Política y Sociedad en un informe, aNTE LAS BARRERAS EXISTENTES FRENTE A LA MEDICINA PERSONALIZADA DE PRECISIÓN

El Instituto Roche evidencia las carencias del sistema sanitario digital de España

El último informe de la Fundación Instituto Roche ha evidenciado las carencias del sistema sanitario digital de España, trabajo que se titula ‘Propuesta de recomendaciones para la transformación digital del sistema sanitario para la incorporación de la Medicina Personalizada de Precisión‘ y que aborda aspectos esenciales de la Sanidad e incluye 50 recomendaciones distribuidas en cinco áreas prioritarias.

Estos consejos basados en la experiencia mejor fundada, buscan cambiar el modelo asistencial español con plenas garantías para los pacientes, una tarea para la que resulta fundamental lograr la transformación digital con un sistema de información, compartido entre todos los territorios, de cara a poder gestionar la atención sanitaria y la investigación de nuevos fármacos, de principio a fin, y siempre desde los fundamentos de la Medicina Personalizada de Precisión.

Federico Plaza

Generosidad y concreción

El vicepresidente de la Fundación Instituto Roche, Federico Plaza, explicó que la transformación del sistema sanitario supone un cambio de cultura organizativa que debe basarse en herramientas tecnológicas y datos con implicación directa en la generación de conocimiento.

Como continuidad al informe presentado, previo a la pandemia de la Covid-19, este directivo anticipó que dicho trabajo cuenta con las aportaciones de un panel de 13 especialistas de la máxima competencia en sus respectivas áreas de actividad.

Este es un bagaje técnico acrecentado, además, por su extrema generosidad al compartir sus conclusiones, dentro de unas exposiciones que se ven enriquecidas, señaló Federico Plaza, por los testimonios y acotaciones realizadas por otra docena de expertos y sus argumentos de enorme peso científico.

Testigos de cambio

Agradeció Plaza, al presidente de la Sociedad Española de Farmacogenética y Farmacogenómica (SEFF), el doctor Adrián Llerena, su labor como patrono de esta Fundación y elogió los avances del proyecto Medea, que implementa las tecnologías de Big Data en el Servicio Extremeño de Salud (SES), dado que representa una vía innovadora en el objetivo de tender a terapias cada vez más individualizadas con directa atención a las posibles reacciones adversas que pueden darse con el uso de algunos fármacos.

Distinguió este ponente también los conocimientos del director del Área de Bioinformática de la Fundación Progreso y Salud, el doctor Joaquín Dopazo, también colaborador en este informe, en materia de biología de sistemas, así como presentó al director de planificación del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid, Pablo Serrano, como referencia necesaria en el manejo de información útil para los pacientes, mientras que, en referencia al presidente de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), el doctor Álvaro Rodríguez-Lescure, también resaltó su gran interés por la integración de datos en cáncer, el uso de la Inteligencia Artificial (IA) y los nuevos algoritmos en Oncología Médica.

Invertir más que gastar

Para Plaza, este informe llega en un momento muy oportuno para acreditar que la Medicina Personalizada de Precisión evita dar palos de ciegos en aquellos pacientes que comparten una misma base genética, pero que precisan un diagnóstico molecular certero.

Todo para llegar a un interpretación correcta de los datos que permita disponer de un diagnóstico preciso y un consecuente mejor uso de los recursos sanitarios. Según este directivo, el conocimiento de las bases reales de la prevención y la enfermedad no solo permite gastar menos, sino, también, invertir mejor.

Ello para poder optar a mejores perspectivas de vida con un trasfondo de rentabilidad para el sistema sanitario. Aplicar, por tanto, esta Medicina del futuro, que ya empieza a ser presente, es, para Plaza, garantizar resultados que aportan mayor estabilidad a la existencia de las personas y redundan en una mayor productividad y riqueza para el país.

Adrián Llerena

Cambio de paradigma en marcha

Adrián Llerena disertó sobre un nuevo tipo de formación digital para los profesionales sanitarios, para que puedan emplear en sus cometidos los enormes repositorios de información clínica que existen en el sistema sanitario, repositorios que deberán servir, antes que tarde, según observó, para que las decisiones clínicas tengan cada vez más fundamento y precisión.

Tal como refirió Llerena, este cambio de paradigma mueve hacia un tipo de Medicina basada en la información, con el objetivo de traspasar el concepto de promedios en las dosificaciones de las terapias de los pacientes en función de sus propias características.

Ello en una línea, esbozó este ponente, bastante iluminada por las aceleradas experiencias acumuladas desde que empezó la pandemia de la Covid-19. Sobre el proyecto Medea, estima que, desde hace ocho años, ayuda a personalizar las prescripciones de los pacientes en Extremadura.

Joaquín Dopazo

Dentro y fuera de España

Joaquín Dopazo explicó que la Unión Europea (UE) contempla tres áreas de actuación al amparo de la actual legislación, para disponer de un acceso compartido y seguro de la información en un sistema de lagos, y no de charcos, en alusión a los actuales repositorios. Anima, también, a incluir a investigadores españoles en proyectos internacionales para no quedar fuera de juego en los grandes programas de innovación terapéutica.

Pablo Serrano

Por una cogobernanza efectiva

Pablo Serrano defiende la gobernanza y el liderazgo a instancias del distintos Ministerios, además del de Sanidad, junto a las Administraciones de las comunidades autónomas, para llegar a una cogobernanza efectiva a la que se sumen los pacientes y los profesionales sanitarios.

Álvaro Rodríguez-Lescure

Disparidad geográfica y funcional

Álvaro Rodríguez-Lescure afirmó que esta nueva forma de atender a los pacientes está en su arranque y que, lo que es una situación favorable de partida, se ve ensombrecida por la heterogeneidad brutal que se observa en los distintos territorios.

Todo ello con el ejemplo de que algunas comunidades autónomas tienen incluso hasta distintas historias clínicas digitales en su seno, cuando muchas veces no pasan de ser meros sistemas de procesamiento de contenidos más o menos afortunados.

Ante esta carencia de una estrategia nacional única, similar a la de otros países tan diversos, como Francia, Estonia, Reino Unido y Australia, argumentó Rodríguez-Lescure que es factible aplicar el mismo criterio en España, si se cuenta con la visión política que lo haga posible, dentro de un cambio cultural que convertirá los gastos sanitarios en inversiones imprescindibles para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

Talento, formación y especialización

Dentro de las necesidades a cubrir en esa estrategia, el presidente de la SEOM habló de crear un plan que defina las competencias de los expertos en salud digital, a través de nuevos perfiles ubicados en las ciencias de los datos, además de sumar informáticos médicos y bioinformáticos capaces de gestionar la información y sin olvidar a los especialistas en seguridad de sistemas.

Ante las cinco áreas de mejora del modelo asistencial y de Salud Pública, apuesta Rodríguez-Lescure por salir de los silos de información estanca para acceder a los datos de interés recogidos en todo el mundo, dentro de una actividad en la que la herramienta capital debe ser la historia clínica interoperable que permita disponer colectivamente de los todos los datos que se requieran para fundamentar las decisiones médicas, con integración también con el mundo sociosanitario, atención a la cronicidad, la fragilidad y el envejecimiento, empoderamiento y humanización.

La Medicina del futuro

Durante el turno de preguntas, el genetista Françesc Palau expuso como necesidad tener en cuenta la complejidad biológica que entrañan las pruebas de secuenciación tanto del genoma completo como de alguna de sus partes, al existir muchas veces riesgos de interpretaciones erróneas.

Todo ello dado que la ómica en su conjunto, razonó Françesc Palau, tiene múltiples implicaciones visibles en las enfermedades monogénicas, como los riesgos de recurrencia según diagnósticos preimplantacionales, por ejemplo, en los que datos y patogénesis no son siempre unívocos, aseveró, por lo que las figuras del biólogo y el biólogo genetista serán los llamados a comprender en su conjunto todas esa complejidad biológica.

Cerró este encuentro la directora gerente de la Fundación Instituto Roche, Consuelo Martín de Dios, para quien ya resulta inaplazable implementar la salud digital con total seguridad para los pacientes y los profesionales sanitarios, a partir de la incorporación de la Medicina del futuro, que no puede ser otra cosa que Personalizada y de Precisión.