Política y Sociedad Los sindicatos, de acuerdo con la medida anunciada por Isabel Díaz Ayuso

Insuficiencia presupuestaria de Madrid para equiparar a médicos de Primaria con Hospitalarios

La mayoría de sindicatos integrantes de la Mesa Sectorial de Sanidad de Madrid, a excepción del de Enfermería (SATSE Madrid), ha mostrado, en declaraciones realizadas a Acta Sanitaria, su “acuerdo absoluto” con las equiparaciones salariales de los facultativos de Atención Primaria a los de Hospitalaria, pero consideran “insuficiente” la dotación económica de 35,9 millones de euros, de los 82,67 millones de euros anunciados por la presidenta del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en la reunión mantenida en la víspera.

En este punto concreto, y por tratarse de un tema que no afecta al colectivo de Enfermería, SATSE Madrid no muestra su opinión al respecto. Por su parte, el secretario general de la Federación de Empleados de Servicios Públicos de la delegación madrileña del sindicato Unión General de Trabajadores (FESP-UGT Madrid), Julián Ordónez, indica que “la equiparación de los salarios de los médicos es algo con lo que estamos completamente de acuerdo y mucho ha tardado”, ya que “no es normal que haya salarios desiguales en Atención Primaria y Atención Hospitalaria”.

Sin embargo, dicho portavoz sindical remarca que “otra cosa es el reparto de eso 82,67 millones”, al considerar que “79 millones se los llevan los doblajes, con los que nosotros siempre estamos en contra, porque lo que nosotros queremos es contratación y este es el modelo de peonadas de los hospitales, sobre el que estamos totalmente en contra”.

Además, Julián Ordóñez añade que “lo que ya no puede ser de recibo es que solamente vaya dirigido ese dinero a los doblajes de médicos de Familia, un poco para las enfermeras y para el resto de categorías, nada de nada. No es razonable y está dividiendo a los equipos”. Con este anuncio efectuado por Isabel Díaz Ayuso, “se ha creado una tensión añadida en el resto de profesionales que no son facultativos dentro de la Atención Primaria”.

Intentar frenar la huelga

Respecto a los motivos que llevaron a Díaz Ayuso a tomar esta medida, el secretario general de la FESP-UGT Madrid coincide con Comisiones Obreras (CCOO) en que puede que se quiera “frenar y quitarle fuerza a la huelga que tienen convocada” en Atención Primaria para este lunes, 28 de septiembre. A su vez, concreta que “será en la Mesa Sectorial donde negociará si es así o no o se hace otro reparto”.

Desde CCOO se muestran “absolutamente de acuerdo con esa equiparación” porque argumentan que se viene pidiendo “desde hace mucho tiempo”, alegando que “esa es una de las razones por la cuales los médicos se marchan de la Comunidad de Madrid a otras comunidades autónomas, ya que la diferencia salarial llegaba hasta casi los 6.000 euros, diferencia que hay entre un médico de Familia y uno de Especializada”.

En cuanto al reparto de la inversión, este sindicato detalla que “más del 50 por ciento de los 82,67 millones de euros para tres años, unos 50 millones, se va a dedicar solo a eso, las subidas salariales de los facultativos”. En consecuencia, subraya que “el resto de millones no van a cubrir todas las necesidades de actualización que tiene la Atención Primaria”, así como que “el resto de categorías, como Enfermería y administrativos, cuentan con un dinero muy escaso para cubrir necesidades ancestrales”.

En este baile de cifras, CCOO matiza que el cálculo de los 35,9 millones de euros “no es tal” y “no es cierto”, porque “falta añadir el salario de los 250 interinos y los complementos que tienen contemplados en el capítulo 1 referido a los sueldos de personal”. Por lo tanto, según las cuentas realizadas por esta organización sindical, “no van a ser cerca de 40 millones, sino próximos a los 50 millones para pagar a los facultativos”.

Dotación de profesionales

Por su parte, el sindicato médico madrileño Amyts asegura que “el plan es escaso y llega tarde. La Atención Primaria necesita mucho más que un incremento retributivo, lo principal es dotarla de profesionales suficientes para dar una atención de calidad, que dé satisfacción a las necesidades asistenciales. Necesitamos, al menos, 750 médicos de Familia y 200 pediatras”.

De esta forma, dicha organización sindical, de la que es secretario general, Julián Ezquerra, manifiesta que “lo anunciado por la Comunidad de Madrid es un primer paso al que damos la bienvenida, aunque es claramente insuficiente debida a la situación urgente y agónica que vive la Atención Primaria y el SUMMA 112”. Por ello, recuerda que “a petición de los profesionales, y hasta que no tengamos propuestas más concretas, seguirá adelante la huelga“.

En la misma línea de valoración de la medida comunicada por Díaz Ayuso, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) manifiesta su satisfacción por “el incremento retributivo anual de 5.757,24 euros, que de forma lineal beneficiará, aproximadamente, a 5.000 profesionales médicos”, por considerar que “es de justicia, como hemos venido reclamando desde hace años tras constatar las diferencias retributivas que hay con otras comunidades autónomas”.

“Desprecio” a otras categorías

No obstante, dicho sindicato considera que “el acuerdo al que se ha llegado supone un desprecio a las categorías de personal no sanitario y no facultativo, que se queda fuera de cualquier incremento pese a que han dado la cara en los momentos más duros de la pandemia desde hospitales y centros de salud”.

Según el balance que hace CSIF Madrid, el incremento retributivo de 2,5 millones de euros para la Enfermería, destinado a retribuir las cartillas sanitarias por tramos de edad, supone un incremento para la Enfermería de 57 euros al mes, de media, o lo que es lo mismo, 690 de media anual. “Pero este incremento no afecta a todos los trabajadores por igual, ya que dependerá del número de cartillas asignadas”, puntualiza. Asimismo, apunta que “el acuerdo soluciona la cuestión de las prolongaciones de jornada, pero solo en Atención Primaria”.