primera línea‘) que ejerce su actividad en el ámbito privado sin dilación, discriminación o demora alguna respecto al que ejerce su actividad en la Sanidad Pública”.

Con tres días para alegar

En este auto, contra el que no cabe recurso y que fue facilitado por el COMA, el magistrado titular del citado juzgado precisa que “los anteriores mandatos quedan limitados al personal sanitario privado de la provincia de Alicante”. El juez acordó también “mandar continuar la tramitación de la presente pieza separada de medidas cautelares, dando trasladado a la Administración demandada para que, en el plazo de tres días, efectúe alegaciones en relación con el levantamiento, mantenimiento modificación de la medida cautelar adoptada con carácter de urgencia”.

Por su parte, el COMA manifiesta su satisfacción por la resolución judicial mencionada, ya que, a su juicio, “repone en sus derechos a todos los médicos con independencia del lugar y el modo” en el que ejercen la profesión.