Roche desarrolla nuevos test que detectan las mutaciones de la variante Ómicron

clasificada por la OMS como "preocupante"

Guardar

La compañía farmacéutica Roche y TIB Molbiol, una filial recientemente adquirida dentro de la división Roche Diagnostics, ha añadido tres kits de prueba de uso exclusivo en investigación (RUO) para la detección de las mutaciones presentes en la nueva variante B.1.1.529 Ómicron SARS-CoV-2: VirSNiP SARS Spike ins214EPE (RUO), VirSNiP SARS-CoV-2 Spike S371L S373P (RUO), VirSNiP SARS Spike E484A (RUO).

La Organización Mundial de la Salud (OMS) clasificó la variante del SARS-CoV-2, Ómicron (B.1.1.529), como "una variante de SARS-CoV-2 preocupante (VOC)". Los kits de variantes VirSNiP permiten diferenciar las mutaciones únicas presentes en la variante Ómicron en comparación con otras del SARS-CoV-2 y son para su uso en los analizadores LightCycler y cobas z 480.

Thomas Schinecker

Utilizando una tecnología llamada qPCR (reacción en cadena de la polimerasa a tiempo real), pueden ayudar a los investigadores a mejorar la detección de variantes y la investigación sobre el virus. Estos test son de los primeros en abordar el número de mutaciones únicas de la variante Ómicron.

"La pandemia de Covid-19 sigue siendo una situación compleja y en evolución, y Roche está comprometida a responder a los mayores desafíos de la atención sanitaria. Los equipos de TIB Molbiol han trabajado sin descanso desde que surgió la nueva variante, y hoy podemos ofrecer una prueba que puede identificar específicamente la nueva variante B.1.1.529 Ómicron SARS-CoV-2 para ayudar a comprender mejor su propagación y comportamiento", señala el CEO de Roche Diagnostics, Thomas Schinecker.