Política y Sociedad Según pacientes y reumatólogos

Invertir en Sysadoas es mejorar la calidad de vida del paciente crónico de artrosis

— Madrid 20 Jul, 2020 - 4:25 pm

Especialistas en Reumatología y pacientes han destacado que “invertir en Sysadoas es mejorar la calidad de vida del paciente crónico” de artrosis, ya que, según los datos consulados, en España, hay siete millones de personas con esta patología y se espera que siga creciendo esta cifra debido al aumento de la esperanza de vida.

 

A dichas cifras se suma el hecho de que más del 50 por ciento de la población mayor de 65 años presenta algún tipo de artrosis, siendo una de las articulaciones más afectada la rodilla y tiene especialmente prevalencia en la mujer.

En la actualidad, el tratamiento farmacológico para esta enfermedad cubierto por la prestación farmacéutica del Sistema Nacional de Salud (SNS) se reduce a Sysadoas, analgésicos (incluidos los opioides) y AINES. No obstante, numerosos estudios advierten de que “el uso tanto de analgésicos como de AINES a largo plazo en pacientes con artrosis podría generarles importantes problemas de salud añadidos al tratarse de pacientes en su mayoría polimedicados y con comorbilidades”.

Todo ello conllevaría, además, “un grave empeoramiento de la calidad de vida de los pacientes, y un aumento directo del gasto sanitario”, apuntan los especialistas. Ante esta realidad, y “con limitadas alternativas de tratamiento terapéutico farmacológico”, resaltan que “los Sysadoas toman una especial relevancia para médicos y pacientes. Son una medicación de larga duración, que ha mostrado clínicamente reducir el dolor, la rigidez, y tiene un buen perfil de seguridad”.

Impacto de la desfinanciación

Para los profesionales sanitarios del ámbito de la Reumatología, “la mejora de la calidad de vida es una prioridad para pacientes y profesionales, que se muestran en total desacuerdo ante la posible desfinanciación de estos fármacos manifestada por el Ministerio de Sanidad, que podría dejarlos sin alternativa terapéutica y perjudicar seriamente a los colectivos más vulnerables”.

Respecto a la desfinanciación de los Sysadoas, tanto los pacientes como los reumatólogos explican que “supondría, además, un impacto muy negativo, dado que aumentaría el consumo de otros fármacos, con el consiguiente aumento de efectos adversos, hospitalizaciones, bajas laborales y, posiblemente, más prótesis”.

Por su parte, el jefe del Servicio de Reumatología del Hospital del Mar de Barcelona, el doctor Jordi Monfort, apunta que “la artrosis es la enfermedad más prevalente de las patologías del aparato locomotor y es un problema sociosanitario de primera magnitud”. Además, detalla que “las cifras hablan por sí mismas, ya que si hablamos de artrosis de rodilla, afecta a más de cinco millones en España”.

Los pacientes, actores principales

En cuanto al debate sobre los Sysadoas, este especialista remarca que “no deben obviar a los principales actores, que son los enfermos; desde el primer momento, deben estar en la mesa de negociación y deben tener opinión, voz y voto”.

En esta misma línea, la directora del Instituto Poal de Reumatología de Barcelona, la doctor Ingrid Moller, subraya que “el beneficio de los Sysadoas es indiscutible y estos pacientes, además, no tienen los efectos secundarios que pueden producirse con analgésicos o con antiinflamatorios de otra índole que precisan para controlar el dolor y para controlar la disfunción”.

Las asociaciones europeas están “alarmadas”

En este contexto, importantes asociaciones españolas de pacientes, como el Foro Español, la Asociación Española Con la Osteoporosis y la Artrosis (AECOSAR), Conartritis, la Alianza General de Pacientes, la Liga Reumatolóxica Galega, conjuntamente con la Fundación Internacional de Artrosis (OAFI), realizaron distintos manifiestos explicando “por qué sería contraproducente que se tomaran dichas medidas”.

Además de las citadas asociaciones españolas, las europeas que colaboran en el Grupo Internacional De los Pacientes con Artrosis son la Asociación Italiana de las Personas con Enfermedades Reumatologicas y Raras de Italia (APMARR), la Asociación Francesa por la Lucha contra los Reumatismos (AFLAR), la Liga Portuguesa Contra las Enfermedades Reumaticas (LPCDR) y ReumaNederland de Holanda.

Estas organizaciones también están “alarmadas” por esta situación y piensan que “efectuar estos recortes sanitarios significaría atacar la calidad de vida de los pacientes con artrosis, no se reduciría el gasto de la Cartera Básica de Servicios del SNS y Farmacia, sino más bien al contrario, aumentaría, ya que se generarían más bajas laborales, se reduciría la productividad, aumentaría el gasto en prótesis y el consumo de otros fármacos, como los AINES y opioides, con más efectos adversos, etcétera”.

Más diálogo con los pacientes

Respecto al caso en España, las asociaciones europeas apuntan que fue “un ejemplo en ofrecer este tratamiento a este colectivo tan vulnerable”, y manifiestan su “más profunda preocupación sobre esta situación y el hecho que no se ofrezca una alternativa terapéutica a los pacientes de artrosis”.

Por este motivo, las asociaciones de pacientes españolas y europeas piden que “haya diálogo con los pacientes y todos juntos podamos llegar a una solución”. En total, las citadas asociaciones representan a alrededor de 30 millones de pacientes. Asimismo, anuncian que están a la espera de ser recibidas por el ministro de Sanidad, Salvador Illa.