Política y Sociedad Entrevista al médico con mejor puntuación en el examen de 2019

José Manuel Busto, número 1 del MIR: «He decidido elegir Dermatología» en el Hospital La Paz

A partir del lunes, 29 de abril, los Médicos Internos Residentes (MIR) de la edición de 2019 comenzarán a elegir las especialidades y centros en los que desarrollarán su formación durante los próximos años. Con este motivo, Acta Sanitaria ha entrevistado a José Manuel Busto, quien obtuvo la mayor calificación en las pruebas del pasado 2 de febrero y que adelanta a este medio que se decantará por la especialidad de Dermatología y por el Hospital Universitario La Paz de Madrid.

José Manuel Busto

Acta Sanitaria (AS).- ¿Cómo recibió la noticia de que era el número 1 del MIR?

José Manuel Busto (JMB).- La noticia la recibí de una forma un tanto particular. Me encontraba recién aterrizado en Japón, un viaje que había planificado para después del MIR, y ese día sabía que saldrían las notas. Al buscar los resultados en Internet, salían un par de noticias de periódicos digitales que ponían mi nombre, así que me llevé la sorpresa indirectamente, sin mirar la lista. La verdad es que fue muy impactante; antes de que saliesen los resultados, tras comprobar la plantilla de respuestas, sabía que había la posibilidad de estar en una buena posición, pero el quedar de primero es algo que tampoco consideras seriamente hasta que lo ves.

AS.- ¿Le agobió el estar en el punto de mira de la actualidad sanitaria?

JMB.- Sí que puede resultar un tanto estresante la expectación que se genera en torno a esta posición. Da la sensación de que todos esperan que dé alguna clave sobre cómo preparar el MIR, o una opinión rigurosa sobre un cierto tema de actualidad, o incluso que diga qué especialidad voy a hacer, como si de algún modo apuntase a cuál es la especialidad “de moda”. La verdad es que yo no dejo de ser un aspirante más y que el número en sí no tiene más importancia que el orden en una lista, por lo que me sigue resultando algo extraño estar en el punto de mira.

«Da la sensación de que todos esperan que dé alguna clave sobre cómo preparar el MIR»

AS.- ¿Tiene claro qué especialidad escogerá para hacer su residencia?

JMB.- Después de pensarlo durante las semanas siguientes a la publicación de las listas, finalmente he decidido elegir Dermatología.

AS.- ¿Y tiene ya decidido el hospital que va a seleccionar? ¿Cómo ha sido el proceso de elegir centro?

JMB.- Me he decantado por el Hospital de La Paz, en Madrid. Tenía claro que era una de las ciudades con más papeletas para irme, porque siempre me ha atraído la idea de vivir allí, y eso también ha sido un factor muy importante a tener en cuenta. En cuanto al centro, después de informarme acerca de cómo se estructura la rotación y de hablar con algunos residentes y médicos adjuntos para obtener su punto de vista, me he decidido por el que creí que se adaptaba mejor a mí.

AS.- ¿Supone una presión extra el que en ese hospital sepan que es el número 1 de este año?

JMB.- Quizás sea algo subjetivo que pueda sentir al principio, sobre todo por lo que hemos hablado de la expectación que se crea en torno a la posición. Y, en verdad, no habría motivos, porque como he dicho seré un residente más que tendré que aprender infinidad de cosas y empezaré en el mismo punto de partida que el resto. Pero creo que, si existe, será algo pasajero; una vez dentro no habrá números y todos trabajaremos codo con codo, con lo que imagino que esa posible sensación de presión se diluirá.

«Seré un residente más que tendré que aprender infinidad de cosas»

AS.- ¿Qué espera de su periodo de residencia?

JMB.- Creo que, al igual que todos, tengo muchas expectativas para esta etapa. La principal: aprender. Soy consciente de que la formación que tenemos es principalmente teórica y que llega el momento de adquirir habilidades prácticas, de saber cómo funciona un hospital y de aprender cuál es el mejor manejo de los pacientes, tanto a nivel clínico como humano. Además, creo que nos daremos cuenta de que la especialidad que hemos elegido es un mundo y que tendremos que emplearnos a fondo para seguir conociéndola día a día. Por otra parte, también supone conocer gente nueva, y para mí incluso el cambio de ciudad y el inicio de la independencia económica, con lo cual creo que es una etapa emocionante en ese sentido.

AS.- ¿Ve posible trabajar en algún momento en el ámbito de la Medicina Privada?

JMB.- Es algo que creo que no tiene mucho sentido plantearse en este momento. Mi intención es trabajar en la Sanidad Pública, donde creo que es posible contribuir a un beneficio que repercute en la mayoría de la sociedad y donde considero que alguien como yo puede aportar más. Pero, obviamente, el ejercicio de la Medicina Privada es una posibilidad igualmente respetable, y en una determinada situación de la vida puede ser una opción a considerar, o a la que recurrir si no se encuentran oportunidades en el sistema público que se adapten a las circunstancias vitales de cada uno. Obviamente, esto es algo que no puedo predecir, por lo que dicha posibilidad no es algo que pueda aceptar  o rechazar en este punto de mi vida.

«El ejercicio de la Medicina Privada es una posibilidad igualmente respetable»

AS.- ¿Se esperaba estar en el número uno o, al menos, en una buena posición?

JMB.- Durante la preparación sí veía que los resultados que iba obteniendo en los simulacros eran buenos, y aunque sabía que eso no garantizaba nada el día del MIR, iba satisfecho con mi trabajo. Cuando me enfrenté al examen, es cierto que me desilusioné bastante, porque ante un examen así creí que muchas de las preguntas que contesté con poca o nula seguridad serían erróneas. Luego, comprobé con la plantilla de respuestas provisionales que no había sido así y que el examen estaba en muy buena posición, aunque como he dicho al principio nunca te esperas ser el primero hasta que lo ves.

AS.- ¿Cómo preparó el examen?

JMB.- La preparación creo que ha sido muy similar a la de todos mis compañeros. Empecé durante el curso de 6º con la modalidad a distancia de mi academia y creo que eso supuso una ayuda tremenda para después, porque ya estaba muy familiarizado con el método y las últimas vueltas a la materia resultaron menos estresantes. Durante el intensivo, creo que, como los demás, estudiaba la mayor parte del día, practicaba preguntas test, iba a clase y hacía mis simulacros.

AS.- ¿Cree que dedicó más horas que sus compañeros o simplemente que afrontó mejor el examen?

JMB.- No considero que haya hecho mayor o menor esfuerzo que ninguno. Hay que tener en cuenta que también han jugado factores como el manejo del estrés, la estabilidad emocional durante la preparación y, por supuesto, la suerte de no sucumbir ante los nervios el día del examen. No hay que olvidar que el MIR es un “todo o nada” y, aunque no es absolutamente determinante, la suerte también es algo que puede jugar a favor o en contra de uno. Creo que sí me ha ayudado el afrontarlo con entereza a pesar de que era un examen complicado y que a todos nos sorprendió tremendamente.

4 Comentarios

  1. ADR says:

    Las primeras plazas coinciden con las mayores opciones de poder enriquecerse en la sanidad privada, sacrificando la equidad. Por eso la Atención Primaria no es la prioridad en la elección de plazas. Triste.

    • AJF says:

      La equidad no creo se sacrifique por eso, hay factores más importantes q la sacrifican. Y por encima de todo la libertad dd cada uno de hacer lo q quiera con su esfuerzo. Solo faltaría

    • Ap says:

      Las primeras plazas (derma) resulta que son las que menos explotacion tienen en el ambito publico, cualquier cirujano puede ganar más que un derma en la privada. Es simplemente que si puedes dormir en casa sin estar puteado en ña seguridad social con guardoas pagadas a precio de risa, lo haces. Y es perfectamente respetable no querer verse con 40 años y quemado del hospital

  2. AP says:

    Las primeras plazas (derma) resulta que son las que menos explotacion tienen en el ambito publico, cualquier cirujano puede ganar más que un derma en la privada. Es simplemente que si puedes dormir en casa sin estar puteado en ña seguridad social con guardoas pagadas a precio de risa, lo haces. Y es perfectamente respetable no querer verse con 40 años y quemado del hospital

Deja un comentario