Política y Sociedad Llevan años esperando un convenio colectivo que estabilice su situación laboral

Los investigadores de fundaciones de Madrid se movilizan ante la pasividad de la Administración

La alta temporalidad, la discriminación salarial y la falta de respuestas por parte de la Consejería de Sanidad del Gobierno de la Comunidad de Madrid, a pesar de las promesas de regularizar su situación a través de la estatutarización y, más tarde, de la negociación de un convenio colectivo, han llevado a los profesionales de las Fundaciones de Investigación Biomédica (FIB) de la región a convocar movilizaciones en protesta por la falta de respuestas.

La primera de ellas se celebrará este jueves, 15 de marzo, en la Puerta del Sol de Madrid a las 13 horas, según explicó la secretaria general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarias de la delegación madrileña del sindicato Comisiones Obreras (CCOO Madrid), Rosa María Cuadrado, quien estuvo acompañada por la presidenta del Comité de Empresa de la FIB Hospital Puerta del Hierro y reciente premio nacional por la Academia Médico Quirúrgica Española, Raquel Castejón, y el presidente de la Asociación Nacional de Investigadores Hospitalarios, Juan Ángel Fresno.

En Madrid trabajan 1.225 investigadores y técnicos de apoyo en 10 fundaciones. De ellos, sólo 134 son indefinidos, por lo que 1.094 tienen contrato de obra y servicio. El porcentaje de temporalidad ronda el 90 por ciento, no cobran trienios y, debido a su carácter público, sufrieron los mismos recortes que el resto de trabajadores sanitarios y la consecuente pérdida adquisitiva.

Marcha atrás de la Consejería de Sanidad

Por ello, desde hace tres años, CCOO viene reivindicando una solución a su situación. En su momento, los investigadores propusieron pasar a pertenecer al régimen estatutario en los hospitales en los que trabajaban, puesto que era “la manera más sencilla de generar recursos a las Fundaciones”, según Juan Ángel Fresno, algo de lo que habitualmente estos organismos carecen.

La cartera sanitaria del Ejecutivo autonómico entendió “que era un buen método”; más tarde, sin embargo, decidió “que ese procedimiento no era válido” y propuso negociar un convenio colectivo en su lugar. “Es su propuesta”, recalcó el presidente de la Asociación Nacional de Investigadores Hospitalarios, que no entiende, por ello, que aún no se haya abordado, años después, a pesar de que en los presupuestos regionales se haya establecido ya un presupuesto propio de seis millones para las fundaciones y, por tanto, tengan autonomía para enfrentarse a mejoras en los salarios de los trabajadores.

“Todo este tiempo han estado mareando la perdiz y sin aportar ninguna solución”, criticó Rosa María Cuadrado, quien reconoció, sin embargo, que “se ha avanzado” en los últimos tiempos, dado que desde hace un año, un grupo de trabajo está trabajando específicamente en las condiciones laborales de estos investigadores. Esto no tendrá ningún efecto, recordó, si no se plasma en un convenio colectivo.

Madrid debe ser un ejemplo

La representante de CCOO considera “una falta de respeto” para todos los investigadores de las Fundaciones “que han creído en la buena voluntad de la Consejería” y en sus afirmaciones de que la investigación sanitaria es “un pilar para la comunidad”.

Así lo entienden también los presentes en el anuncio de las movilizaciones, que creen que la Comunidad de Madrid “debería ser ejemplo” de cómo tratar bien a los investigadores, que como recordó Raquel Castejón, participan activamente en los diagnósticos y tratamientos de los pacientes a pesar de que la sociedad tiene la impresión de que su trabajo es “muy hetéreo”.

Sin embargo, en el resto de comunidades autónomas la situación es la misma, a pesar de las “soluciones variopintas” que, según Fresno, se suceden en los territorios. “Tenemos al resto de comunidades mirando a ver qué ocurre en Madrid”, aseguró, en especial con la movilización de este 15 de marzo, la primera de otras si la Administración no atiende sus requerimientos.

Deja un comentario