Política y Sociedad Según habían ordenado el Tribunal Superior de Justicia de Madrid y del Tribunal Supremo

Impiden que la Junta de Edad del Colegio de Enfermería de Murcia tome posesión de la sede colegial

— Murcia 11 Oct, 2018 - 5:45 pm

Siguiendo el mandato del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Madrid y del Tribunal Supremo –en sus últimas comunicaciones, notificadas los pasados 27 de septiembre y 1 de octubre, respectivamente–, la Junta de Edad del Colegio Oficial de Enfermería de Murcia y el Consejo General de Enfermería han acudido a la sede colegial acompañados de un notario para ejecutar las sentencias y resoluciones firmes dictadas por dichos órganos judiciales, pero Amelia Corominas impidió que este hecho se produjera.

“Los representantes del Consejo General de Enfermería y de la Junta de Edad del Colegio de Enfermería de Murcia no han podido cumplir el mandato judicial porque se les ha denegado la entrega de la sede colegial”, explica la organización colegial, que afirma que “con una clara estrategia dilatoria, Amelia Corominas se ha negado a obedecer al TSJ de Madrid y al Tribunal Supremo, contradiciendo, por cierto, el compromiso que ha venido adquiriendo públicamente en diferentes intervenciones en los medios de comunicación locales en los que aseguró que cumpliría los mandatos judiciales y abandonaría las instalaciones del Colegio de Enfermería de Murcia”.

“La excusa puesta hoy por Amelia Corominas para impedir la entrega de la sede del Colegio es que ella quiere decidir el día y la hora exacta para hacer efectiva la ejecución de las resoluciones corporativas y las sentencias judiciales. Sentencias que, no olvidemos, son firmes, desestimaron todas las pretensiones de Corominas y decretaron su ilegitimidad para ostentar el cargo colegial al que se sigue aferrando”, detalla el Consejo General de Enfermería.

Siguiente paso

Esta entidad recibió el mandato del TSJ de Madrid de ejecutar las sentencias, y comunicó al Colegio su intención de llevarlo a cabo este jueves, 11 de octubre, con la entrega de los libros, medios técnicos, contabilidad y, en definitiva, todo lo necesario para la gestión colegial por la Junta de Edad. “Elementos todos ellos que deberían encontrarse en la sede y estar plenamente actualizados, sin necesidad de preparación ninguna”, apunta.

Así pues, el siguiente paso del Consejo General de Enfermería será comunicar lo sucedido al TSJ de Madrid y “todo parece apuntar que lamentablemente tendrá que ser el propio Tribunal y las fuerzas de seguridad quienes tengan que intervenir para ejecutar las sentencias y devolver la legalidad a la institución colegial”. “Un espectáculo que sería injusto y bochornoso para las enfermeras y enfermeros murcianos y una actitud que podría tener consecuencias penales”, concluye.

Deja un comentario