Hospitales en contra de la recomendación de demorar estas intervenciones

La Fundación Jiménez Díaz descarta aplazar la cirugía de pacientes Covid con procesos inflamatorios

— Madrid 1 Sep, 2020 - 4:23 pm

El Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital Fundación Jiménez Díaz de Madrid, gestionado por el grupo sanitario Quirónsalud, ha liderado un estudio que “descarta la recomendación de aplazar la cirugía para abordar los procesos inflamatorios abdominales agudos por la Covid-19”.

Este ‘Estudio de los patrones de presentación de los procesos inflamatorios agudos quirúrgicos durante la pandemia por Covid-19’ (PIACO), que está liderado por el jefe del Servicio de Cirugía de la Fundación Jiménez Díaz, el doctor Héctor Guadalajara, concluye que “la cirugía sigue siendo la mejor opción terapéutica para abordar los procesos inflamatorios quirúrgicos agudos, incluso en la situación de pandemia generada por el Covid-19, que no afecta negativamente a la morbimortalidad de los pacientes operados”.

Héctor Guadalajara

Por tanto, esta investigación, recientemente publicado en la revistra British Journal of Surgery (BJS), diverge “con la recomendación actual de demorar los tratamientos quirúrgicos de los pacientes infectados por Covid-19, y con las publicaciones que comunican que estos pacientes asocian una mortalidad de en torno el 20 por ciento”, declara este hospital.

El proyecto del citado Instituto comenzó tras “la percepción por varios cirujanos de este centro de que, durante la crisis sanitaria provocada por la llegada de la Covid-19, acudían al mismo menos pacientes por procesos inflamatorios quirúrgicos agudos y que, además, las intervenciones derivadas de los mismos habían disminuido; y la coincidencia de su punto de vista con otros cirujanos de otros hospitales”, relatan desde la Fundación.

Un gran cambio de concepto

La conclusión de que “la infección por Covid-19 no incrementó la morbimortalidad de los pacientes operados” supone “un gran cambio de concepto, ya que, en el caso de confirmarse con más estudios, la recomendación actual también se modificaría y serían muchos los pacientes a nivel mundial que se beneficiarían de un tratamiento inmediato de su patología”, explica Héctor Guadalajara, que añade que, “por este motivo, antes de publicar este estudio, el editor del BJS envió los datos a la Organización Mundial de la Salud (OMS)”.