Industria farmacéutica Según un estudio presentado en un simposio de Novo Nordisk

La intervención temprana e intensiva es “necesaria” para el control de la diabetes tipo 2

— Madrid 13 Jul, 2020 - 12:23 pm

La intervención temprana e intensiva es “necesaria” para el control adecuado de la diabetes tipo 2, según constata el estudio ‘¿Cuándo empieza la diabetes? Detección e intervención tempranas en diabetes mellitus tipo 2‘, publicado en la Revista Clínica Española y que se presentó en un simposio organizado por la compañía farmacéutica Novo Nordisk, con motivo del Congreso de la Sociedad Española de Diabetes (SED).

Según el director de esta investigación, el doctor Fernando Gómez-Peralta, que es miembro de la Unidad de Endocrinología y Nutrición del Hospital General de Segovia, “el punto de partida de la diabetes tipo 2 se encuentra antes del nacimiento, en la programación intraútero, y en la programación genética. Si bien, la genética no es la causa única, también contribuyen los hábitos de vida”.

Para este especialista, “cuanto antes hagamos frente a la enfermedad, mejores serán los resultados. Y sabemos que hacen falta muchos años para ver beneficios. Por tanto, la intervención temprana e intensiva es imprescindible si queremos que esta pandemia deje de progresar”.

Respecto a la intervención temprana, Fernando Gómez-Peralta explicó que “no debe ser solo una intervención científica y médica, tenemos que sacar la diabetes del hospital, del centro de salud. Hay que ir a los colegios para empezar a prevenirla, con la educación alimentaria, y a los centros de trabajo para detectarla. Hemos fracasado muchas veces en las estrategias de detección porque lo queremos hacer en la consulta médica”.

Intensidad del tratamiento

Sobre la intensidad del abordaje, este especialista señaló que “un tratamiento intensivo no debe estar basado en objetivos que se pusieron hace años y que tienen que ver con la presencia actual de complicaciones, sino que tenemos que intentar prevenirlas décadas antes. Esto se puede conseguir con un tratamiento intensivo que busque la normalidad en los objetivos de glucemia desde las fases iniciales de la enfermedad”.

Para definir estas estrategias más tempranas, intensivas y personalizadas de tratamiento, junto al diagnóstico bioquímico, hay que tener en cuenta parámetros genéticos y clínicos. “No hay que olvidar que la diabetes tipo 2 aumenta de forma alarmante, con el consiguiente aumento de la morbimortalidad y el impacto económico. Solo en nuestro país, de los casi seis millones de españoles con este tipo de diabetes, un 43 por ciento (2,3 millones) no están diagnosticados”, apuntaron los investigadores en este simposio de Novo Nordisk.