Roche presenta nuevos datos sobre Perjeta en una forma agresiva de cáncer de mama

Según el estudio APHINITY, presentado en el congreso anual de ASCO

Guardar

La compañía farmacéutica Roche ha informado de que tratar el cáncer de mama inicial HER2 positivo -una forma agresiva de la enfermedad, que afecta aproximadamente a una de cada cinco pacientes con este tumor- tras la cirugía añadiendo el anticuerpo monoclonal pertuzumab (Perjeta) al tratamiento con trastuzumab (Herceptin) y quimioterapia, es "más eficaz" para evitar que el cáncer reaparezca de forma invasiva.

Sandra Horning. Sandra Horning.

Ello según los resultados del estudio de Fase III Aphinity, que Roche y el Grupo Internacional de Cáncer de Mama (BIG), el Equipo de Estudio Europeo del Cáncer de Mama (BrEST) y la Fundación Frontier Science (FS) presentaron en la reunión anual de la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica (ASCO), celebrada en Chicago.

Según Roche, el uso conjunto de los dos anticuerpos redujo el riesgo de recaída de enfermedad invasiva o muerte en un 19 por ciento de las pacientes, frente a sólo Herceptin y quimioterapia. A los tres años, el 94,1 por ciento de las mujeres tratadas con el esquema que incluía pertuzumab no habían experimentado una recaída de la enfermedad, frente al 93,2 por ciento del grupo que sólo recibió Herceptin y quimioterapia.
Datos "muy prometedores"
Según señala la Chief Medical Officer y responsable de Desarrollo Global de Productos de Roche, Sandra Horning, "con pertuzumab se consigue una mejoría respecto a un beneficio que ya era muy elevado gracias a Herceptin. Trabajaremos con las autoridades sanitarias para poner esta nueva opción al alcance de los pacientes".

Por su parte, el presidente del German Breast Group, el doctor Gunter von Minckwitz, afirma que "estos primeros datos son muy prometedores. Dado que el seguimiento a los pacientes llegará a los diez años, confiamos en que futuros análisis arrojen aún más luz sobre el papel del tratamiento basado en pertuzumab en cáncer de mama HER2 positivo precoz".

Según el presidente del Grupo GEICAM de Investigación en Cáncer de Mama, el doctor Miguel Martín, "estamos curando cada vez más enfermas. Tenemos el ejemplo de trastuzumab, que incrementó la tasa de curas a largo plazo en un 12-15 por ciento, lo cual es muchísimo aunque va a parecer poco. Ahora tenemos pertuzumab, cuyo efecto a largo plazo todavía no es conocido pero sí sabemos que a corto aumenta el porcentaje de curaciones. Llegarán otros medicamentos y seguiremos trabajando para lograr la tasa de recaída cero en esta enfermedad".

La presidenta del grupo SOLTI, la doctora Eva Ciruelos, admite el reto que suponía superar los datos del tratamiento sólo con trastuzumab y señala que "en la enfermedad precoz es difícil mejorar lo que ya hemos conseguido. Tenemos tasas de supervivencia al décimo año del 80-84 por ciento", hecho que ve reflejado, "no sólo en las pacientes que han participado en los ensayos clínicos sino también en datos que vamos obteniendo en nuestra práctica clínica".
Participación española en el estudio
En definitiva, los datos difundidos en ASCO revelan que la estrategia adyuvante -posterior a la cirugía- con dos anticuerpos monoclonales "aportó ventajas al conjunto de la población del estudio, reduciendo especialmente el riesgo en las pacientes con afectación de ganglios linfáticos o con receptores hormonales negativo".

Asimismo, Roche señala que en el estudio Aphinity la Oncología española aportó un elevado número de pacientes a través de hospitales integrados en los grupos cooperativos de investigación GEICAM (31 centros sanitarios) y SOLTI (nueve centros).