Industria farmacéutica Son resultados a largo plazo

Janssen presenta los primeros datos de respuesta inmunitaria de la vacuna preventiva del VIH

— Madrid 26 Jul, 2018 - 4:19 pm

La compañía Johnson&Johnson ha publicado los primeros datos de la respuesta inmunitaria a largo plazo de la vacuna preventiva basada en antígenos mosaico contra la infección del Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) que está desarrollando su grupo farmacéutico Janssen.

Paul Stoffels

Los datos, presentados en el marco de la Conferencia Internacional sobre el SIDA, que fue celebrada en Ámsterdam, apuntan a que en el estudio Approach de fase inicial se mantuvo “una respuesta sólida de anticuerpos contra el VIH en todos los voluntarios sanos que recibieron tratamiento con la vacuna inicial a las 96 semanas, un año después de la última vacunación”.

Los resultados a largo plazo se basaron en los datos iniciales de dicho estudio. Según el vicepresidente del Comité Ejecutivo y director científico de Johnson&Johnson, Paul Stoffels, el objetivo de la compañía que representa es “lograr un mundo sin VIH y, para eso, será necesario una vacuna preventiva”.

Son 30 años buscando la vacuna contra el VIH

La búsqueda de una vacuna contra el VIH comenzó en el momento en el que se descubrió el virus, hace 30 años. Sin embargo, debido a las propiedades únicas de este virus, como su diversidad genética global, es muy difícil encontrar una vacuna eficaz.

La vacuna basada en antígenos mosaico en investigación de Janssen está diseñada como una “vacuna global”, con el objetivo de prevenir infecciones provocadas por una amplia variedad de cepas de VIH-1 en todo el mundo que causan la pandemia. La vacuna contiene inmunógenos mosaico que se crearon con genes de varios subtipos virales.

Según los resultados del estudio Approach y otros estudios de fase inicial, en noviembre de 2017, Janssen y sus socios internacionales iniciaron el primer estudio de eficacia para una vacuna basada en antígenos mosaico.

Un ensayo en el que participarán mujeres africanas

El ensayo tiene previsto reclutar a 2.600 mujeres de entre 18 y 35 años de edad en cinco países del África subsahariana para determinar si la vacuna es segura y capaz de reducir la infección por el VIH en esta población, que se beneficiaría ampliamente de las nuevas medidas preventivas contra el VIH. Las participantes están siendo reclutadas actualmente en centros de investigación clínica de Sudáfrica, Malaui, Zambia y Zimbabue y en Mozambique está pendiente la autorización regulatoria para el estudio.

Deja un comentario