Política y Sociedad Sostenibilidad, eficiencia e innovación son valores compartidos en el encuentro

Innovación, profesionales sanitarios y pacientes, claves del Pacto por la Sanidad

La Asociación Española de Derecho Farmacéutico (ASEDEF) ha celebrado el acto de apertura del II ciclo de seis nuevas mesas de debate en torno al Pacto de Estado por la Sanidad que, bajo el título ‘Nuestra contribución al pacto de Estado por la Sanidad: Innovación y sostenibilidad, claves de la sanidad del futuro’, puso de relieve que pacientes, profesionales sanitarios e innovación eran los pilares fundamentales del mismo.

El encuentro, celebrado en el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF), fue introducido por el presidente del mismo, Jesús Aguilar, y contó con la presencia, entre otros, de miembros de sociedades científicas, laboratorios, presidentes de Colegios de Farmacéuticos, etc., del presidente de ASEDEF, Mariano Avilés; el exsubsecretario de Sanidad, Julio Sánchez Fierro, quien fue el encargado de sustituir a la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, a través de la lectura de un discurso elaborado por ella misma; el expresidente de la Comisión de Sanidad del Congreso, Mario Mingo, y el viceconsejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Fernando Prados.

El acto fue moderado por Mario Mingo y relatado por Diego Martínez, de ASEDEF. “Sostenibilidad, eficiencia e innovación son valores que hoy nos reúnen en esta sala y que serán elementos básicos para trazar consensos en un pacto esencial”, destacó Jesús Aguilar en la apertura del acto y dio la palabra al Mariano Avilés, quien señaló que “comenzar una segunda parte del ciclo del Pacto de Estado por la Sanidad supone, primero, reconocer el eco positivo que ha tenido la anterior convocatoria de ASEDEF y, en segundo lugar, comprender que todos los esfuerzos son pocos cuando los partidos políticos coinciden en la necesidad de alcanzar ese pacto, debiendo limar connotaciones políticas”.

Los retos actuales para la óptima Sanidad del futuro

“Que los partidos políticos sepan alcanzar este pacto de Estado por la Sanidad demostraría que, en los grandes asuntos de Estado, como es la Sanidad Pública, los políticos están a la altura de lo que se les demanda”, añadió Avilés. Para el presidente de ASEDEF, “en el título de la conferencia, Ana Pastor utiliza dos términos que definen perfectamente a lo que nuestros representantes públicos deben enfrentarse: por un lado, lo retos, que suponen una apuesta por la Sanidad pública y, por otro, el futuro de la misma”.

Asimismo, Avilés se refirió a los Pactos de la Moncloa de 1977, la Constitución Española de 1978 y los Pactos de Toledo de 1995 como “modelos de consenso alcanzados en nuestro país que debemos tomar como referentes para trasladar a la realidad en un gran acuerdo por la Sanidad”. En su opinión, “un nuevo modelo de financiación, mejora de la equidad entre las Comunidades Autónomas, desarrollo de la gestión clínica, reconocimiento del rol que tienen las innovaciones, coordinación de la asistencia sanitaria, mejora de la ordenación profesional incidiendo en la formación permanente e impulsando la investigación, desarrollo e innovación”, son cuestiones que deben tenerse en cuenta para llegar al Pacto por la Sanidad.

El presidente de ASEDEF destacó también retos que se señalaron en el libro que se presentó en el Senado en septiembre de 2018 e indicó que “los nuevos objetivos que surjan en las próximas sesiones se plasmarán en otro libro que se presentará en el Congreso de los Diputados en septiembre de este año”. Avilés finalizó su intervención agradeciendo la labor de los patrocinadores Abbot, Gilead y Roche, “sin cuyo apoyo sería imposible la labor de ASEDEF”.

El Congreso, escenario en el que debe moverse el Pacto por la Sanidad

Por su parte, Mario Mingo comentó que “durante cerca de nueve meses del año pasado, ASEDEF construyó una gran aventura en defensa del Pacto de Estado por la Sanidad con los senadores que más habían trabajado porque este posible pacto viera la luz, convirtiéndose el Senado en el campo de juego del primer ciclo de conferencias en torno al Pacto de Estado”. Finalizada esa fase, “creemos que ahora es el Congreso el escenario en el que nos debemos mover, por lo que lo comentamos con la presidenta del Congreso, quien aceptó con mucha generosidad”, añadió y dio la palabra a Julio Sánchez Fierro quien dio a conocer el discurso de Ana Pastor con el título ‘Retos de Futuro de la Sanidad Pública’.

Julio Sánchez Fierro y Mariano Avilés

“En el ciclo anterior se debatieron aspectos generales que debían figurar en el Pacto por la Sanidad, por lo que corresponde a este segundo ciclo profundizar en determinadas cuestiones estratégicas de abordaje imprescindible para que nuestro sistema sanitario siga en posiciones de vanguardia en el mundo”, señaló Sánchez Fierro, que leyó el discurso de Ana Pastor y pasó a comentar los elementos que a la presidenta del Congreso le gustaría que “sirvieran para hacer una reflexión acerca de los principales retos a los que debe enfrentarse la Sanidad pública, así como las posibles soluciones que se puedan aconsejar”.

De entre estos objetivos propuestos por Pastor, se destacó “la necesidad, por parte de la Sanidad pública, de acordar las medidas necesarias que garanticen su sostenibilidad y su futuro, que no sean puntuales ni cortoplacistas”. Para la presidenta del Congreso es necesario “un giro estratégico en consonancia con el cambio del paradigma sanitario que estamos viviendo y que confluye con el fin de una organización sanitaria y gestión asistencial excesivamente centradas en los procesos agudos y en la atención hospitalaria, dando paso a cuidados de larga duración, patologías crónicas y un papel mayor de la medicina preventiva”.

El papel de la innovación en una Sanidad pública para todos

Es en este nuevo contexto “donde hay que analizar los problemas y proponer las soluciones”. En esta línea, “de esta ambiciosa agenda destacan los siguientes temas: la innovación y su incorporación a la cartera de servicios, la posición de los pacientes y la renovación en la política de recursos humanos”. De todos ellos, “la inversión en investigación y desarrollo está dando grandes frutos y pacientes y profesionales sanitarios están muy atentos a las posibilidades que ofrecen las nuevas terapias, en especial pacientes graves que ahora aspiran a fármacos, productos y métodos que hace un tiempo eran impensables”, se extrajo del discurso de Pastor.

Su intervención continuó refiriéndose al desarrollo y acceso a las terapias innovadoras que “nos obligan a debatir sobre varios puntos. La necesidad de medir la innovación; la creación de una agencia evaluadora independiente similar al instituto nacional para la excelencia en salud inglés (NICE) o mantener varias agencias; ser restrictivos ante la innovación o abiertos a ella; ser clásicos en los criterios de precios o financiación o apostar por otros nuevos; inclusión o no de nuevas terapias en las carteras de servicios; asumir los costes de éstas mediante los presupuestos autonómicos o no, etc.”

En su comparecencia leída, Pastor mencionó que, a su juicio, “para elegir la senda correcta, es necesario consensuar criterios para medir el grado de innovación de una nueva terapia antes de su introducción en el sistema y que van apareciendo métodos para ello, como el creado por la Universidad de Alcalá por encargo del Ministerio de Sanidad, pero que no ha llegado a incorporarse o un sistema que nace de la comisión permanente de Farmacia, que determinará el valor terapéutico adicional de medicamentos, la toma de decisiones en cuanto a su precio y la valoración sobre su inclusión en la prestación farmacéutica”. El segundo criterio mencionado es que “las tecnologías sanitarias sean objeto de evaluación permanente y no solo durante su aprobación”.

Refuerzo del papel de los pacientes y mejor gestión de recursos humanos

En la lectura de la intervención de Ana Pastor, Sánchez Fierro subrayó la Ley de Cohesión y Calidad 2003 y la creación de la red de agencias en 2012 como “iniciativas que demuestran que es necesaria la unificación, pero cuyos resultados no parecen haber sido muy satisfactorios, por lo que se pide una agencia evaluadora independiente similar al NICE”. Al hilo de la innovación, se hizo mención a la revista Horizonte que señala que “para 2020 contaremos con más de 900 principios activos nuevos”, para ilustrar que “el ritmo de la innovación “no cesa” y que, “tras la ola de los biológicos y los biosimilares ha llegado la era de los CAR-T”.

En su discurso, Pastor también hizo alusión a la necesidad de “reforzar el papel de los pacientes en el Sistema Nacional de Salud (SNS), no como un gesto sino como un derecho colectivo”. Como último bloque de desafío que afecta a los profesionales sanitarios señaló la “necesidad de reformas en recursos humanos y limar diferencias entre las distintas comunidades autónomas”.

“Estamos ante una agenda llena de retos, pero estoy convencida de que pueden lograrse con el consenso y manteniendo a los pacientes, los profesionales sanitarios y la innovación, como pilares fundamentales del pacto”, concluyó el discurso de la presidenta del Congreso.

 

Deja un comentario