Novo Nordisk lanza Saxenda, un tratamiento frente a la obesidad que actúa sobre el apetito

Aumenta la sensación de saciedad

Guardar

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
La compañía farmacéutica Novo Nordisk ha lanzado al mercado español liraglutida 3.0 mg, un tratamiento que interviene directamente en los mecanismos de control del apetito, aumenta la sensación de saciedad, ralentiza el vaciado del estómago y, según la compañía, reduce el hambre con una toma al día por vía subcutánea.

"En España se estima que más de la mitad de la población mayor de 18 años tiene obesidad. Según los últimos datos recogidos por la Encuesta Europea de Salud, en nuestro país un 53% de las personas mayores edad está por encima de su peso recomendado; en concreto, un 36% tiene sobrepeso y un 17%, obesidad", afirma NovoNordisk, justificando así el lanzamiento de su tratamiento.

El director del Departamento de Endocrinología y Nutrición de la Clínica Universidad de Navarra, el doctor Javier Salvador, explica que "hay que conseguir que la persona cambie su pauta alimentaria hacia una alimentación equilibrada y con un balance calórico negativo, combinándola con la realización de ejercicio físico, si bien sabemos que no suele resultar sencillo".

"La experiencia de años tratando la obesidad nos muestra que el fracaso es la norma general a largo plazo, por lo que los clínicos habituados a tratar la obesidad aplaudimos la llegada de fármacos como liraglutida 3.0 mg., ya que consideramos que  va a tener una repercusión en el control de estos pacientes", apunta el doctor Salvador.
Actúa en los puntos críticos
En esta misma línea, la jefa del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Gregorio Marañón de Madrid y secretaria general de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), la doctora Susana Monereo, observa en liraglutida 3.0mg. "una herramienta terapéutica de primer nivel para tratar la obesidad, ya que actúa sobre los puntos críticos del tratamiento de la obesidad que están en torno al hambre y la saciedad".

Monereo afirma que "hasta la fecha, el único tratamiento farmacológico para tratar la obesidad del que disponíamos en España hasta la llegada de liraglutida 3.0 mg., actúa induciendo el bloqueo de la absorción intestinal de parte de la grasa que se ingiere, pero no interviene en los mecanismos del hambre y de la saciedad, un factor imprescindible en el tratamiento para la pérdida de peso".