Tecnología e Investigación aborda la selección de embriones transferibles mediante inteligencia artificial

El Hospital Ruber Juan Bravo presenta conclusiones para evitar abortos tras la fecundación in vitro

— Madrid 13 Ene, 2021 - 12:54 pm

La Unidad de Reproducción Humana Asistida del Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo de Madrid, centro gestionado por el grupo sanitario Quirónsalud, ha realizado un estudio retrospectivo liderado por su directora científica, la doctora Yolanda Cabello, en su búsqueda de nuevos parámetros no invasivos para evitar abortos espontáneos producidos tras un ciclo de fecundación in vitro.

Esta investigación muestra que “la selección de embriones transferibles mediante inteligencia artificial ofrece mejores resultados a un coste considerablemente menor”. Sus resultado se presentarán en la 13ª Conferencia Bienal Alpha, que se celebrará en Sevilla del 16 al 19 de septiembre de 2021. “Elegimos este Congreso para la presentación de este estudio dada la naturaleza de divulgación científica y sin ánimo de lucro de esta asociación”, destaca Yolanda Cabello.

Por ahora, este tipo de técnicas de fecundación in vitro “solo resultan útiles para establecer un orden de selección, no para descartar embriones; además, el coste se duplicaría al tener que hacer una secuenciación del embrión dos veces, con el riesgo añadido de poder dañarlo al someterlo a varios procesos de congelación/descongelación y biopsia, pudiéndose reducir su potencial implantatorio”, explican desde el hospital.

“Por el contrario, la selección de embriones transferibles mediante inteligencia artificial puede resultarnos útil a la hora de establecer el orden de selección y de transferencia en pacientes que tienen varios embriones de buena calidad transferibles o aptos para su criopreservación”, subraya la directora científica de la referida Unidad.

Técnicas de metabolómica

Esta especialista resalta que las técnicas no invasivas de metabolómica o de diagnóstico genético “son muy prometedoras, pero todavía no presentan fiabilidad y concordancia al 100 por cien, resultando caras para el paciente y, por tanto, no útiles sin resultados invasivos añadidos”.

“Por ello, a pesar de haber tenido la posibilidad de ser de los primeros en utilizarlas, no hemos querido instaurarlas de rutina en nuestra Unidad. Nuestro trabajo, de momento, está enfocado en obtener un orden de selección en la transferencia de embriones, sin tener que descartar ninguno de ellos y que, además, no supongan un coste añadido para nuestros pacientes”, agrega Cabello.