Política y Sociedad Previsión de IQVIA para 2019

La incertidumbre política tendrá en suspenso el mercado farmacéutico durante ocho meses

El taller para periodistas sobre ‘Tendencias del mercado farmacéutico español en 2018 y sus previsiones’, organizado por la compañía especializada en información de salud, IQVIA, ha adelantado que la incertidumbre que atraviesa el país en 2019, con múltiples citas electorales, supondrá un parón de, al menos, ocho meses para el mercado farmacéutico nacional.

Concha Almarza

Farmacia, hospitales y autocuidado

La directora general de IQVIA España y Portugal, Concha Almarza, explicó que el mercado farmacéutico total del país creció un 2,8 por ciento en 2018, con una cifra final de 19.988 millones de euros en valor, a Precio de Venta de Laboratorio (PVL). Este crecimiento se desglosó en un incremento del mercado en las oficinas de Farmacia del 1,72 por ciento, y del 3,9 por ciento en los Servicios de Farmacia Hospitalaria.

Con estas referencias, esta representante de la citada consultora se centró en el mercado de Farmacia, para dar la palabra al director de Offering, Data Supply and Client Services de IQVIA, Miguel Martínez Jorge, que, por su parte, puso el acento en los mercados hospitalario y de Consumer Health, también llamado este último del autocuidado.

Como primera reflexión, Concha Almarza destacó que el principal protagonismo en consumo de medicamentos corresponde en los últimos tiempos, precisamente, al mercado hospitalario, por ser el que genera más novedades, cuando antes, en el periodo 2015-2016, por ejemplo, esto era más frecuente en los otros dos pilares del mercado farmacéutico total, la farmacia “de calle” y los productos para el autocuidado de los ciudadanos.

Factores para subir y bajar

Respecto a los factores de crecimiento para el mercado farmacéutico, Almarza afirmó que los medicamentos de prescripción siguen el esquema establecido desde la promulgación del Real Decreto-ley 16/2012, que supuso una contracción mercantil de 2.400 millones de euros, con un estímulo al crecimiento favorecido por el envejecimiento poblacional y la cronificación de las patologías, vinculada a esa mayor longevidad.

Todo lo anterior posibilita, además, un crecimiento mercantil en función de la innovación terapéutica que representan los nuevos lanzamientos, a los que se suman, más recientemente, las terapias destinadas a tratar patologías antes desatendidas, como algunas enfermedades raras. Además, Almarza señaló el precio de los medicamentos como factor de reducción del mercado farmacéutico, lo contrario de lo que ocurre en Consumer Health, según matizó.

Pujanza en hospitalario

Sin que haya a la vista la desfinanciación de algún importante grupo de medicamentos, esta directiva de IQVIA estima que los genéricos ofrecen los mismos porcentajes de penetración en el mercado que en ejercicios anteriores, mientras que, por su banda, los biosimilares sí están llamados a modular el mercado hospitalario, con la particularidad, expresó, de que estas moléculas biológicas tienen capacidad para llegar a más pacientes, cuando se extingue la patente de sus fármacos de referencia y baja su precio.

La directora general de esta consultora cree que el mercado hospitalario está destinado a superar al de las oficinas de Farmacia, aunque ambos mantienen aún una diferencia del 49 y el 51 por ciento, respectivamente. Concretamente, el consumo hospitalario creció en 2018 un 3,9 por ciento, cifra contenida por la caída de los tratamientos para la hepatitis C, que en el periodo 2015-2016 llegaron a crecer al 37 por ciento.

Maraña regulatoria

Destacó igualmente Almarza que el mercado hospitalario crece, a pesar de que España va rezagada en la disponibilidad de los medicamentos de mayor peso, para Oncología, debido a la complejidad regulatoria y la maraña de decisores interpuestos entre el fármaco y el paciente, algo explicable porque el país tiene 17 sistemas sanitarios frente al único que posee Francia, puso como ejemplo, por lo que sugirió optar por una entidad parecida al NICE del Reino Unido, a la hora de agilizar los procedimientos de acceso a las nuevas terapias.

Farmacias sin innovación

Dado el trasvase que se produce de la dispensación comunitaria a la hospitalaria desde 2012, Almarza observó que los lanzamientos en oficinas de Farmacia apenas se incrementaron un 0,7 por ciento. No obstante, aclaró, aún hay clases terapéuticas muy sólidas, como los antidiabéticos, que crecieron un 8,9 por ciento en valor y un 2,8 por ciento en volumen, en las oficinas de Farmacia. Ello les permitió hacer una contribución del 39,7 por ciento en valor al crecimiento farmacéutico total de calle, dentro de una cuota de mercado del 10,4 por ciento.

Genéricos en pausa

Al tratar sobre la evolución mercantil de los genéricos, la directora general de IQVIA recordó que, en 2017, su consumo quedó por debajo de las marcas con patente extinta, un fenómeno que sucedió a la expansión que supuso la gran pérdida de patentes que se llevó a cabo a finales de 2016. De esta forma, desde el año siguiente, hubo menos moléculas susceptibles de tener genérico.

Así ocurrió, como relató Almarza, que a finales de 2017, los EFG experimentaron una recuperación que se vio confirmada en 2018, aunque su penetración quedó congelada en cifras de 2016, es decir, con un 39,9 por ciento en volumen y apenas un 21 por ciento en valor; con un comportamiento regional que varía según el interés que pone cada comunidad autónoma en aplicar la prescripción por principio activo (PPA), aunque exista una tendencia a la homogeneización.

Pese a lo anterior, esta representante de la consultora precisó que el 75 por ciento del consumo farmacéutico realizado desde las farmacias es no protegido, al estar compuesto tanto por genéricos como por medicamentos de marca con patente extinta (“generificados”), con perspectiva de aumentar. En lo tocante a la Orden de Precios de Referencia (OPR), considera que su montante de 60 millones de euros no supone un gran factor de distorsión en el mercado farmacéutico.

Concluyó Almarza con la confesión de que es francamente difícil hacer proyecciones de mercado en un año tan electoral como 2019 y que será más fácil, sin duda, calibrar el efecto del frío o el calor en las previsiones de mercado que despejar la incertidumbre política y su impacto en la venta de medicamentos.

Miguel Martínez Jorge

Mercado más dinámico

Miguel Martínez Jorge confirmó el mercado hospitalario como aquel en el que suceden más cambios, en términos de medicamentos. Como ejemplo de ello, habló de un crecimiento farmacéutico hospitalario que podría estar entre el 8 y el 9 por ciento, si no se contara la reducción que supone la caída del consumo de los tratamientos para la hepatitis C, gracias, recordó, al carácter curativo de los nuevos antivirales de acción directa.

Cifró Martínez Jorge el crecimiento en Oncología entre el 10 y el 15 por ciento, en 2018, debido a los diagnósticos precoces, los lanzamientos innovadores y el aumento de las poblaciones de pacientes tratadas. De esta manera, los 300 nuevos productos lanzados en los últimos cinco años ocupan el 36 por ciento del mercado total en hospitales, con un peso de la innovación que alcanza el 40 por ciento, del que un 10 por ciento ya corresponde a inmunoterapia, dado que las terapias dirigidas se mantienen en propuestas farmacológicas más clásicas, junto a un 16 por ciento del mercado farmacéutico hospitalario que es no protegido.

Futuro en biosimilares

El directivo de IQVIA estima que los biosimilares todavía no pueden compensar el empuje ascendente del mercado, efectuado por la cronicidad y el envejecimiento de la población, aunque puso el ejemplo de Rituximab, cuyos biosimilares ocuparon el 33 por ciento de penetracion a finales de 2018, gracias a que los hospitales cambiaron su política, lo que no impide, aclaró, que los biosimilares, en su conjunto, apenas representen el 3 por ciento de este mercado, que, junto al 7 por ciento de genéricos hospitalarios, suman un 10 por ciento.

Martínez Jorge cifró en 2.610 millones de euros el mercado oncológico, caracterizado por el lanzamiento de 54 nuevas moléculas desde el año 2011, de las cuales 11 llegaron en 2018. Sobre los tratamientos biológicos para las enfermedades autoinmunes (AIB), precisó que crecieron un 8 por ciento, especialmente por su consumo para Aparato Digestivo y Dermatología, con biosimilares de Infliximab ya consolidados a los tres años de su lanzamiento, tras crecer un 43 por ciento.

Dichas terapias AIB supusieron un consumo de 1.150 millones de euros, mientras que los tratamientos para la hepatitis C bajaron a los 863 millones de euros, y las terapias para la esclerosis múltiple se situaron en los 450 millones de euros.

Todo ello al tiempo que también fue importante el consumo en el resto del mercado hospitalario, atento a patologías de la retina o la atrofia muscular, entre otros problemas de salud de prevalencia reseñable. Destacó también este directivo que el perfil del consumidor de fármacos a través de hospital ya es en un 80 por ciento ambulatorio y paciente externo.

Autocuidado en espera

Martínez Jorge señaló que el mercado de Consumer Health es muy sensible a factores externos, un mercado actualmente situado en los 5.911 millones de euros, significativamente estancado en 2018, a pesar de haber crecido un 3 por ciento, cuyo mayor vigor mercantil se apreció en OTC, a pesar de que la climatología fue adversa para los productos solares ni permitió una compensación durante la campaña de la gripe.

Como rasgos de este mercado, este directivo precisó que las novedades se ciñen a extensiones de gama y producto dirigidos principalmente a fidelizar consumidores más que a captar nuevos clientes, aunque la tendencia hacia precios altos mantiene las ventas en positivo y confiere a las farmacias el aura de prestigio que siempre les ha caracterizado.

Añadió, además, Martínez Jorge que las oficinas suelen manejar entre 8.500 y 9.000 referencias de las 70.000 que hay en la actualidad, con un ticket medio que creció levemente en valor y volumen en el pasado año. También reseñó que el mercado de la Parafarmacia se situó en los 282 millones de euros, mientras que la venta de productos de farmacia a través de Internet aún no despegó por encima de los 130 millones de euros.

Con vistas a cuatro años

Almarza augura un crecimiento para el mercado farmacéutico total que oscilará entre el 2 y el 3 por ciento a cuatro años, aunque advirtió de que habrá que repasar la cifra en septiembre de este año; con la reflexión de que los modelos de relación en este mercado, especialmente en lo que toca a farmacias y hospitales, deberá contar con el concurso de todos los agentes sectoriales, ya que, no alberga dudas, las cosas nunca volverán a ser como fueron, según sentenció.